Desarrollo económico local

Festival de la aceituna le da una mano a las comunidades jordanas ante la crisis de refugiados

Como parte de los esfuerzos de la OIT para apoyar a las comunidades más afectadas por la crisis de los refugiados sirios en Jordania, la edición 2014 de la Feria de las aceitunas y otros productos rurales de Irbid reunió a agricultores y empresas locales para presentar los productos y explorar nuevas maneras de desarrollar la industria de la aceituna.

Artículo | 21 de noviembre de 2014
IRBID, Jordania (OIT Noticias) – Una feria de tres días de duración dedicada a las aceitunas se celebró en la Gobernación de Irbid, en el norte del país, hasta el jueves (20 de noviembre). La feria congregó a cientos de residentes, empresarios, representantes del gobierno y de organizaciones no gubernamentales para exponer los productos locales de la aceituna y sus derivados provenientes de los olivares y de los productores.

Financiada por la OIT y organizada por el comité de desarrollo local de la Gobernación de Irbid y la Dirección de Agricultura de Irbid, esta edición 2014 de la Feria de las aceitunas y otros productos rurales destacó la importancia de la industria de las aceitunas para la economía rural a fin de estimular a los jordanos a incrementar el consumo de aceitunas y de los productos derivados.

“La importancia de esta Feria tiene origen en la importancia del sector (de las aceitunas)”, declaró Akef Al-Zoubi, Ministro de Agricultura de Jordania durante la ceremonia de apertura. “Además, la feria se beneficia del apoyo de organismos internacionales, que proporcionan a Jordania asistencia en momentos en que el país alberga refugiados (sirios)”.

La feria de la aceituna es parte de los esfuerzos más amplios desplegados por la OIT y sus socios dirigidos a apoyar a las comunidades más afectadas por la llegada de refugiados sirios al país. Por consiguiente, la OIT colabora con el comité de desarrollo local de Irbid y su Dirección de Agricultura para ayudar a las comunidades a incrementar la calidad y la cantidad de la producción de aceitunas y de sus derivados.

“Estamos apoyando la resistencia económica de estas gobernaciones para que puedan enfrentar mejor el impacto de la crisis (de los refugiados)”, afirmó Jean-Francois Klein, Director Regional de los Servicios de Programación de la OIT en los Estados Árabes. “La crisis tiene repercusiones sobre todo en los empleos (y) en el deterioro de las condiciones de trabajo. La OIT ha estado trabajando con las partes interesadas a fin de apoyar iniciativas dedicadas a los medios de subsistencia, sobre todo en el sector agrícola”. La OIT decidió apoyar el sector de las aceitunas basándose en una evaluación participativa de la cadena de valor realizada junto al comité de desarrollo local.

La feria ofreció a los agricultores locales, propietarios de las almazaras, ingenieros agrícolas y otras instituciones la oportunidad de colocar sus productos a escala comercial y sirvió como plataforma donde las partes interesadas podían examinar oportunidades de negocios y maneras para desarrollar aún más este sector.

“A través de este festival, esperamos sensibilizar a los agricultores sobre cómo garantizar la calidad y la cantidad de la producción del aceite de oliva”, declaró Ali Abu Nokta, responsable de la oficina de Irbid de la Dirección de Agricultura y director de la Feria.

 
Filas de quioscos exponían una gran variedad de productos, desde diferentes tipos de aceite de oliva y aceitunas frescas hasta platos y jabones a base de aceitunas, además de las herramientas y las máquinas utilizadas para la producción del aceite de oliva.

“La feria es una iniciativa extraordinaria, podemos mostrar nuestros productos nacionales y su calidad”, afirmó Zakaria Al Ilwani, uno de los agricultores que participó en la feria. “También nos permite mostrar la riqueza de nuestro país, los productos de nuestra tierra y nos estimula a hacerlo mejor”.

Fatima Obaidat, quien también participó a la feria, dijo que el sector de las aceitunas ofrece buenas oportunidades de trabajo para las mujeres. “La situación económica es agobiante y por este motivo es necesario llegar a las mujeres de nuestra comunidad y enseñarles como convertirse en mejores productoras no (sólo) consumidoras”, agregó.

El segundo día de la feria se llevó a cabo un curso técnico que permitió a los agricultores y a los propietarios de las almazaras discutir sobre los desafíos que plantea y las oportunidades que ofrece el sector de las aceitunas de Irbid. El debate se concentró principalmente en las mejores prácticas y en la gestión integrada del cultivo de aceitunas. Durante el taller, la OIT presentó las conclusiones de la evaluación de mercado del sector de las aceitunas de Irbid, la cual analiza la demanda del mercado, los desafíos comerciales y las oportunidades que los diversos actores pueden aprovechar.

Según el Centro Nacional de Investigación y Extensión Agrícola de Jordania, un ente gubernamental dedicado a la investigación agrícola, alrededor de la mitad de los 17 millones de olivos del país se encuentran en el norte de Jordania. En Irbid, los olivos constituyen el 95 por ciento de todos los árboles productivos. La gobernación produce entre 60.000 y 80.000 toneladas de aceitunas al año, y entre 8.000 y 12.000 toneladas de aceite de oliva al año en 50 almazaras.

La OIT trabaja además con los agricultores en Mafraq, una comunidad que acoge a los refugiados, a fin de desarrollar el sector de los tomates, que ha sido identificado como una fuente importante de ingresos para la comunidad, sobre todo para las mujeres.