Derechos laborales

Camboya da los primeros pasos hacia la protección de los trabajadores del entretenimiento

En Camboya, un nuevo reglamento para los trabajadores del entretenimiento constituye un intento sin precedentes en la región de reducir el estigma y la discriminación presentes en el sector.

Reportaje | 10 de noviembre de 2014
© Peter Caton
PHNOM PENH (OIT Noticias) – Sopheap es una mujer de 35 años, casada y madre de dos niños pequeños. Nació en una familia pobre, con seis hermanas y hermanos, en la provincia de Kandal, en la periferia de Phnom Penh, la capital de Camboya.

Sopheap tiene un nivel de instrucción bajo, pero descubrió tener un talento para el canto. En 2007, comenzó a trabajar como cantante profesional para eventos privados como fiestas de matrimonio o de cumpleaños, ambas celebraciones muy populares en Camboya.

Sin embargo, su situación económica empeoró el año pasado. Su esposo ahora vive en el exterior y ella no sólo tiene que mantener a sus dos hijos, sino también a sus tres hermanas, dos hermanos y una sobrina.

El poco dinero que ganaba en las fiestas ya no era suficiente, así que decidió convertirse en una trabajadora del entretenimiento. Este término se aplica a una serie de personas que trabajan en los hoteles, restaurantes, hosterías, salones de karaoke, discotecas, cervecerías, casinos y centros de masajes, entre otros lugares.

Sopheap actualmente trabaja en una cervecería y un salón de karaoke cerca del aeropuerto de Phnom Penh. Su trabajo consiste en invitar y guiar a los clientes al bar, conversar y beber con ellos, y cantar karaoke.

“Por lo general, trabajo desde las seis de la tarde hasta la medianoche, pero a veces tengo que quedarme hasta más tarde si todavía hay clientes. Cada tres días, tengo que trabajar desde las 10.30 hasta las 4:30 p.m. y luego regresar al trabajo a las 7:30 p.m. y permanecer hasta la medianoche, a veces más tarde”, explicó.

Sopheap casi no ve a su familia porque tiene sólo dos días libres al mes. Ausentarse más del trabajo con frecuencia significa pagar “multas” y ver su ya exiguo salario reducirse aún más.

Abordar desafíos difíciles

“Los trabajadores en este sector están expuestos a una serie de problemas de salud y seguridad y con frecuencia enfrentan un riesgo mayor de infección por el VIH”, explicó Chuong Por, coordinadora nacional de la OIT en Camboya para el VIH y la igualdad de género. Ella destaca además los numerosos casos en que las mujeres son obligadas a abortar para poder seguir trabajando, sobre todo cuando se trata de trabajo sexual”.

Sin embargo, la situación está mejorando lentamente. A principios de este mes, Camboya presentó un nuevo reglamento ministerial sobre “las condiciones de trabajo, la seguridad laboral y las reglas relativas a la salud y la seguridad en el trabajo de las empresas y establecimientos de servicios de entretenimiento”.

Los esfuerzos de Camboya son históricos, tienen repercusiones en un sector donde la mayoría de los gobiernos no ofrecen una protección adecuada."
Yoshiteru Uramoto, Director Regional de la OIT para Asia y el Pacífico
Este nuevo reglamento, adoptado por el Ministerio de Trabajo y Formación Profesional, aborda algunos de los numerosos problemas que enfrentan los trabajadores del entretenimiento, incluyendo malas condiciones de seguridad y salud en el trabajo, falta de información sobre prevención de accidentes y enfermedades profesionales, niveles elevados de violencia y acoso sexual, jornadas laborales excesivamente largas, salarios bajos y consumo forzado de alcohólicos. Además, el reglamento insta a erradicar el trabajo forzoso y hace frente a las violaciones de los derechos comunes en ese sector, como la imposición de multas, la retención del salario y los abortos forzados.

“Los esfuerzos de Camboya son históricos, tienen repercusiones en un sector donde la mayoría de los gobiernos no ofrecen una protección adecuada”, afirmó Yoshiteru Uramoto, Director Regional de la OIT para Asia y el Pacífico, en una declaración emitida después que el nuevo reglamento fuera anunciado oficialmente.

“El nuevo reglamento ministerial tiene la finalidad –entre otros objetivos– de mejorar las relaciones laborales en la industria del entretenimiento así como sensibilizar al público. Los próximos pasos serán: fortalecer el desarrollo de las capacidades de los inspectores del trabajo para aplicar mejor el nuevo texto y sensibilizar a los propietarios y a los empleados de las empresas del entretenimiento a través de la educación y la formación”, explicó Ith Samheng, ministro del Trabajo y de la Formación Profesional de Camboya.

Este acuerdo es el resultado de extensas negociaciones tripartitas facilitadas por la OIT, que involucraron también a organizaciones no gubernamentales. La OIT además ayudó a elaborar una serie de programas sobre los lugares de trabajo del sector, que ponen especial atención en la seguridad y la salud en el trabajo, los derechos laborales y la igualdad de género.

“Aún cuando han surgido preguntas sobre cómo puede ser aplicada una ley de este tipo, la realidad es que este es un primer paso para mejorar los derechos laborales básicos de las mujeres y hombres que hasta el momento no habían estado protegidos por las leyes y reglamentos de Camboya”, señaló Richard Howard, especialista regional de la OIT sobre VIH y sida para Asia y el Pacífico.

El ejemplo de las promotoras de las marcas de cerveza

Sar Mora participó a algunas de las discusiones en calidad de Presidente de la Federación de trabajadores de la alimentación y los servicios de Camboya (CFSWF). Mora espera que el nuevo reglamento logre mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores del entretenimiento, pero advierte que aún queda un largo camino por recorrer antes de que el texto sea implementado. El sector del entretenimiento generalmente es poco transparente y prevalece el trabajo informal, lo cual impide que los trabajadores hagan valer sus derechos.

Los miembros de nuestra organización están listos para aplicar este nuevo reglamento ministerial."
Engkakada Danh, director general de la CAMFEBA
“Los progresos serán lentos, pero en algunos ámbitos ya hemos logrado mejorar las condiciones de los trabajadores del entretenimiento. Por ejemplo, las mujeres que trabajan promoviendo las marcas de cerveza ahora se benefician de una mayor protección. Creamos un número de emergencia al cual pueden llamar en caso de abuso por parte de los clientes ebrios”, explicó Mora.

Los empleadores también recibieron favorablemente la medida. “Los miembros de nuestra organización están listos para aplicar este nuevo reglamento ministerial en colaboración con las otras partes interesadas a fin de mejorar la salud y las condiciones de trabajo de los trabajadores”, afirmó Engkakada Danh, director general de la Federación de empleadores y de asociaciones de empresas (CAMFEBA).

Ahora que el reglamento fue anunciado oficialmente, es necesario intensificar los esfuerzos con los socios tripartitos de la OIT y las partes interesadas, incluyendo a las ONG, para que sea una realidad en la vida cotidiana de los trabajadores del entretenimiento como Sopheap. Es de esperar que el nuevo reglamento sirva también de ejemplo de buena práctica para los países vecinos.