Recuperación después del conflicto

Sri Lanka: La OIT ayuda a las víctimas de la guerra a reconstruir sus vidas

Los pescadores que perdieron sus barcos durante los 26 años de guerra civil en Sri Lanka regresaron al mar. Los agricultores están aprendiendo a incrementar la producción y las viudas de guerra dirigen empresas. Un mirada panorámica sobre un proyecto de la OIT que ayuda a las víctimas del violento conflicto.

Reportaje | 2 de enero de 2013
IRANAIMATHA NAGAR, Sri Lanka (OIT Noticias) – Mientras el sol matutino se refleja en las aguas cristalinas del Lago Poonakary, los pescadores recogen su última pesca de cangrejos en un paisaje lleno de serenidad que contrasta con los años sombríos de la terrible guerra civil de Sri Lanka.

La mayor parte de los habitantes del distrito septentrional de Kilinochchi fueron desplazados durante los 26 años del conflicto que perjudicó y destruyó muchas empresas, incluyendo las pesquerías.

Cuando regresaron a sus viviendas en 2009, tuvieron que comenzar desde cero. Sus embarcaciones y sus aparejos de pesca habían desaparecido.

“Perdimos todo con la guerra. Sólo nos quedó la vida”, dijo Alosias Savin de 39 años.

Pero ahora retomaron sus actividades. La cooperativa de pescadores Iranaithivu Iranaimatha Nagar recibió barcos de una ONG y una subvención para restaurar su pesquería.

La subvención forma parte del proyecto LEED de Emancipación local a través del desarrollo económico de la OIT (en inglés). El proyecto es financiado por Australian Aid y tiene el objetivo de promover la emancipación económica y el trabajo decente de las comunidades más vulnerables y las más afectadas por los conflictos.
Perdimos todo con la guerra. Sólo nos quedó la vida."


La necesidad más apremiante de la cooperativa en este momento es disponer de más embarcaciones, y está por recibir una donación de 20 barcos que fueron construidos en un astillero establecido gracias al proyecto LEED.

El establecimiento emplea a ocho personas y tiene la capacidad de construir 80 barcos al año. Neil Marine, con base en Colombo, una importante empresa constructora de barcos en fibra de vidrio, cuenta con un experto en la construcción naval para formar a los jóvenes afectados por la guerra.


Ayudar a las mujeres a encontrar empleo 

Uno de los componentes del proyecto LEED está dirigido a ayudar a las viudas de guerra que se quedaron sin ninguna fuente de ingreso después que sus esposos murieron en la guerra civil.

El proyecto apoya la Iranaimatha Nagar Co-op en la construcción de una planta procesadora de cangrejo, así como una guardería para facilitar el empleo de las mujeres del lugar. Una empresa privada, Taprobane Sea Foods, ya se comprometió a comprar la pulpa de cangrejo procesada.

El proyecto LEED también ha ayudado a algunas mujeres a crear o recuperar pequeñas granjas, vender su producción o establecer pequeños negocios.

Selva Malar Indrakumar, 45 años, perdió a su esposo en 1991 y fue desplazada 15 años después con su único hijo. En la actualidad, ella contribuye a administrar la Sociedad de desarrollo rural de mujeres que recibió una subvención de la OIT a fin de ayudar a las mujeres a vender el arroz que cultivan a un precio fijo.

En el vecino distrito Vavuniya, 200 mujeres recibirán media hectárea de tierra, matas de papaya jóvenes y formación sobre cómo cultivarlas. Esta iniciativa fue inspirada por un proyecto piloto en el cual 34 agricultores cultivaron con éxito una variedad híbrida de papaya roja (red lady) de alto rendimiento.

Chandrabalasinham Shanmugam, 57 años, uno de los agricultores que participó en el proyecto piloto, fue desplazado dos veces durante la guerra civil. Cuando regresó definitivamente, de su hacienda sólo quedaban las paredes. Con la ayuda de una subvención de la OIT, inició a cultivar berenjenas, plátanos y cacahuetes, y en la actualidad, desde que cultiva papaya, ha duplicado sus ingresos.