Un sueño hecho de ladrillos y cemento

La construcción se ha convertido en un sector clave en la reconstrucción de Haití después del devastador terremoto de 2010. Existe una gran demanda de trabajadores de la construcción, pero las calificaciones escasean.

Reportaje | 27 de agosto de 2012
Odette Buzy, gracias a la OIT, es ahora formadora en obras de construcción
PUERTO PRÍNCIPE, Haití (Noticias de la OIT) - “Durante mi infancia, nuestra familia nunca tuvo una vivienda que pudiéramos llamar nuestra. No teníamos el dinero para construirnos una”, dijo Odette Buzy, una de las pocas mujeres que trabajaban en el sector de la construcción en Haití.
De niña, Buzy soñaba trabajar en la construcción, para un día poder construir un hogar para su familia. En la actualidad, su sueño se ha convertido en realidad.

Buzy es una de las 20 graduadas del curso “Formación de Formadores,” un curso de la OIT sobre la construcción resistente a los terremotos. Después de recibir su certificado de formadora, ella comenzará a formar trabajadores en técnicas de construcción antisísmicas a través de un proyecto que acaba de iniciar en la capital, Puerto Príncipe.

La construcción, un sector clave

“El sector de la construcción es el motor económico de Haití. A través de programas de formación que están vinculados con la inserción en el mercado laboral, la OIT está apoyando activamente el crecimiento económico y promoviendo el programa de trabajo decente en el país”, declaró Antonio Cruciani, Coordinador de la OIT en Haití.

Haïti: Hechos y Cifras
  • En junio 2012, más de dos años y medio después del terremoto, se estima que 400.000 personas continúan viviendo en las carpas en las cercanías de Puerto Príncipe.
  • Según cálculos del gobierno, sólo 6 de cada 1.000 trabajadores en el mercado laboral poseen un diploma o certificado en un campo técnico o profesional.
  • Desde el terremoto, cerca de 32 por ciento de la ayuda financiera (más de 504 millones de dólares) ha sido invertido en el sector de la construcción.
  • En 2010, el sector de la construcción generó 27,8 por ciento de dólares, que representan casi 10 por ciento del PIB.
  • Se estima que las inversiones cada vez mayores en el sector de la construcción en Haití generarán 3.590 millones de dólares adicionales para 2015.
El Proyecto 16/6, financiado por múltiples donantes a través del Fondo de Reconstrucción de Haití y bajo la dirección de Haití designada por el Presidente, está siendo ejecutado por la OIT, el PNUD, la UNOPS y la OIM.

Debido a los extensos daños causados por el terremoto, la demanda del mercado laboral en el sector de la construcción ha crecido de manera considerable a lo largo de los últimos dos años.

Para hacer frente a estas carencias, han sido invitadas empresas y trabajadores de otros países con calificaciones técnicas y administrativas en la construcción, incluyendo la República Dominicana y Brasil. Sin embargo, esta solución no es sostenible.

El componente de la OIT en el Proyecto 16/6 tiene como objetivo abordar el déficit de calificaciones y la promoción del desarrollo económico.

La OIT formará un total de 60 formadores y 1.500 trabajadores en los próximos dos años en técnicas de antisísmicas basadas en las normas. Estos trabajadores calificados serán contratados por UNOPS para emprender la construcción de más de 1.000 viviendas en los barrios del Proyecto 16/6.

Aprender a reconstruir Haití


En colaboración con sus socios en Haití, la OIT ha desarrollado un plan de estudios específico en la lengua criolla haitiana , titulado APRAS: Apprann Pou Rebati Ayiti Solid (Aprender a reconstruir una Haití más fuerte).

"Vamos a recapacitar a nuestra gente", Léon Ronsard St-Cyr
Entrevista al Ministro del Empleo y Asuntos Sociales de Haiti sobre las necesidades de la gente haitiana (Junio 2012)
Los manuales de formación APRAS son principalmente ilustrativos, utilizando imágenes claras y colores para explicar cada paso de la construcción.

Además de los módulos sobre albañilería, carpintería, y metalistería, los materiales de formación incluyen temas como la salud y la seguridad en el trabajo, planificación y diseño operativo, desarrollo de empresas y dirección de obras.

El plan de estudios también destaca la necesidad de utilizar materiales de calidad. La ausencia de este tipo de materiales es citado con frecuencia como la causa principal de una pérdida tan grande de vidas en el terremoto de 2010.

Los cursos de cinco semanas de formación se llevan a cabo directamente en las obras de construcción. Los participantes aprenden técnicas de construcción a prueba de terremotos antes de aprobar los exámenes finales y reciben un diploma certificado por el Ministerio de Obras Públicas y el Instituto Nacional para la Formación Profesional.

“Uno de los objetivos de la OIT en este proyecto es desarrollar las bases de una reforma del sistema nacional de formación profesional. El reconocimiento y validación de las competencias no sólo facilitan el acceso al mercado laboral, sino que también otorga un sentido de dignidad y valorización a los trabajadores que nunca antes han recibido un diploma”, explicó Julien Magnat, asesor técnico principal del Proyecto 16/6.

La experiencia adquirida gracias al Proyecto16/6 también ayudará a implementar la Estrategia de Formación para Haití del G20. En abril 2012, el Gobierno de Haití envió una carta oficial al Director General de la OIT solicitando que Haití se convierta en el país piloto para esta estrategia de formación en las Américas.

Amy Rhoades
Journalist and skills specialist