This story was written by the ILO Newsroom For official ILO statements and speeches, please visit our “Statements and Speeches” section.

El impacto de la exposición a los pesticidas en niños que trabajan en la agricultura

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) celebraron un evento durante la Conferencia (el 22 de junio a las 13:00) para poner de manifiesto el impacto de la exposición a pesticidas en los niños, en particular en los niños trabajadores. OIT EnLínea habló con Paola Termine, Especialista técnica de la OIT sobre trabajo infantil en agricultura, quien también es coordinadora de la Asociación para la cooperación internacional sobre trabajo infantil en la agricultura.

Article | 22 June 2011

La quinta reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Rotterdam se lleva a cabo en Ginebra entre el 20 y e 24 de junio. La Conferencia reúne a representantes de todo el mundo para discutir sobre pesticidas y químicos peligrosos. La agricultura es un sector muy dependiente del uso de pesticidas. Es también donde se encuentran muchos de los niños trabajadores del mundo. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) celebraron un evento (página web en inglés) durante la Conferencia (el 22 de junio a las 13:00) para poner de manifiesto el impacto de la exposición a pesticidas en los niños, en particular en los niños trabajadores. OIT EnLínea habló con Paola Termine, Especialista técnica de la OIT sobre trabajo infantil en agricultura, quien también es coordinadora de la Asociación para la cooperación internacional sobre trabajo infantil en la agricultura (en inglés).

¿Por qué la FAO y la OIT organizaron este evento especial?

El propósito principal del evento es despertar conciencia sobre el uso de los pesticidas y sobre la mayor vulnerabilidad de los niños que están expuestos a los mismos, que es sobre todo un tema relacionado al trabajo infantil peligroso en la agricultura. Es un problema que afecta tanto a los países desarrollados como a los en desarrollo, ya que los pesticidas son extensamente utilizados en la agricultura en todo el mundo. Los participantes al evento, que incluyen a la FAO, la OIT, la OMS, la UITA y a representantes nacionales de los sectores agrícola, medioambiental y de la salud, analizarán cómo mejorar la recolección de datos sobre la exposición a químicos peligrosos y cómo utilizar esta información para la elaboración de políticas. Por último, la idea es identificar sinergias entre las iniciativas dirigidas a mejorar la seguridad y salud en el trabajo, aquellas que apuntan a luchar contra el trabajo infantil, incluyendo la asociación internacional para la cooperación sobre trabajo infantil en la agricultura, y el Convenio de Rotterdam.

¿Qué es el Convenio de Rotterdam?

El “Convenio de Rotterdam sobre el procedimiento de consentimiento fundamentado previo aplicable a ciertos plaguicidas y productos químicos peligrosos objeto de comercio internacional” – mejor conocido como el Convenio de Rotterdam – fue adoptado en 1998 y entró en vigor en 2004. Su objetivo es proteger la salud humana y el medioambiente de los riesgos presentados por los pesticidas y los químicos industriales. El Convenio establece el derecho al conocimiento, en lo que concierne a la información relacionada con los químicos peligrosos que se comercian, y una capacidad de decisión respecto a si el país está preparado para administrar los riesgos y peligros inherentes a estos químicos. El Convenio de Rotterdam promueve la responsabilidad compartida y los esfuerzos conjuntos entre las partes que lo suscriben (hasta el momento, 143 partes han suscrito el Convenio) en lo relativo al comercio internacional de ciertos químicos peligrosos. En la actualidad, hay 40 químicos incluidos en la lista del Convenio. La Conferencia de las Partes decide sobre la inclusión de nuevos químicos en la lista.

¿Los niños son más vulnerables que los adultos a la exposición de sustancias tóxicas?

Sí, y por diversos motivos. Los niños tienen menor tolerancia a las sustancias tóxicas, ya que respiran, comen o beben más en relación a su peso corporal. Su capacidad de eliminar las toxinas también difiere de la de los adultos. La exposición a químicos peligrosos y pesticidas puede afectar seriamente su desarrollo físico y neurológico. Al mismo tiempo, los niños tienen una capacidad inferior a la hora de evaluar riesgos. Muchas veces pueden terminar jugando en, o cerca de, un área tratada con pesticidas porque se distrajeron o simplemente porque no fueron capaces de leer un cartel. Este problema se hace más evidente si tenemos en cuenta que los niños constituyen una parte importante de la fuerza de trabajo rural.

¿La agricultura es el sector más peligroso en este sentido?

La agricultura es uno de los tres sectores más peligrosos para trabajar a cualquier edad, ya sea en términos de muertes relacionadas con el trabajo, accidentes no mortales o enfermedades profesionales. Es aún más peligroso para los niños. Los números ayudan a poner el problema en perspectiva. De acuerdo con los últimos datos de la OIT, existen cerca de 215 millones de niños trabajadores en el mundo, de los cuales 115 millones están involucrados en trabajos peligrosos. Cerca de 59 por ciento (es decir, 68 millones) de los niños involucrados en trabajo infantil peligroso trabajan en la agricultura, la mayoría de ellos en países en desarrollo. Los pesticidas se encuentran entre los peligros más graves a los cuales están expuestos los niños y los adultos en la agricultura. Es fácil entender por qué disminuir los riesgos, promover lugares de trabajo más seguros y sanos y tecnología más segura, así como reducir de manera progresiva el uso de pesticidas, acercaría a los adultos al trabajo decente y mejoraría el bienestar de los niños.

¿Puede darnos ejemplos concretos sobre cómo los niños pueden estar expuestos a los pesticidas?

El ejemplo más evidente es el de los niños que trabajan en los campos rociando químicos. Pero existen otras situaciones peligrosas, por ejemplo, cuando las madres rocían pesticidas mientras cargan a sus bebés en la espalda, o cuando los niños lavan la ropa contaminada de sus padres o su equipo de protección y están expuestos a residuos tóxicos, o cuando se almacenan los pesticidas en el hogar. La mayoría de los niños están sujetos a la exposición ambiental de pesticidas mientras trabajan, viven cerca o pasan a través de campos fumigados.

¿Cómo puede contribuir el Convenio de Rotterdam a la eliminación del trabajo infantil?

Este evento que estamos organizando es una gran oportunidad para analizar cómo los instrumentos de la OIT (a saber el Convenio No. 138 sobre la edad mínima y el Convenio No. 182 sobre las peores formas de trabajo infantil, aunque también el Convenio 187 sobre el marco promocional para la seguridad y salud en el trabajo y el Convenio 184 sobre sobre la seguridad y la salud en la agricultura) pueden trabajar conjuntamente con el Convenio de Rotterdam para promover lugares de trabajo más seguros y saludables para todos los trabajadores, y ayudar a reducir la exposición de los niños a los pesticidas y químicos peligrosos. Existen muchas medidas que pueden producir cambios importantes. Por ejemplo, el Convenio de Rotterdam promueve el intercambio de información sobre químicos entre las Partes, y esta información puede ser agregada a la Lista de Trabajos Peligrosos que define a nivel nacional las tareas y oficios que están prohibidos paras los niños menores de 18 años. Prestarle una mayor atención a las sustancias que son peligrosas para los niños puede ayudar a protegerlos de la exposición a las mismas y contribuir a un ambiente sano para los niños.

El sector privado también tiene un papel que desempeñar al respecto, ofreciendo información transparente y formación relacionada a la promoción de lugares de trabajo más seguros a trabajadores y sindicatos. Sin embargo, la contribución más importante sería una mayor concienciación y colaboración para promover prácticas y tecnologías agrícolas más seguras, como la agricultura integrada y el control integrado de plagas, la reducción del uso de pesticidas y su eliminación progresiva, y el desarrollo de alternativas más seguras.

¿De qué manera la reducción del uso de pesticidas promueve el empleo juvenil en la agricultura?

Los jóvenes que han alcanzado la edad mínima para el empleo pueden trabajar en la agricultura sin peligro, siempre y cuando se garantice su seguridad y salud en el trabajo. Mediante la eliminación o sustitución de peligros como los pesticidas es posible ayudar a transformar el trabajo infantil peligroso de niños por encima de la edad mínima de trabajo, en empleo juvenil.