Día Internacional de las Cooperativas - 4 de julio de 2009

Cooperativas de trabajadores migrantes, una respuesta a la crisis

El tema del Día Internacional de las Cooperativas de este año se centra en las oportunidades para las cooperativas de contribuir eficazmente a la recuperación económica mundial en tiempos de crisis. En Indonesia, miles de trabajadores migrantes, víctimas de la creciente crisis económica y social, regresan a sus países de origen. Establecer una cooperativa es una opción para estos migrantes que retornan, como lo demuestra este informe realizado por Gita F. Lingga, funcionario responsable de la comunicación de la OIT en Yakarta.

Artículo | 3 de julio de 2009

MALANG, Java Oriental, Indonesia (OIT EnLínea) – La crisis económica y social mundial ha oscurecido los sueños de una vida mejor y mayores ingresos de muchos trabajadores migrantes.

Pero la historia de Waniti, una mujer de 38 años madre de tres hijos, demuestra que la crisis también puede puede ser transformada en nuevas oportunidades. La ex trabajadora migrante estableció una cooperativa específicamente diseñada y dirigida a ex trabajadores migrantes y a sus familias en Malang, una de las principales zonas de emigración de trabajadores en el país.

“Nunca antes había pensado en ahorrar o invertir en un negocio. Pero cuando regresé de Hong Kong hace algunos años, no sabía como ganarme la vida en mi aldea. No encontraba trabajo y no podía obtener un préstamo del banco para establecer un negocio por mi cuenta”, dijo Waniti.

Cuando entendió que la mayoría de las instituciones bancarias se rehusaban a tratar con clientes con bajos ingresos y pocos ahorros, decidió establecer junto a otros ex trabajadores migrantes una cooperativa llamada Koperasi. Desde 2005, KoperasiTKI Purna Citra Bumi Mandiri, se dirige al mercado potencial de los trabajadores migrantes con productos y servicios financieros adaptados a sus necesidades.

Junto a la OIT, a través de su Proyecto Migración Laboral Transfronteriza, la cooperativa expandió sus servicios al ofrecer cursos de formación en materia administrativa y SYB “inicie su negocio”.

“El acceso a la formación es esencial para los ex trabajadores migrantes, en especial en tiempos de crisis económica, para mejorar las habilidades empresariales, desarrollar la autonomía para generar ingresos y hasta crear trabajo para otros”, explicó Waniti.

“Trabajamos también con Seafast Centre, un proveedor de formación del Instituto de Agricultura de Bogor (IPB), para realizar cursos sobre seguridad y procesamiento de alimentos, y con la Oficina de Empleo del Distrito de Malang en Java Orienta, sobre hierbas tradicionales. Estos cursos de formación han estimulado a muchos ex trabajadores migrantes a iniciar su negocio”, dijo Muhamad Nour, Coordinador del Proyecto de la OIT en Java Oriental, Indonesia.

Según Muhamad, la OIT reconoce la importancia del papel de las cooperativas de trabajadores migrantes en las comunidades de migrantes para promover el uso productivo de las remesas, ya que la mayoría del personal de la cooperativa tiene su misma trayectoria y experiencia.

Financiado por el gobierno de Japón, el proyecto se centra en la base de conocimientos y búsqueda de políticas, sistemas estadísticos y de información, políticas nacionales y reformas institucionales, mejorar la cooperación bilateral, fomentar la capacidad para la buena gobernanza de los procesos migratorios y sistemas eficaces de remesas e inversiones productivas.

En la actualidad, la cooperativa ofrece una amplia gama de servicios, desde productos alimentarios y agrícolas hasta fertilizantes y micro crédito. Con un total de 29 miembros que cubren 100 familias migrantes, la cooperativa posee un activo de 130 millones de Rp (13.000 dólares). El número de afiliados continúa aumentado ya que se benefician del uso productivo de las remesas, crédito para salud y educación así como de actividades que generan ingresos. A partir del año pasado, la cooperativa fue formalmente registrada en la Oficina de Cooperativas del Distrito de Malang.

En tiempos de crisis, la cooperativa ha ampliado sus servicios, alcanzando el creciente número de trabajadores migrantes indonesios que regresan al país de origen.

“Como ex trabajadora migrante sé qué se siente cuando regresas a tu país sin saber qué hacer o cómo usar o invertirlos ahorros con sensatez. A través de esta cooperativa, nos gustaría ofrecer la cosa más importante en nuestras vidas: esperanza. Es por ello que continuamos a ofrecer información y asistencia necesarias para ex trabajadores migrantes sobre cómo ahorrar, invertir e iniciar su propio negocio”, dijo Waniti.

En Asia y el Medio Oriente, los trabajadores migrantes indonesios encuentran empleo sobre todo en la construcción, manufactura, plantaciones, agricultura, hotelería y catering, salud y trabajo de cuidado, incluso servicio doméstico. Entre estos sectores, construcción, manufactura, hotelería y catering han sido especialmente afectados por la crisis financiera global.

El Ministro de Trabajo y Transmigración de Indonesia, Erman Suparno, ha evidenciado la urgente necesidad de un mayor diálogo entre los países de origen y los de destino en lo que se refiere al impacto de la crisis sobre los trabajadores migrantes.

“Convenimos que los derechos de los trabajadores migrantes como seres humanos deben ser protegidos y promovidos para evitar las formas modernas de trabajo forzoso y prevenir la trata organizada de seres humanos”, dijo el Ministro Erman Suparno en su discurso ante los delegados en la 98a sesión de la Conferencia Internacional del Trabajo en Junio 2009. Agregó que los líderes de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN) comparten el mismo compromiso a este respecto.