Nuevo informe de la ONU sobre violencia contra los niños: la situación en el trabajo Tolerancia cero para la violencia contra los niños en el lugar de trabajo

La Organización de Naciones Unidas presentará esta semana a la Asamblea General un nuevo informe sobre la violencia contra los niños ( Nota 1). Una de sus secciones está dedicada a la manifestación de ese problema en el trabajo. El informe advierte que lo principal es adoptar una política de tolerancia cero con la violencia que afecta a los niños en el lugar de trabajo, incluyendo tanto a los trabajadores infantiles como a los que pudieran estar haciéndolo legalmente. El director del Departamento de Asociaciones y Cooperación para el Desarrollo de la OIT, Frans Roselaers, quien participó como miembro del comité editorial del nuevo informe, destacó que además de continuar avanzando en la eliminación del trabajo infantil, deben adoptarse medidas urgentes para detener la violencia contra los niños trabajadores.

Artículo | 12 de octubre de 2006

OIT EnLínea: Según se desprende del nuevo informe, uno de los desafíos globales a los que nos enfrentamos es la necesidad de hacer más visible la violencia de que son víctima los niños en el lugar del trabajo. ¿Por qué no se le ha dado hasta ahora una mayor prioridad?

Frans Roselaers:
Hasta la fecha, en los programas de lucha contra el trabajo infantil no se ha prestado gran atención a la violencia. No obstante, hemos venido estableciendo contactos con muchos programas vigentes relacionados con el trabajo infantil que se ocupan del abuso y la violencia. La mayoría de estos programas son pluridimensionales, pues abordan las causas económicas y culturales, la promoción de la educación y ocupaciones alternativas, y la movilización social a fin de cambiar las actitudes en torno a la admisibilidad del trabajo infantil.

OIT EnLínea: La experiencia nos enseña que, cuando se saca a los niños menores de edad de lugares de trabajo formales, suelen acabar en situaciones informales más peligrosas….

Frans Roselaers:
Esto ocurre si no existen disposiciones para reorientar las vidas de los niños. Entre las distintas intervenciones requeridas figuran las medidas legislativas y coercitivas, las iniciativas emprendidas con las familias y las comunidades para reducir la necesidad y la probabilidad de enviar a los niños a trabajar, la retirada de los niños de lugares de trabajo en los que estén expuestos a la violencia, riesgos y explotación, y la movilización social de la sociedad civil para promover el derecho de los niños a no ser tratados con violencia en el lugar de trabajo, y a acceder a una educación de calidad.

OIT EnLínea: Según el informe, no suele velarse por el cumplimento de la legislación relativa al trabajo infantil….

Frans Roselaers:
Más del 80 por ciento de los niños del mundo viven actualmente en países que han ratificado los dos Convenios clave de la OIT. Desde su adopción en 1999, el Convenio núm.182, que se centra en las situaciones más peligrosas y explotadoras en las que se pueden encontrar los niños, ha sido objeto de un rápido ritmo de ratificación, que a su vez ha contribuido a duplicar la tasa de ratificaciones del Convenio sobre la edad mínima, (núm. 138). Esto denota un importante consenso político y muchos gobiernos han procedido a revisar su legislación.

Por otro lado, siguen existiendo muchos obstáculos que entorpecen la aplicación de la legislación: uno de ellos es la falta de un sistema eficaz y universal de registro de nacimientos, otro es que los servicios de inspección del trabajo que ayudan a retirar a los niños de los lugares de trabajo de los países occidentales en vías de industrialización no suelen ser tan eficaces en el mundo en desarrollo. Sólo se puede velar por el cumplimiento de la ley si existe una reglamentación relativa a los lugares de trabajo, servicios de inspección, sanciones legales estrictas por el empleo de trabajadores menores de edad, y operaciones de represión contra actividades delictivas en las que estén involucrados niños junto con medidas para la rehabilitación de los niños.

OIT EnLínea: ¿Nos puede dar un ejemplo de aplicación eficaz?

Frans Roselaers:
Citaré el ejemplo del acuerdo concertado con los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en mayo de 2005 sobre la liberación y repatriación a sus países de origen de 3000 jóvenes empleados como jinetes de camellos y mozos de cuadra. Esta iniciativa muestra las funciones complementarias de las campañas y las organizaciones internacionales para poner fin a la trata y al empleo de niños en trabajos que entrañen abuso.

Otro buen ejemplo es el proyecto OIT/IPEC en Tanzanía que apoya a una ONG que identifica a los niños que han sido objeto de violencia física, psicológica e incluso sexual como los niños trabajadores del servicio doméstico y los lleva a un centro, en donde reciben orientación psicosocial, asisten a la escuela y reciben formación en competencias profesionales. Más tarde, puede que algunos de estos niños inicien su propio negocio con la ayuda de la OIT.

OIT EnLínea: ¿Podría explicar de qué manera la educación y la escolarización son elementos fundamentales para acabar con el trabajo infantil?

Frans Roselaers:
El acceso universal a la enseñanza es un elemento esencial para poner fin al trabajo infantil y a la exposición de los niños a la violencia en el lugar de trabajo. La educación básica debería ser obligatoria para todos los niños, por lo que se debería exigir en particular al Estado que aumente su inversión en la educación. Por ejemplo, en el Estado indio de Kerala y en Sri Lanka, los progresos encaminados a lograr el objetivo de la educación universal estuvieron vinculados a la retirada de los niños del trabajo a tiempo completo, pese a los pocos esfuerzos desplegados por aplicar la legislación sobre el trabajo infantil.

OIT EnLínea: …¿y con la violencia contra los niños?

Frans Roselaers:
La propia escolarización permite promover la autoprotección, la no violencia y la solución pacífica de los conflictos.

OIT EnLínea: ¿Cómo pueden protegerse los niños frente a la violencia?

Frans Roselaers:
Uno de los pasos más importantes para capacitar a los niños para escapar del trabajo explotador y evitar los abusos en el lugar de trabajo es facilitar su participación en programas encaminados a reducir y eliminar el trabajo infantil. Los niños y los jóvenes suelen ser los mejores defensores de sí mismos y se les debería dar un papel prominente como portavoces en su propio nombre ante los responsables políticos, empleadores, sindicatos, comunidades, legisladores, medios de comunicación y la sociedad en general.

OIT EnLínea: ¿Cómo podemos prevenir la violencia de que son víctima los niños?

Frans Roselaers:
Los programas de mayor envergadura como los Programas de duración determinada (PDD) de la OIT encaminados a eliminar el trabajo infantil abarcan una serie de intervenciones que van de la prevención, pasando por la retirada y la rehabilitación hasta la protección futura. Hasta ahora, más de 20 países han optado por este enfoque global, mientras que otros tantos países están preparando programas similares. Citaré el caso de Tanzanía, país que se ha propuesto reducir el número de niños implicados en las peores formas de trabajo infantil en un 75 por ciento. Una evaluación a mitad de periodo reveló que se estaban cumpliendo estos objetivos.

OIT EnLínea: En el último decenio ha surgido un movimiento mundial contra el trabajo infantil. Pero todavía queda un largo camino por recorrer. ...¿Qué queda todavía por hacer?

Frans Roselaers:
No se han reconocido suficientemente las diversas modalidades de violencia de que son objeto los niños trabajadores- físicas, psicológicas y sexuales- y no se han tenido plenamente en cuenta a la hora concebir planes y programas. Sigue siendo necesario que se preste una mayor atención en el plano internacional y nacional a aquellas formas y situaciones de trabajo que son intrínsicamente peligrosas y violentas, en particular en lugares de trabajo apartados, ilegales o escondidos. También es necesario trabajar con los sindicatos y con las organizaciones de empleadores para mejorar la protección de los miembros más jóvenes de la fuerza de trabajo en situación regular. Es necesario adoptar medidas de muy distinto tipo para combatir la violencia de que son objeto los niños en el lugar de trabajo. El problema debe tratarse como una cuestión relacionada con los medios de vida, los derechos humanos, la seguridad y la salud, y la aplicación de la ley, empezando por medidas que prevengan, en primer lugar, la incorporación de los niños menores de edad al lugar de trabajo. El principal punto de partida tiene que ser una tolerancia cero de la violencia que se infringe a los niños trabajadores en dondequiera que trabajen.

Para más información, véase http://www.unviolencestudy.org/

Entrevista vídeo con Frans Roselaers (solo en inglés)


Nota 1 - Estudio del Secretario General de la ONU sobre violencia contra los niños. El informe que será presentado a la Asamblea General está disponible en: www.violencestudy.org/IMG/pdf/Spanish.pdf. El texto completo de los contenidos de este documento será incluido en el Informe Mundial sobre violencia contra los niños de Paulo Sérgio Pinheiro, que será publicado en noviembre de 2006, y que tendrá un lanzamiento previo este 12 de octubre.