Video

Uganda: escolarización de niños huérfanos por causa del VIH que trabajan en la calle

Pueden verse en avenidas, bocacalles y campos granjeros de todo el mundo: alrededor de 215 millones de niñas y niños presas del trabajo infantil, que aún hoy en día llevan a cabo, en muchos casos, las formas de trabajo más peligrosas. No obstante, según el Informe Mundial de la OIT, se han producido avances importantes, lográndose que en la actualidad haya 30 millones menos de niños trabajadores que hace una década. En 2006, los avances tuvieron lugar de forma tan rápida que la comunidad internacional estableció un ambicioso objetivo: erradicar las peores formas de trabajo infantil en un plazo de diez años. Sin embargo, en los últimos años el ritmo de los avances se ha ralentizado. La clave para alcanzar ese objetivo en 2016 es renovar el compromiso político con objeto de que las cuestiones relativas al trabajo infantil sean una prioridad, y articular políticas nacionales, como en el caso de Uganda, encaminadas a combatirlo.

Fecha de la publicación: 10 de mayo de 2010 | Tamaño o duración: 00:01:58 (6.87 MB)
Si el video no aparece, instale gratuitamente RealPlayer™

Transcripción:

En África se da la mayor incidencia mundial de trabajo infantil, con uno de cada cuatro niños menores de 14 años trabajando, proporción que recientemente ha aumentado de forma alarmante.

No obstante, al margen de esta acuciante situación, se han producido algunos avances. Ciertos países del África Subsahariana han liderado iniciativas a escala mundial encaminadas a erradicar el trabajo infantil y garantizar la enseñanza primaria a los niños.

Desde que el Gobierno de Uganda estableció la Enseñanza Primaria Obligatoria en 1997, la tasa de escolarización ha aumentado en más del doble.

Sin embargo, el VIH ha empeorado la situación. En Uganda, más de un millón de niños han perdido a uno de sus padres, o a ambos, como consecuencia del VIH-SIDA. Tras truncarse su vida familiar, en lugar de asistir a la escuela muchos niños de este país se ven obligados a trabajar en las calles.

Hoy en día, la política nacional de Uganda en materia de trabajo infantil aborda específicamente cuestiones relacionadas con el VIH, y se basa en una activa participación social. Diversos grupos de supervisión respaldados por el gobierno y la OIT se encargan de evitar que los niños salgan a las calles y de garantizar que permanezcan en las aulas.

Sam Mungasa, Comité de Mbale sobre trabajo infantil

Visitamos a los niños en la escuela para comprobar su rendimiento académico. Conversamos con ellos. Compartimos sus vivencias. Les mantenemos ocupados en clase para que no regresen a sus trabajos.

También contamos con el compromiso de los empresarios de Uganda. Así, muchos de ellos que antaño pensaron en contratar a un niño, ayudaron recientemente a una familia a adoptar una actitud distinta al respecto tras asistir a varios talleres de la OIT.

Kato Hussein Galiwango, Federación de Empresarios de Uganda

Considero que los empresarios pueden desempeñar una labor clave para mitigar los efectos negativos del trabajo infantil. En primer lugar, les recomiendo que estén mejor informados de la legislación vigente. Posteriormente, tras constatar que existe en efecto un problema, deberán llevar a cabo esfuerzos en común.

En Uganda se da una clara tendencia. Cuando el gobierno, los empresarios, los sindicatos y las entidades sociales aúnan sus fuerzas para promover las políticas adecuadas, se pueden lograr cambios importantes y avanzar en la erradicación del trabajo infantil.