Argentina supera su crisis financiera gracias a iniciativas en el mundo laboral

En diciembre de 2001, Argentina atravesó la peor crisis financiera de su historia. Para hacer frente al desempleo masivo generado por esta crisis, la Organización Internacional del Trabajo ayudó al gobierno a implementar un programa encaminado a adaptar la capacitación profesional a las necesidades de sectores emergentes de la economía argentina como la industria del turismo. (en inglés)

Fecha de la publicación: 10 de julio de 2008 | Tamaño o duración: 00:02:17 (13.8 MB)

Transcripción:

A pesar de la actividad febril que ostenta el centro de Buenos Aires, la ciudad sigue lidiando con los efectos duraderos de la peor crisis financiera de su historia.

A poca distancia del centro de la ciudad, la realidad es muy distinta. No obstante, Verónica Méndez se las arregla para ganar un salario decente que le permite sustentar a su familia...

Verónica Méndez, beneficiaria del Programa AREA

No trabajaba, era ama de casa y tenía ganas de empezar algo que sería como un desafío personal, porque nunca había trabajado... En la cocina me siento cómoda y pensé que era una forma de probar, hacer algo por mí y a ver qué salía.

En colaboración con la Fundación Padre Mario y el Ministerio de Trabajo de Argentina y con la participación financiera del gobierno italiano, la Organización Internacional del Trabajo interviene en el marco del programa AREA para identificar necesidades prioritarias en materia de formación y ofrecer a mujeres como Verónica la posibilidad de acceder a empleos que tengan demanda.

Alexis Hernán Soria, Profesor de gastronomía

La idea es que los jóvenes lleguen acá y aprendan un verdadero oficio, para que tengan la posibilidad de insertarse en la industria de la alimentación y restauración, aprovechando la fortaleza del euro en relación con el peso argentino que hace de este sector un mercado muy competitivo.

El sector del turismo está en auge en Argentina y ofrece empleos decentes con buenos salarios y beneficios a quienes tengan las calificaciones requeridas. Según un reciente informe de la OIT, las mujeres económicamente activas son cada vez más numerosas en América Latina, pero tienden a trabajar en la economía informal en empleos mal remunerados y sin protección social. Con la formación adecuada, las mujeres pueden acceder a empleos de mayor nivel en la economía formal.

Cristina Isolani, Directora del NH City Hotel

Es un trabajo formal en el cual cobran un salario mensual regular y tienen los mismos beneficios que cualquier persona que estudia hotelería.

Lograr uno de estos codiciados empleos en la ciudad puede requerir grandes esfuerzos, pero para mujeres como Verónica, vale la pena intentarlo.

Verónica aún debe lograr ese puesto de trabajo, pero por lo menos ya no es un sueño imposible.