La reconstrucción del templo de Baphuon en Angkor, Camboya

En unos tres años, los turistas podrán visitar uno de los tesoros más valiosos de Angkor, el templo de Baphuon, construido en el siglo 11. Este monumento es actualmente el foco de un amplio proyecto de reconstrucción arqueológica. Los obreros khmers que trabajan en este sitio han recibido una formación en materia de seguridad, gracias a la cual pueden restaurar esta joya de su patrimonio sin correr los mismos riesgos que sus ancestros.

Fecha de la publicación: 5 de febrero de 2007 | Tamaño o duración: 00:02:04 (3.7 MB)

Angkor, capital del imperio khmer hace mil años y ahora declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad. Esta ciudad posee magníficos templos de piedra, a la vez hinduistas y budistas, entre ellos el de Baphuon, denominado “la torre de bronce”.

Tras décadas de guerra, pillaje y proyectos de restauración inacabados, el templo de Baphuon quedó en ruinas. Para reconstruirlo, se necesita volver a colocar más de 300.000 bloques de piedra.

Pascal Royère, Director del Proyecto de restauración de Baphuon, Escuela Francesa de Extremo Oriente

A comienzos del siglo 21, estamos reconstruyendo un monumento tal como se hizo en el siglo 11, pero con técnicas modernas.

Sin embargo, la construcción es uno de los sectores de actividad más peligrosos del mundo: cada año, 60.000 trabajadores en el mundo son víctimas de un accidente mortal en una obra de construcción.

Empeñados en prevenir los accidentes de trabajo en el sitio del templo de Baphuon, los arqueólogos encargados del proyecto de restauración se asociaron a la federación sindical nacional de trabajadores de la construcción para ofrecer a los obreros empleados en la obra una formación en materia de seguridad y salud en el trabajo.

Ken Chheng Lang, Vicepresidente de la Federación Sindical de Trabajadores Camboyanos de la Construcción

Este programa de formación cubre los cuidados de salud, así como la seguridad y la higiene en el trabajo. La mayoría de los obreros contratados para esta obra provienen de zonas rurales. Antes de comenzar a trabajar aquí, no recibieron ninguna formación y muy poca información.

En el marco de este programa de formación, elaborado por la Organización Internacional del Trabajo, los trabajadores se desplazan por el sitio de construcción en compañía de un formador que les explica las reglas de seguridad para el trabajo en altura y la forma de utilizar las máquinas. Asimismo, aprenden cómo, mediante la negociación, pueden lograr condiciones de trabajo más seguras. Para los obreros empleados en el sitio del templo de Baphuon, esto significa controles más frecuentes de los andamios y mejores equipos de protección para ellos mismos.

Obrero de construcción

Espero poder aprovechar esta formación transmitiendo lo que aprendí a los que no participaron y a colegas de otras obras de construcción.

Hasta la fecha, más de 500 trabajadores de construcción han recibido esta formación en toda Camboya. En el sitio de restauración del templo de Baphuon, los obreros reproducen con orgullo los gestos efectuados hace mil años por los artesanos del imperio khmer, pero lo hacen en condiciones mucho más seguras que en esa época.