TRÁFICO DE MUJERES EN EUROPA

Fecha de la publicación: 20 de diciembre de 2005 |

Según un reciente informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el tráfico de seres humanos es un asunto de creciente preocupación. A pesar de que ningún país está libre de este flagelo, Europa oriental se enfrenta al particular problema de la erosión de su población de mujeres jóvenes. La Televisión de la OIT informa.

Se trata de cruces por quienes han partido pero con la esperanza de que no hayan muerto. Cuando muchas mujeres empezaron a desaparecer del pueblo albano de Blinisht, un cura local comenzó a poner una cruz por cada una de las desparecidas. Ya no desaparecen mujeres en el lugar.

Las historias que se escuchan en los refugios para mujeres describen un sistema de tráfico en extremo flexible, en medio del cual una misma mujer puede ser vendida muchas veces antes de llegar a su destino final.

Mujer traficada desde Moldavia

Nos fuimos a pie. En la frontera, un serbio se encargó de nosotras y caminamos una o dos horas más. El tipo nos llevó a una casa en donde tuvimos que alzarnos las camisas y varios hombres procedieron a examinarnos. Por último, escogieron a tres de nosotras.

Albania es sólo uno de los altos en la ruta de un tráfico que genera 7 billones de dólares al año, producto de la venta de mujeres, hombres y niños. Ponerle coto a la pujante oleada de este tráfico es el tema de un reciente informe global de la Organización Internacional del Trabajo sobre trabajos forzados.

Mientras que los traficantes no conocen fronteras, las fuerzas del orden sí tienen que lidiar con las fronteras nacionales, hecho que restringe su capacidad para detener este tráfico ilegal. En Bélgica, Serge Muyters dispone de una de las legislaciones más rigurosas para ayudarle a combatir el tráfico de seres humanos en la zona de tolerancia de la ciudad de Amberes.

Serge Muyters, Distrito Policial de Amberes

El mayor problema es que ni una sola de las mujeres que trabajan allí lo hace por su propia cuenta. Todas trabajan para hombres albanos. Es tanto el miedo que padecen, que no quieren hablar con la policía. En esta zona solían incluso llegar a matar mujeres en plena calle.

El tráfico de mujeres provenientes de Europa oriental tiene muchos distintos destinos, ya sea hacia Oriente u Occidente, dependiendo de dónde esté el dinero. ¿Cómo es posible convertir a una mujer que es vendida y comprada en contra de su voluntad en una prostituta en ejercicio? La respuesta es sencilla: a la fuerza.

Mujer traficada desde Albania

Me habían dicho que serían mujeres las que me indicarían cómo ejercer este oficio y yo les dije, “Pero es que yo no quiero hacer ese trabajo” y entonces ellos me dijeron, “Si no lo haces, te matamos”.

Con el esfuerzo coordinado de hacer cumplir la ley y la suficiente voluntad política, el camino de estas jóvenes mujeres estaría signado por la esperanza y no por una cruz.