Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

Trabajar en un ‘mundo de hombres’: las mujeres en la policía de Fiji

El porcentaje de mujeres en los servicios públicos es cada vez más alto en todo el mundo. Sin embargo, a pesar de que hoy en día existen más oportunidades, el Convenio núm. 111 sobre la discriminación (empleo y ocupación) de la OIT, adoptado en 1958, sigue siendo tan importante como lo era a finales de los '50, especialmente en la zona del Pacífico. En una entrevista con OIT EnLínea, Kasanita Seruvatu, ex Directora de Formación de la Policía de Fiji y ahora Consultora de Formación de la Policía de Samoa, dijo que ambos países han experimentado un mayor equilibrio étnico y de género en sus respectivas fuerzas policiales en los últimos años.

Artículo | 8 de octubre de 2008

OIT En Línea: En su opinión, ¿Cuáles son los principales obstáculos para eliminar la discriminación contra las mujeres en el trabajo?

Kasanita Seruvatu: Los obstáculos principales son las creencias fuertemente arraigadas y actitudes estereotipadas hacia las mujeres en el lugar de trabajo. Intervienen la cultura, los procesos de socialización y la religión. Otro obstáculo importante para la igualdad de género somos las mujeres. Algunas veces, respondemos de acuerdo a las expectativas de la sociedad – en especial de los colegas masculinos – al mostrarnos indefensas y débiles, aún cuando ocupamos cargos de autoridad y responsabilidad. Además, al aceptar cierto tipo de trabajos, las mujeres afianzan la creencia profundamente arraigada de que son más débiles que los hombres y que no pueden realizar las mismas tareas que los hombres.

OIT EnLínea: ¿Cuáles medidas fueron puestas en práctica para garantizar una representación más equilibrada de las mujeres y de las minorías étnicas en la fuerza de policía de Fiji?

Kasanita Seruvatu: En 2003 se adoptaron medidas que incluían la decisión de ampliar el número de empleados y de eliminar algunos criterios de selección obligatorios relacionados con altura, peso, edad y tamaño del tórax de los candidatos, que eran discriminatorios hacia las etnias indias y chinas. El mismo año, se adoptó una política que garantizaba 35 por ciento de los puestos de trabajo en la policía a las mujeres y 65 por ciento a los hombres. Las nuevas políticas sobre recursos humanos de la policía también fomentaron procedimientos de selección más transparentes y justos, otorgaron a las mujeres cargos operativos de alta responsabilidad, incluidas las unidades especiales, establecieron redes consolidadas, y promovieron la tolerancia cero contra las molestias sexuales y la cobertura positiva de las mujeres en la fuerza de policía por parte de los medios de comunicación.

En la Policía de Fiji, la igualdad de oportunidades en la contratación del personal está garantizada por la asignación de cuotas a cada uno de los grupos étnicos presentes en Fiji. Los gerentes y el Departamento de Recursos Humanos deciden la cantidad de personal necesario. Este número es dividido en porcentajes que corresponden al porcentaje de la población que ese grupo representa. Por ejemplo, podría haber 50 por ciento de Fiji, 40 por ciento de indios, 10 por ciento de otras minorías. Claro que estos porcentajes deben tomar en cuenta la cuota de mujeres.

OIT EnLínea: ¿Y las mujeres que quieren llegar a los rangos superiores de la fuerza de policía?

Kasanita Seruvatu: Llegar a los rangos más altos de la Policía de Fiji no es una tarea fácil debido a las actitudes y creencias arraigadas sobre las mujeres en la actividad policial, no sólo en Fiji sino en toda la región del Pacífico. Antes del nombramiento del Comisario Hughes en la Policía de Fiji había sólo una mujer en el cargo de Asistente al Superintendente, y el cargo más alto de la que la seguía en el rango era un sargento. No había ninguna mujer entre los inspectores. Un cambio importante ocurrió en 2003 cuando el Comisario Hughes asignó a dos mujeres cargos operativos importantes. Sin embargo, su trabajo fue más difícil en el campo cuando se relacionaban con sus colegas hombres quienes tenían fuertes convicciones sobre el papel de los hombres y las mujeres en la sociedad.

OIT EnLínea: ¿Cómo pueden cambiar estas ideas sobre el papel de los hombres y mujeres en la sociedad?

Kasanita Seruvatu: Hay una actitud patriarcal hacía las mujeres en el mundo del trabajo y, algunas veces, se otorgan cargos para pacificar los defensores de los temas de las mujeres y más o menos ‘mantener sus bocas cerradas’. Cuando existen políticas en este ámbito, los directores deberían garantizar que se haga lo posible por facilitar el acceso de las mujeres oficiales de policía a niveles más altos de la gerencia. Deberían ‘servir de ejemplo’ en vez de mantener una posición falsa. Las mujeres deberían ser estimuladas a emprender tareas operativas en primera línea y a abandonar las ‘tareas administrativas’. Las oportunidades de ascenso y los empleos en los cargos clave deberían ser promovidos y todos deberían ser estimulados a hacer la solicitud. La selección debe realizarse de una manera justa y transparente. Una forma de fomentar el empoderamiento de las mujeres es ofrecerles entrenamiento en técnicas de comunicación, para que de esta manera confíen más en sus propias habilidades.

OIT EnLínea: ¿La integración y la diversidad en la fuerza de policía tiene además un impacto positivo en la sociedad?

Kasanita Seruvatu: Una fuerza de policía equilibrada en relación a la participación de ambos sexos y de las minorías étnicas refuerza el principio de que todas las agencias del orden público deberían ser representativas, receptivas y responsables de la comunidad a la cual prestan servicio. Refuerza también el hecho de que la fuerza de policía debería reconocer y reflejar la identidad y los problemas de todos los sectores de la población. Cuando una fuerza de policía puede demostrar la evidente presencia de miembros de minorías y mujeres en cargos importantes, puede ser una señal clara de su aceptación en la población.

OIT EnLínea: ¿Qué papel puede desempeñar la OIT para alcanzar la igualdad de género y combatir la discriminación en la región del Pacífico?

Kasanita Seruvatu: La OIT puede y debe desempeñar un papel importante en la región y ayudar a alcanzar la igualdad de género en el lugar de trabajo. Esto significa abatir las barreras de la discriminación, tanto en los niveles organizativos como en los gubernamentales. La OIT podría ayudar a fortalecer los ministerios del trabajo, facilitar el diálogo entre las partes interesadas y ofrecer apoyo técnico en las áreas que deben ser mejoradas. Algunas ideas concretas para políticas que promuevan la igualdad de género: otorgar becas a mujeres jóvenes y niñas en trabajos que son tradicionalmente masculinos como la ingeniería; destinar puestos para mujeres jóvenes y niñas en los cursos de formación; y garantizar que todas las mujeres jóvenes y las niñas tengan acceso a la educación.