Semana de Acción sobre el Convenio núm. 190

En marcha: la agenda de la OIT para construir un mundo laboral libre de violencia y acoso

El Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni, participó junto al Director General de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Ryder, en el lanzamiento de una campaña global para promover la ratificación esta norma, que Argentina ya ratificó y entrará en vigencia el próximo 25 de junio.

Comunicado de prensa | 21 de junio de 2021
(Buenos Aires, OIT Argentina) – Entre el lunes 21 y el viernes 25 de junio, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) impulsa una campaña global para promover la ratificación y aplicación del Convenio 190 sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo, que entrará en vigor el próximo viernes.

El Director General de la Organización, Guy Ryder, presidió esta mañana un evento de alto nivel junto al Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina, Claudio Moroni, entre otras autoridades, que funcionó como acto de lanzamiento de esta Semana de Acción.

Hasta el momento, el Convenio sobre la violencia y el acoso, 2019 (núm. 190) fue ratificado por seis países: Argentina, Ecuador, Fiji, Namibia, Somalia y Uruguay. Los países ratificantes están jurídicamente obligados a cumplir las disposiciones del Convenio un año después de la ratificación. Junto con la Recomendación núm. 206, el Convenio núm. 190 reconoce el derecho de toda persona a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso, y prevé un marco común para la acción.

“Un futuro del trabajo mejor está exento de violencia y acoso”, dijo Guy Ryder, Director General de la OIT, en su mensaje de inicio de la campaña mundial.

“El Convenio núm. 190 exhorta a todos los Estados Miembros de la OIT a erradicar del mundo del trabajo la violencia y el acoso en todas sus formas”, dijo Guy Ryder, quien agregó: “Insto a los países a ratificar el Convenio y ayudar a construir, junto con los empleadores, los trabajadores y sus organizaciones, una vida laboral digna, segura y saludable para todas las personas”.

Para el ministro argentino Claudio Moroni, “no podemos seguir aceptando la tolerancia a la violencia ni a la discriminación en el mundo del trabajo”. Moroni consideró que estas prácticas “nos alejan del trabajo digno” y explicó que “la lucha contra la desigualdad no puede abordarse desde un solo ángulo; la formalización y la mejora en la distribución del ingreso todavía son deudas pendientes”.

Moroni, quien destacó la contribución del movimiento de mujeres y organizaciones de la sociedad civil de Argentina para lograr la ratificación del convenio, se refirió a los próximos pasos del gobierno de cara a la implementación de esta norma internacional. “Argentina tiene que dictar leyes internas para que este convenio forme parte del derecho positivo con el detalle que requiere su aplicación. Ya fue ratificado por el Congreso, pero requiere de mayor precisión para su aplicación concreta, dijo Moroni.

El ministro argentino también se refirió a futuras acciones de sensibilización. “Otro punto importante es la difusión, no solo para dar a conocer la norma, sino en cómo incorporarla a las prácticas diarias. No hay derecho si no hay conductas que lo apliquen. La norma por sí sola no es suficiente”, afirmó el titular del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina.

Entre la agenda completa con la programación de actividades de los próximos días, este jueves 24 a partir de las 09:30 horas, la OIT Argentina organiza el seminario virtual “Desafíos hacia la implementación del Convenio núm. 190 sobre la violencia y el acoso en el mundo del trabajo en Argentina”, con la participación de representantes del gobierno, el sector empleador y el sector sindical, además de autoridades de Naciones Unidas y de la Unión Europea en el país.

Después de la Semana de Acción, la OIT publicará una guía destinada a ayudar a los mandantes y otras partes interesadas a promover y aplicar el Convenio y la Recomendación. La guía abarca principios fundamentales y medidas que los países pueden adoptar a fin de prevenir, abordar y eliminar la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, entre otras cosas, ejemplos de leyes, reglamentos y políticas nacionales.