Hacia una economía verde con empleo decente y protección ambiental

Para que una economía verde sea ambientalmente sostenible y socialmente inclusiva, es indispensable que integre la seguridad y la salud de los trabajadores.

Noticia | 26 de abril de 2017
Córdoba - El director de la Oficina de la OIT en Argentina, Pedro Américo Furtado de Oliveira, participó del encuentro “Salud y Seguridad Ocupacional: Gestión pro-activa y preventiva”, que se desarrolló el 25 y 26 de abril en la ciudad de Córdoba, organizado por el Ministerio de Trabajo de la provincia.

Furtado de Oliveira -quien disertó en el panel “OIT: Empleo verde = Trabajo Decente” junto a Omar Sereno, ministro de Trabajo de la provincia de Córdoba, remarcó la importancia del diálogo social y la participación de las organizaciones de empleadores y sindicatos para emprender la transición hacia una economía verde con empleo decente y protección ambiental. El funcionario llamó reforzar las normas de calidad en materia de seguridad y salud en los empleos verdes.

Por un lado, los empleos verdes son cruciales para el desarrollo sostenible puesto que responden a los desafíos mundiales de protección del medio ambiente, desarrollo económico e inclusión social. Por el otro, existe el riesgo de que el proceso de creación de empleos verdes contemple la protección del medio ambiente pero pase por alto los riesgos laborales, particularmente los riesgos nuevos y emergentes.

Trabajo decente es un concepto que busca expresar lo que debería ser, en el mundo globalizado, un empleo de calidad –la oportunidad de acceder a un empleo productivo, que genere un ingreso justo, seguridad en el lugar de trabajo, protección social para las familias, libertad para que los individuos expresen sus opiniones y se organicen, y la igualdad de trato y oportunidades, entre otros -. De ahí, la importancia de garantizar mayores oportunidades de empleo decente en sintonía con una transición justa hacia una economía verde, inclusiva y sustentable.

Para que una economía verde sea ambientalmente sostenible y socialmente inclusiva, es indispensable que integre la seguridad y la salud de los trabajadores.

En palabras del director general de OIT, Guy Ryder: “El mundo no debe escoger entre creación de empleo o preservación del medioambiente. La sostenibilidad medioambiental es un deber, en particular en el mercado laboral”.

Por eso, OIT -al involucrar a gobiernos, trabajadores y empleadores como agentes de cambio activos- promueve la ecologización de las empresas, de las metodologías de trabajo y del mercado laboral en general. Estos esfuerzos contribuyen a crear oportunidades de empleo decente, incrementar la eficiencia de los recursos y construir sociedades sostenibles.