La formación de la OIT mantiene a Fiji verde y limpia

Los recolectores de basura y los habitantes de las ciudades occidentales de Nadi y Lautoka,, en Fiji, disfrutan de mejores condiciones de vida, más seguras y más verdes, gracias a las directrices del primer programa que combina medidas destinadas a fomentar un ambiente “verde” con estrategias sobre seguridad y salud en el trabajo (SST). Informa Surfaka Katafono, responsable nacional de este programa en la Oficina Regional de la OIT para las Islas del Pacífico, en Suva.

Article | 28 April 2011

NADI, Fiji (OIT EnLínea) – El programa y el manual de formación sobre Ajuste del trabajo de reciclado y gestión de residuos (WARM, por sus siglas en inglés) fueron desarrollados por expertos de la OIT teniendo en cuenta las condiciones locales, y con el objetivo de mejorar la salud y seguridad de los trabajadores y sensibilizarlos sobre la importancia del reciclaje y otras medidas de protección del medioambiente. Un año después de la formación de los contratistas encargados de la gestión de los residuos de los ayuntamientos de Nadi y Lautoka, los cambios pueden verse tanto en la tarea cotidiana de los recolectores de desechos como en el trayecto del camión que recoge la basura.

Hoy en día los trabajadores encargados de la recolección de basura controlan una sencilla lista de actividades que contiene los principios WARM y muestra la manera apropiada y segura de manejar y reciclar los desperdicios. Ellos conocen la importancia de clasificar y reciclar la basura, y de no perjudicar el medio ambiente. La rutina de los trabajadores incluye cinco minutos de ejercicios de estiramiento antes de comenzar a trabajar, ponerse el equipo básico de protección, como por ejemplo la ropa de trabajo, los guantes y las botas, y mantener una higiene adecuada del lugar de trabajo, el camión y el personal.

El nuevo enfoque ha tenido tiempo para demostrar su eficacia, y su éxito ha dado lugar a que los contratistas y los ayuntamientos lo adopten extensamente. Premila Chandra, Directora del Departamento de Salud del Municipio de Nadi, dice que la metodología de WARM ha sido muy útil. Ahora los recolectores de desperdicios utilizan un equipo de protección, hacen ejercicios diariamente, son atentos a la limpieza, trabajan en pareja y tienen cuidado con los contenedores pesados. Hemos observado cambios en la manera en que los recolectores manejan los contenedores y toman precauciones para evitar accidentes”, dijo. Además de encargarse de la formación de nuevos contratistas, su departamento realiza cursos de actualización sobre las normas que rigen el las prácticas de trabajo.

El programa WARM fue desarrollado con el apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA). La característica que lo define es el uso de metodologías participativas, orientadas a la acción -como visitas a las instalaciones de recolección de basura- y dirigidas a los residentes locales y a los funcionarios de la administración de la ciudad, así como a los recolectores de desperdicios y a sus dirigentes.

Pequeños ajustes que se traducen en mayores ganancias prolongadas

Los nuevos contratistas pudieron comprobar que el manual fue desarrollado a nivel local y se sintieron identificados con todos los pasos de control del manual. La idea de ir paso a paso y mejorar gradualmente fue un incentivo para ellos, porque se trataba de pasos pequeños que no representaban una gran carga. Los primeros logros alcanzados mediante estos pequeños cambios hizo que luego les fuera posible enfrentar mayores desafíos y apreciar cómo estos pequeños ajustes se traducían en mayores ganancias a largo plazo.

Para los trabajadores, la utilización de fotos fue de gran utilidad porque algunos de los trabajadores más ancianos tenían un conocimiento limitado del inglés. El enfoque paso a paso también les ayudó a adaptarse y operar de manera más segura. Por ejemplo, un trabajador a quien no le gustaba utilizar gorra, poco a poco cambió su conducta y ahora la lleva puesta. Otro trabajador que evitaba utilizar los guantes porque eran 'demasiado grandes' encontró guantes con los cuales podía trabajar y ahora los usa.

El trabajo en red con la comunidad más amplia de Nadi es el segundo elemento del éxito del enfoque WARM para gestionar los desperdicios y mejorar la calidad del medioambiente. La comunidad tiene grupos y redes comunitarias que trabajan con el Ayuntamiento de Nadi, que se reúnen para discutir sobre los progresos y que aportan opiniones sobre temas relacionados con la gestión de los desperdicios. Estos grupos además incentivan a los residentes a ayudar a los contratistas que se encargan de la gestión de los residuos, poniendo la basura en contenedores apropiados, dejando las bolsas sobre plataformas por encima del nivel de la cintura (para evitar que los perros puedan alcanzarlas) y manteniendo a los perros detrás de verjas o encadenados para facilitarles el trabajo.

Terence O'Neil, Director Ejecutivo del Ayuntamiento de Nadi y miembro de la red de recolección de desperdicios, participó en el proyecto de formación WARM: “Las personas comenzaron a considerar qué echar a la basura, dónde y cuán alto colocarla, a mantener a los perros lejos de las bolsas de basura y otras cuestiones relacionadas. Además, nos asociamos y comprendimos el trabajo que realizan los recolectores de desperdicios”, explicó.

Reducir, reutilizar y reciclar continúan desempeñando un papel importante en la vida de las personas de Fiji. En la actualidad, las personas en las poblaciones occidentales de Nadi colocan los residuos de la comida en el cúmulo de abono y las botellas y latas reciclables en contenedores especialmente designados.

Aún quedan desafíos: por ejemplo, algunos hogares continúan poniendo el vidrio roto y las botellas en la basura; los desperdicios caen de los camiones, y los colectores de desechos tienen plazos que respetar. Sin embargo, el Ayuntamiento de Nadi está satisfecho con los progresos y tiene previsto trabajar con la OIT en proyectos similares.

Tsuyoshi Kawakami y Ton That Kai, expertos sobre SST de la OIT, autores del manual y responsables de llevar a cabo la formación piloto, también están satisfechos con el progreso alcanzado hasta el momento. Kawakami dijo: “En el futuro, nos gustaría ampliar el objetivo de formación de WARM de manera escalonada para apoyar mejor la seguridad, la salud y las condiciones de trabajo de otros recolectores de desperdicios, incluyendo a los recolectores de basura informales, a los que hurgan en los vertederos y a los trabajadores de la industria del reciclaje”.

Para mayor información, por favor vea el manuel WARM (en inglés) o póngase en contacto con la Oficina Regional de la OIT para las Islas del Pacífico en Suva, Fiji: suva@ilo.org

La Oficina Internacional del Trabajo es el secretariado permanente de la Organización Internacional del Trabajo.