OIT presentó en sede regional de Lima Informe Global sobre Trabajo Forzoso

En un acto que tuvo lugar en su sede regional en Lima, la Oficina Internacional del Trabajo dio a conocer el informe “Una alianza global contra el trabajo forzoso” en el cual se precisa que 1,3 millones de personas son sometidas a esta práctica en América Latina.

Noticia | 11 de mayo de 2005

En un acto que tuvo lugar en su sede regional en Lima, la Oficina Internacional del Trabajo dio a conocer el informe “Una alianza global contra el trabajo forzoso” en el cual se precisa que 1,3 millones de personas son sometidas a esta práctica en América Latina.

11 de mayo 2005

El evento contó con la asistencia de altos representantes tripartitos del mundo del trabajo y personalidades del ámbito político, diplomático, académico y de organizaciones de derechos humanos, incluidos líderes de organizaciones representativas de pueblos indígenas.

Ricardo Hernández Pulido, Director de la Oficina Subregional de la OIT para los países andinos, al presentar el informe, señaló que "los pueblos indígenas de zonas remotas son particularmente vulnerables al reclutamiento forzoso y a la servidumbre", y abogó por la aplicación de sanciones penales contra quienes se ven beneficiados por esta práctica.

Documentos

Materiales de Prensa

Galería de Fotos

 

Estudios

Por su parte, Daniel Martínez, Director Regional a.i. de la OIT para América Latina y el Caribe, destacó que el trabajo forzoso es un fenómeno presente en todos los continentes, en casi todos los países, y en todo tipo de economía y denunció la actividad de aquellos agentes económicos ilegales que se benefician con este sistema explotación de los trabajadores.

Los otros panelistas fueron José Miguel Morales, presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP), la más alta representación empresarial del Perú, y Joaquín Gutiérrez representante de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), principal central sindical del país.

Asimismo estuvieron presentes la Ministra de Trabajo de Bolivia, Audalia Zurita Zela y el Viceministro de Trabajo del Perú, Roberto Servat, quienes comprometieron los esfuerzos de sus países en la lucha contra el trabajo forzoso y declararon su adhesión a la alianza global contra este flagelo, propuesta a la comunidad internacional por el director general de la OIT, Juan Somavia.

El doctor Salomón Lerner, un filósofo e intelectual reconocido por su lucha por los derechos humanos, especialmente a través de su trabajo como presidente de la Comisión de la Verdad y Reconciliación del Perú, saludó el informe de la OIT como una contribución fundamental para la comprensión del fenómeno del trabajo forzoso y urgió a los gobiernos de la comunidad internacional a sensibilizarse ante la dimensión de este problema que "resulta insoportable para la conciencia humana".

Durante el acto de presentación se mostró el video de la OT "Forzados a trabajar" y tuvo lugar una representación alegórica del grupo teatral peruano Yuyachkani.

Vea una selección de imágenes de la presentación (la 4ta y 5ta en alta resolución)