Avance del Panorama Laboral de la OIT para el 2004

El fuerte crecimiento económico conduce a mejoras en el mercado laboral de la región.Impulsado por un fuerte crecimiento económico, estimulado por un escenario internacional favorable y ayudado por una inflación en franco descenso, el mercado laboral de América Latina registra en el primer semestre de 2004 un desempeño alentador que se refleja en una disminución del desempleo y un aumento de los salarios reales e industriales.

Noticia | 9 de septiembre de 2004

DISMINUYE EL DESEMPLEO Y AUMENTAN LOS SALARIOS REALES EN AMERICA LATINA
El fuerte crecimiento económico conduce a mejoras en el mercado laboral de la región.Impulsado por un fuerte crecimiento económico, estimulado por un escenario internacional favorable y ayudado por una inflación en franco descenso, el mercado laboral de América Latina registra en el primer semestre de 2004 un desempeño alentador que se refleja en una disminución del desempleo y un aumento de los salarios reales e industriales.

9 de setiembre 2004

LIMA (Noticias de la OIT)- Así lo constata el Avance del Panorama Laboral 2004 de la OIT que informa para el primer semestre del año que la tasa de desempleo abierta urbano en la región disminuyó de 11.3% en el primer semestre de 2003 a 10.9% en igual período de 2004 al tiempo que los salarios mínimos reales aumentaron en un 10.8% y los salarios industriales en un 6.6%. De mantenerse esta tendencia durante el año, la OIT estima que la tasa anual media de desempleo de la región estaría alrededor de 10.6% en comparación con el 11.1% registrado en 2003. “Aún así -advierte el informe- la tasa de desempleo regional continúa siendo elevada, afectando mayormente a los jóvenes y las mujeres”.

“Todavía es demasiado pronto para decir que lo peor ha pasado -dijo Daniel Martínez, Director regional de la OIT para América Latina y el Caribe-, pero pienso que si las estimaciones sobre el crecimiento económico se mantienen en los niveles actuales y que si la creación de empleo se sitúa en el centro de las políticas macroeconómicas y sociales, podemos mantener un prudente optimismo sobre la situación del empleo en América Latina.”

En un contexto de expectativas de crecimiento económico en América Latina y el Caribe revisadas al alza, el informe destaca el impacto favorable para la región del crecimiento de economías como Estados Unidos, Japón y China, de la coexistencia de buenos precios internacionales de productos primarios, incluidos el petróleo y la minería, y de las políticas fiscales y monetarias tendientes a controlar la inflación. Asimismo, reconoce el efecto positivo de devaluaciones reales en años recientes que contribuyeron a mantener la competitividad cambiaria de la región y vaticina un incremento de la inversión extranjera directa, luego de un persistente descenso durante los cuatro años anteriores.

Con datos del conjunto de los nueve países seleccionados para el informe (que generan el 93% del producto regional), la OIT estima que el crecimiento económico regional fue del 5.7% en el primer trimestre del 2004, una cifra significativamente superior al 1.6% registrado en el mismo período del 2003, observándose una tasa de crecimiento que no se había presentado en los últimos cinco años.

Al analizar el desempeño del mercado laboral en nueve países de la región que representan casi el 90% de la Población Económicamente Activa (PEA) urbana y contribuyen con el 93% del producto regional, el informe de la OIT observa patrones de evolución heterogéneos donde en los dos primeros trimestres de 2004 respecto de igual período en 2003, la desocupación urbana disminuye significativamente en Argentina (de 20.4% a 14.4%), Uruguay (de 18.1% a 13.5%), y Venezuela (de 19.7% a 17.3%), moderadamente en Colombia (de 16.5% a 15.4%), se mantiene prácticamente constante en Brasil (de 12.2% a 12.3%) y Chile (de 8.7% a 8.9%) y aumenta en Ecuador (6.7% a 8.1%), Perú (de 9.7% a 10.1%) y México (de 2.9% a 3.8%).

Tomando como indicador el comportamiento de un conjunto de factores tales como las tasas de ocupación y de desempleo y los salarios mínimos e industriales reales, el Avance del Panorama Laboral 2004* analiza el desempeño laboral para el primer semestre de 2004 comparado con igual período del año anterior. Así, el informe de la OIT observa un avance en el desempeño laboral de Argentina, un avance moderado en Colombia y Venezuela, un estancamiento en Brasil, Chile, Ecuador y Uruguay y un retroceso moderado en México.

MUJERES Y JOVENES:  LOS MAS AFECTADOS

El desempleo sigue afectando en mayor grado a las mujeres y a los jóvenes. Para los siete países en los que se cuenta con información sobre la tasa de desempleo por sexo, la tasa de desempleo femenina equivale a 1.4 veces la tasa de desempleo masculina, una relación prácticamente idéntica a la del año pasado. El mayor valor de ese indicador se sitúa en Brasil y el menor en México. Los jóvenes siguen siendo los más perjudicados por el desempleo: la tasa de desempleo juvenil durante el primer semestre del 2004 registra, como el año pasado, un nivel superior al doble de la tasa de desempleo total. Si bien se aprecia una fuerte caída en el indicador para los países cuya tasa de desempleo total cayó (Argentina y Uruguay), el informe observa que el desempleo juvenil aumenta en los países que registraron una tasa de desempleo total mayor (México y Perú) y también aumenta ligeramente en Brasil, aunque la tasa de desempleo total allí se mantuvo estable.

AUMENTAN LOS SALARIOS REALES

Los salarios mínimos a nivel regional aumentaron en términos reales, en promedio, en 10.8% durante el primer semestre del 2004, respecto a igual período del año anterior. Esto se debe, en parte, a que ha continuado el éxito en reducir la inflación, la que anualizada llegó a 5.6% en los primeros seis meses de este año en el conjunto de los países seleccionados. Además influyeron los aumentos de los salarios nominales otorgados por los gobiernos, en particular en Argentina y Venezuela. 

En los países considerados, el salario mínimo real aumentó en todos ellos, excepto en México donde no varió, y en Uruguay donde cayó 1.5%.  La capacidad adquisitiva del salario mínimo aumentó de manera importante en Argentina (69.5%), Venezuela (12.6%), Perú (8.7%) y Brasil (6.2%), produciéndose aumentos más moderados en Chile (3.8%), Colombia (1.8%) y Ecuador (0.8%). 

Por su parte, los salarios industriales reales experimentaron, en el promedio ponderado de los países considerados, un incremento del 6.6% en el primer semestre de este año respecto a igual período del año anterior.

PROYECCIONES PARA EL AÑO 2004

Al establecer las proyecciones para el Producto Interno Bruto y la tasa de desempleo para el año 2004, el Avance del Panorama Laboral 2004 advierte sobre la presencia de indicios que señalarían un menor dinamismo en el crecimiento para el segundo semestre, entre ellos una tendencia hacia una inflación ligeramente mayor, el alza de los precios de la energía y su impacto en el gasto del consumidor en los países desarrollados, en particular en Estados Unidos, las alzas en las tasas de interés y la proyectada reducción del ritmo de crecimiento en la economía china. “No  obstante -dice el informe- muchas de las principales economías desarrolladas siguen mostrando un saludable crecimiento económico.”

En este contexto, se prevé que el crecimiento económico de la región sería cercano al 4.5% (4.7% para los países seleccionados). Sin embargo,     -advierte- “la tasa de desempleo es aún elevada (10.9% en el primer semestre del 2004). Para el conjunto de los países considerados, se estima que la tasa de desempleo promedio se reduciría a 10.6% en 2004 comparada con 11.1% en el 2003.” 

Las proyecciones de las tasas de desempleo por país no muestran una recuperación generalizada en los mercados de trabajo para el año 2004. Si bien se producirían importantes reducciones en las tasas de desempleo en Argentina (caería 3.4 puntos porcentuales), Uruguay (3.3 puntos) y Venezuela (2.4 puntos) (todos países que se recuperan de graves crisis), en dos de las economías más grandes de la región, México y Brasil,  el desempleo no disminuiría. En el primer caso incluso aumentaría de 3.3% a 3.7%, y en el segundo permanecería en valores cercanos al 12%.

Entre tanto, la tasa de desempleo de Colombia se situaría en 14.4% (1.3 puntos porcentuales menos que la del 2003) continuando con una tendencia a la baja desde 2001. En Perú (Lima Metropolitana) la tasa de desempleo llegaría al 9.7% (0.3 puntos porcentuales más que el año anterior) de manera que el crecimiento de la producción orientada a los mercados externos no se traduciría en una reducción de la tasa de desocupación. En Chile por último, se mantendría una tasa de desempleo similar a la del año pasado (8.4%).

_______________

* El texto completo del Avance del Panorama Laboral 2004, Primer Semestre, contiene  estadísticas, cuadros y gráficos sobre la base de los nueve países seleccionados. Está disponible en línea haciendo clic aqui.