17ª Reunión Americana de la OIT define agenda hacia el trabajo decente

Representantes de gobiernos, trabajadores y empleadores de más de 30 países americanos finalizaron hoy la 17ª Reunión Regional Americana de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) con un llamado a profundizar los esfuerzos para seguir avanzando en la senda del trabajo decente en el continente.

Noticia | 17 de diciembre de 2010

SANTIAGO – Representantes de gobiernos, trabajadores y empleadores de más de 30 países americanos finalizaron hoy la 17ª Reunión Regional Americana de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) con un llamado a profundizar los esfuerzos para seguir avanzando en la senda del trabajo decente en el continente.

En particular, los delegados destacaron la necesidad de avanzar y hacer un examen en profundidad, por medio de un diálogo social más efectivo, de los siguientes temas:

• La creación de nuevas oportunidades de trabajo decente y productivo mediante la promoción y desarrollo de empresas sostenibles.
• El fortalecimiento del respeto de la libertad sindical y la negociación colectiva.
• La promoción de la ratificación del Convenio 102 de la OIT sobre la seguridad social.
• El fomento de la competitividad de la economía con cohesión social, preservando y respetando los derechos fundamentales en el trabajo.
• El fortalecimiento de la institucionalidad del mercado de trabajo.

El su discurso de cierre de la conferencia, el Director General de la OIT, Juan Somavia, destacó la referencia al diálogo social como elemento clave para avanzar en la consecución de estos objetivos.

“Existen pocos instrumentos más apropiados para abordar los desafíos que enfrentan América Latina y el Caribe que el diálogo social. Se trata de un desafío conjunto que enfrentamos como región, pero el verdadero diálogo social, el que logra verdaderos resultados, es aquel que ocurre en cada país”, señaló Somavia.

La 17ª Reunión Regional Americana estuvo presidida por la Ministra del Trabajo y la Previsión Social de Chile, Camila Merino, quien en sus palabras finales se refirió “la importancia de seguir trabajando por crear las mejores condiciones para el aumento del empleo y su dignificación”, y “la importancia de contar con una economía sólida, sana y competitiva”.

Durante los cuatro días sesiones de la conferencia, los delegados discutieron sobre diferentes temas relacionados con la crisis económicas, entre ellos las lecciones que ha dejado la crisis, el papel del salario mínimo como promotor del crecimiento, el desafío de alcanzar un mínimo piso de protección social para todos y los nuevos caminos de la cooperación Sur-Sur.
La reunión contó con la presencia de distinguidos invitados, entre ellos el Presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien se refirió a la importancia del trabajo decente y la protección social en el desarrollo económico y social de su país y de la región.

El Vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, habló durante el tercer día de sesiones y destacó el compromiso de su país con el trabajo decente y los derechos humanos en general.

En una carta dirigida a los delegados de la conferencia, el Presidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, resaltó la importancia de proteger el empleo durante la crisis y la necesidad de implementar reformas que promuevan el crecimiento, la modernización y el desarrollo.

Por su parte, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcenas, quien participó de una sesión especial sobre “Crecimiento, empleo y equidad en las Américas”, planteó el reto de combatir la desigualdad y el desafío que representan los 180 millones de pobres que viven en la región.

La 17ª Reunión Regional Americana tuvo lugar en Santiago de Chile entre el 14 y 17 de diciembre y contó con la presencia de más de 300 delegados de toda la región.