Nuestro impacto, sus historias

Mujeres empresarias latinoamericanas salen adelante a pesar de la crisis por COVID-19

Empresarias provenientes de Costa Rica, Chile, Uruguay y Argentina nos cuentan sus historias de vida y cómo afrontaron la crisis actual. Todas ellas forman parte de una Red de Mujeres Empresarias creada en junio de 2020 por un programa de OIT y ONU Mujeres.

Reportaje | 22 de abril de 2021
Lima – La pandemia de la COVID-19 ha tenido un efecto sin precedentes en las micro, pequeñas y medianas empresas de América Latina. A pesar de las adversidades, mujeres empresarias de la región nos cuentan cómo salieron adelante gracias a su capacidad de liderazgo y resiliencia frente a la crisis actual.

Los testimonios presentados a continuación en formato de video forman parte de la campaña #MujeresEnRed del Programa “Ganar-Ganar: La Igualdad de género es un buen negocio” de la OIT y ONU Mujeres, con el apoyo de la Unión Europea, y que tiene como objetivo central promover el empoderamiento económico y liderazgo de las mujeres en América Latina y el Caribe.

Lizzy Retana - Costa Rica



Lizzy Retana Villalobos es ingeniera en biotecnología y empresaria que se desempeña como Gerente Administrativa y Copropietaria de Biotech CR GRM S.A, empresa del sector agrícola abocada a la protección de cultivos. Su rol y liderazgo en la empresa fueron claves para transmitir tranquilidad y seguridad a su equipo de trabajo.

“Tenemos la dicha de tener gente muy buena en nuestra empresa, muchas de ellas son mujeres. Afianzamos el equipo de trabajo de manera que lo primero era protegernos nosotros como familia. La salud de nuestros colaboradores es vital, de hecho, no registramos ningún caso en la compañía”, señala Lizzy.

Loretxu García - Chile



Loretxu García es fundadora y gerente general de Infiniski, empresa con más de 10 años de experiencia en el mercado chileno de construcciones sostenibles. A pesar de las dificultades que tuvo que enfrentar al inicio de la pandemia, ya que todas las obras estuvieron paralizadas, encontró una solución innovadora dado el difícil contexto.

“Instalamos un software que desarrollamos específicamente para nosotros, para llevar las obras a distancia tanto para los jefes de obra como los arquitectos”, dice Loretxu en su testimonio.

Rosina Arocena - Uruguay



Rosina Arocena es una empresaria textil dedicada al diseño de modas y alta costura. Su trabajo principal consiste en hacer vestidos a medida para novias y fiestas. A raíz de la pandemia en marzo de 2020, toda su área se vio paralizada, pero esto no la detuvo.

“Puse en marcha mi proceso de reinversión y ahora estoy en upcycling, la transformación de prendas usadas, desarrollando una marca de prendas infantiles. Dentro del proyecto también estoy haciendo mucho hincapié en el tema género, resaltar y visualizar el oficio y la sostenibilidad”, explica Rosina.

Irini Wentinck - Argentina



Irini Wentinck es empresaria argentina y presidenta de la Comisión de Género y Diversidad de la Unión Industrial Argentina (UIA). A raíz de las medidas de confinamiento por la COVID-19, las actividades de su empresa Wentinck Conductores, especializada en la producción de conductores eléctricos, se paralizaron generando mucha incertidumbre entre todo el personal.

“Uno de los caminos que encontramos fue el de la creatividad y el de la innovación porque en momentos de altísima incertidumbre, nunca nos quedamos quietos. Decidimos avanzar en la fabricación de máscaras de protección facial, desarrollamos un proyecto de triple impacto: una parte se comercializaba y otra parte se donaba a hospitales, centros de salud, comedores comunitarios”, remarca Irini.

Red de Mujeres Empresarias

A pesar de ser de distintas nacionalidades y distintos rubros, estas mujeres empresarias comparten algo en común: todas ellas forman parte de la Red de Mujeres Empresarias de América Latina y el Caribe, una iniciativa creada en junio de 2020 por el Programa “Ganar-Ganar” con la finalidad de unir a mujeres empresarias en la región frente al contexto de crisis por la COVID-19.

“Se trata de un espacio de intercambio regional y de diálogo con la finalidad que las mujeres empresarias puedan intercambiar ideas, experiencias, y conocimientos. A la fecha, casi 600 mujeres empresarias latinoamericanas se han sumado a esta Red e incluso estamos ampliándola a mujeres empresarias de otros continentes, como es el caso de Europa”, señaló Paz Arancibia, Coordinadora de la OIT para el Programa “Ganar-Ganar”.

*Si deseas participar en esta Red contáctate al correo ganarganar@ilo.org