Cooperación sur-sur para combatir el trabajo infantil en América Latina y el Caribe

Una reunión realizada en Brasil generó acuerdos y compromisos destinados a impulsar la Iniciativa Regional para una América Latina y el Caribe libre de trabajo infantil. El encuentro contó con la participación del nuevo Director Regional de OIT, José Manuel Salazar.

Noticia | 3 de julio de 2015
Brasilia – Delegaciones de 25 países de América Latina y el Caribe concluyeron hoy en Brasil las actividades de una Mesa de Cooperación Sur-Sur enfocada en la lucha contra el trabajo infantil, con la firma de cuatro acuerdos formales, la definición de 16 compromisos para actividades y 50 manifestaciones de interés para colaboración futura.

Según estimaciones de la OIT en la región aún hay 12,5 millones de niños que trabajan. El Director para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar, destacó al inaugurar el encuentro que sería necesario invertir recursos equivalentes a 0,3% del PIB para erradicar el trabajo infantil de aquí al 2025.

La Mesa fue realizada en el marco de una Iniciativa Regional para una América latina y el Caribe libres de trabajo infantil suscrita por los gobiernos de la región y apoyada por la OIT, que busca acelerar los esfuerzos por erradicar esta práctica. El encuentro fue convocado por el gobierno brasileño como parte del Programa de Cooperación Sur-Sur Brasil-OIT.

La cooperación sur-sur que se da en forma horizontal y promueve el intercambio de experiencias, el uso eficiente de los recursos disponibles y la solidaridad internacional, es considerada como una alternativa importante en un momento en el cual los países enfrentan el desafío de hacer más con menos.

Los participantes en el encuentro intercambiaron ideas sobre las estrategias para la movilización de recursos, así como sobre las buenas prácticas y los mecanismos que facilitan la puesta en práctica de iniciativas de cooperación sur-sur.

En las rondas de negociaciones realizadas en Brasilia, los países pudieron intercambiar información sobre las experiencias exitosas que pueden compartir así como sobre sus necesidades en materia de cooperación para la lucha contra el trabajo infantil, lo cual resulto en la forma de acuerdos, en compromisos para actividades conjuntas y numerosas manifestaciones de interés para la colaboración futura.

La agenda incluyó temas como migración laboral, empleo juvenil, comunidades indígenas, transición escuela trabajo, educación, cadenas de valor, agricultura y tecnologías de la información.

Los acuerdos que serían puestos en práctica en los próximos tres a seis meses preven actividades de intercambio de informaciones y de herramientas, capacitaciones, investigaciones conjuntas, transferencia de metodologías, pasantías de especialisas, entre otras.

Salazar destacó el hecho que la Mesa regional se haya realizado en Brasil “un país con el cual la OIT ha desarrollado una asociación importante. La Agencia Brasileña de Cooperación (ABC) ha contribuido con una cantidad importante de recursos para la cooperación sur-sur, demostrando liderazgo en iniciativas de este tipo”.

El Director Regional de la OIT realizó su primera visita oficial a Brasil tras asumir su cargo el 1 de junio.

Además de participar en la Mesa de Cooperación Salazar se reunió con la Ministra de Desarrollo Social y Combate al Hambre, Tereza Campello, con el Ministro jefe de la Secretaría General de la Presidencia, Miguel Rosetto, con el director de la ABC, Fernando de Abreu, así como con otros representantes del gobierno.

“Durante estos encuentros tuve la oportunidad de reiterar el compromiso de la OIT de seguir apoyando a Brasil”, dijo Salazar.