Trabajo Forzoso

Brasil y Perú inician proyecto de cooperación para combatir el trabajo forzoso

Delegaciones de los dos países se reunieron en la sede de la Oficina Regional de la OIT para trazar los objetivos e iniciar el intercambio de experiencias exitosas.

Noticia | 18 de agosto de 2014
Lima – Delegaciones de especialistas de Brasil y Perú iniciaron hoy en esta ciudad una reunión destinada a intercambiar experiencias y acordar las acciones de un proyecto de cooperación Sur-Sur para combatir el trabajo forzoso, una forma de opresión que según estimaciones de la OIT afecta a 1,8 millones de personas en América Latina y el Caribe.

“El trabajo forzoso es la antítesis del trabajo decente”, dijo la Directora de la OIT para América Latina y el Caribe, Elizabeth Tinoco, al inaugurar el encuentro. “Estamos hablando de una plaga que la sociedad actual aún no ha podido resolver, de formas modernas de esclavitud”, agregó

En la inauguración de esta reunión del proyecto “Consolidando y difundiendo esfuerzos para combatir el trabajo forzoso en Brasil y Perú” también participaron la Viceministra de Trabajo y Promoción del empleo de Perú, Sylvia Cáceres, el embajador de Brasil en este país, Carlos Lazary Teixeira y el representante de la embajada de los Estados Unidos, Juan Carlos Requena.

El proyecto de cooperación Sur-Sur entre los dos países cuenta con el apoyo de la OIT y con financiamiento del Departamento del Trabajo de Estados Unidos.

Tinoco destacó que el propósito de la reunión de una semana es identificar objetivos del proyecto que recién inicia, trazar prioridades e iniciar un intercambio de experiencias exitosas.

“El trabajo forzoso es un fenómeno global, se encuentra en todas las economías del mundo, incluso donde se sospecharía que ya no es posible encontrar vestigios de esclavitud”, enfatizó. “Sin duda hay un consenso sobre la necesidad de erradicar el trabajo forzoso y la trata. Pero es importante traducir ese consenso en acciones concretas. Debemos recordar que someter a personas a esta práctica es un delito, una violación flagrante de los derechos humanos y laborales”, agregó la Directora de la OIT.

Durante la inauguración se destacó a Brasil como un país que ha acumulado una gran experiencia en el combate del trabajo forzoso. En 1995, el Gobierno Brasilero reconoció oficialmente la existencia del trabajo forzoso en el país. Desde esa fecha hasta el 2013 más de 46.000 trabajadores fueron rescatados del trabajo forzoso en Brasil, según datos oficiales.

La Viceministra de Trabajo y Promoción del empleo de Perú, Sylvia Cáceres, señaló que se capacitará a los inspectores, así como se fortalecerá la alianza con otras instituciones claves del Perú. “Estos esfuerzos constituyen uno de los ejes principales de la política vinculada a la promoción de los derechos fundamentales que se lleva a cabo desde el Ministerio de Trabajo”, resaltó.

Asimismo, se refirió a la aprobación del Segundo Plan Nacional de Lucha Contra el Trabajo forzoso 2013-2017 que se inició en diciembre del año pasado, el cual plantea un sistema de atención integral a las víctimas rescatadas del trabajo forzoso y los sectores donde es necesario actuar con rapidez.

Tinoco, por su parte, recordó el Protocolo y Recomendación que adoptaron los Estados Miembros de la OIT en Ginebra hace pocas semanas acerca de este problema. Estos dos instrumentos reforzarán la normativa internacional sobre el combate al trabajo forzoso y la trata, al mismo tiempo son un llamado a actuar con más decisión y prontitud.