Bahréin: Entrevista con Abdullah Hussain

Entrevista con Abdullah Hussain, Secretario General Adjunto de Relaciones Árabes e Internacionales de la Federación General de Sindicatos de Bahrein (GCPTU) y miembro del Consejo de Administración de la OIT.

Comunicado de prensa | Geneva, Switzerland | 14 de noviembre de 2012

Tras la celebración del Congreso de la Federación General de Sindicatos de Bahréin, ¿cuál es la situación real de los derechos de los trabajadores en su país?


Abdullah Hussain:
La situación actual de los derechos de los trabajadores e incluso de la libertad sindical es muy mala. Se trata de una larga batalla con el Gobierno que se inició con la elaboración y promulgación con la Ley de Sindicatos de 2002, en 2003 el Gobierno decidió no permitir que los trabajadores del sector gubernamental estableciesen sindicatos e intentamos defender el Gobierno que los trabajadores gubernamentales también poseen este derecho. Sin embargo, el Gobierno se negó hasta 2005 cuando presentamos una queja contra el Gobierno ante el Comité de Libertad Sindical, que estudió el caso y pidió al Gobierno que revisara dicha ley para conceder a los trabajadores del sector gubernamental el derecho a establecer un sindicato. No obstante, desde entonces y hasta la fecha, el Gobierno ha hecho caso omiso y sigue sin haber libertad sindical en el sector gubernamental. En cambio, cuando el Gobierno desea algo lo hace, y en octubre de 2011 modificaron la ley y permitieron que en cada empresa hubiese más sindicatos “de acuerdo con el Convenio núm. 87”. Cuando el Gobierno invoca el Convenio núm. 87 no puede mencionar sólo una parte e ignorar las demás; es necesario aplicarlo de forma íntegra, y por ello deberían conceder a los trabajadores del sector gubernamental el derecho de crear un sindicato. Y ahora el Gobierno ataca a nuestra Federación y la postura que adoptamos en marzo, porque estamos luchando por nuestros derechos pero han dado por concluido el diálogo: no hay convenios colectivos, han suspendido todo y quieren disolver nuestra Federación y crear otra y presentarla a los trabajadores de Bahréin; sin embargo, la Confederación Sindical Internacional (CSI) y la OIT nos apoyan, pues nuestra Federación es un organismo libre y electo y seguimos nuestra lucha y miramos hacia delante y no dejaremos de pedir que se respeten los derechos de los trabajadores.

El Comité de Libertad Sindical aprobó en marzo de 2012 su Informe, en el que se incluye el caso sobre Bahréin. ¿Qué opinión le merece este Informe a su sindicato?


Abdullah Hussain:
En cuanto al Informe de este Comité diré que en el anterior informe se decía que los trabajadores de todos los sectores tenían derecho a crear un sindicato y también a acudir a la huelga, pero cuando el Gobierno revisó la ley en 2006 limitó al máximo nuestro derecho de huega porque en 2005 presentamos dos quejas sobre los derechos de los trabajadores del sector gubernamental y en 2007 otra sobre el derecho de huelga y siguen negándonos ambos derechos. Las observaciones del Comité de Libertad Sindical son muy elocuentes: se pide al Gobierno que revise la ley para conceder a los trabajadores todos sus derechos, inclusive el derecho a crear un sindicato en el sector gubernamental y el derecho de huelga. La Federación está en lo cierto y todos los trabajadores tienen derecho a la libertad sindical.

¿Qué expectativas tiene usted respecto de la OIT en cuanto a la mejora del diálogo social y, en particular, de los Convenios de la OIT C87 sobre la libertad sindical y C98 sobre el derecho de sindicación en Bahréin?


Abdullah Hussain:
Tenemos grandes expectativas en relación con la OIT y la OIT nos apoya de veras. Contamos con un programa de la OIT respaldado por la Oficina de Beirut y se creó e instauró un programa de formación hace dos años. En el último mes de este programa se realizan actividades en Bahréin y en principio acudirán expertos extranjeros a Bahréin, ¡siempre y cuando se les concedan los visados! El Gobierno utiliza actualmente todos los métodos actualmente para atacar a nuestra Federación y está poniendo trabas a las delegaciones extranjeras para venir a Bahréin. Según los Convenios núm. 87 y núm. 98 y nuestro acuerdo tripartito emitido en marzo de 2012 y acordado en el Consejo de Administración, el Gobierno debe ratificar este acuerdo pero hasta ahora no lo ha hecho y seguimos exhortando al Gobierno a que ratifique ambos Convenios, ya que Bahréin es Estado miembro de la OIT y debe respetar la Constitución y las normas de la OIT. No obstante, seguimos luchando, pero el Gobierno hace oídos sordos y ni siquiera han puesto en marcha el proceso de negociación de ambos Convenios.