Conferencia Internacional del Trabajo, 2012: entrevista a Luc Cortebeeck, Vicepresidente Trabajador del Consejo de Administración

La 101.ª reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo concluyó con la adopción de una nueva recomendación sobre la protección social y un llamado en favor de la democracia en Myanmar. Luc Cortebeeck, Vicepresidente Trabajador del Consejo de Administración, examina los aspectos más destacados de esta Conferencia, a la que asistía por última vez el Sr. Juan Somavia, en calidad de Director General de la Oficina Internacional del Trabajo, tras la elección de su sucesor, el Sr. Guy Ryder.

Comunicado de prensa | Geneva,Switzerland | 15 de junio de 2012

ACTRAV INFO: La Conferencia Internacional del Trabajo acaba de concluir con la adopción de una recomendación sobre la protección social. ¿Qué representa este instrumento de la OIT para los trabajadores?

Es la primera vez que tenemos un instrumento como éste. Existe, desde luego, el Convenio sobre la seguridad social, pero lo nuevo es que ahora los trabajadores de todo el mundo deben beneficiarse de un piso de protección social. Por lo tanto, tenemos la oportunidad de establecer en todas partes una seguridad social, lo cual constituye un gran paso adelante para los trabajadores. Naturalmente, se trata de una recomendación que hay que poner en práctica. Es preciso entablar negociaciones en todos los países con el apoyo de las instituciones internacionales para lograr este objetivo. La adopción de esta recomendación es, sin duda, un momento importante, pero el trabajo comienza ahora.

ACTRAV INFO: Uno de los temas abordados en esta conferencia es el empleo de los jóvenes. En su opinión, ¿cómo la OIT puede responder a este desafío en un contexto económico marcado por las medidas de austeridad y la precariedad que afectan a los trabajadores, especialmente en los países ricos?

Observamos que las medidas de austeridad no nos ayudan mucho. En muchos países, hay problemas de crecimiento económico y presupuestario. Es indispensable equilibrar, trabajar con más elementos de crecimiento e inversión. En los países ricos, también observamos que muchos jóvenes no tienen trabajo, y, en ese sentido, es absolutamente necesario trabajar para el crecimiento, que debe persistir en el futuro. Si no queremos perder a los jóvenes, es el momento de avanzar promoviendo la inversión y modificando la política actual adoptada en varios países de Europa.

ACTRAV INFO: ¿Puede la OIT actuar en ese sentido para consolidar esta política en materia de empleo de los jóvenes?

Sí, ¡por supuesto! Si la comunidad europea tuviera su modelo social; durante la Conferencia de la OIT, se observó que este elemento casi ya no existe en estos países. Y es la OIT la que puede establecer el equilibrio y la que puede pedir a la Unión Europea, por ejemplo, que actúe con los interlocutores sociales, estimule el empleo y fortalezca la seguridad social. En Europa, al comparar este período con otros períodos particularmente difíciles en los años 30, podemos disponer de medios para invertir aplicando impuestos sobre las transacciones financieras. Me parece que es, pues, indispensable modificar la política actual.

ACTRAV INFO: La conferencia contó con la presencia de la Presidenta de la Liga Nacional para la Democracia (LND), Sra. Aung Sang Suu Kyi, que también se reunió con el Grupo de los Trabajadores. ¿Qué significa para usted esta visita?

Es un momento único. Con anterioridad, la OIT ya recibió la visita de Nelson Mandela, de Lech Walesa. Todas esas personas no sólo han cambiado el rumbo de su propio país, sino también el de una parte del mundo y, para todos nosotros, incluyendo a los trabajadores, ellos son un ejemplo. La visita de la Sra. Suu Kyi también significa que el sistema de la OIT ha dado sus frutos. Durante años, en la Comisión de Aplicación de Normas hemos luchado, celebrando debates a veces pesimistas, por el cambio en Myanmar. Pero al fin este cambio se ha logrado después de 20 años. Y la misma Sra. Aung Sang Suu Kyi lo ha señalado: si hay una organización internacional que realmente la ha apoyado, es la OIT.

ACTRAV INFO: La OIT ha decidido levantar las restricciones sobre Myanmar. ¿Es esta la culminación de una larga lucha defendida por la OIT como parte de la erradicación del trabajo forzoso y el fortalecimiento de la libertad sindical en ese país?

Recientemente participé en una misión de alto nivel que realizó nuestra organización en ese país. Observamos que efectivamente se han logrado progresos y los facilitadores que vimos nos confirmaron estos cambios en Myanmar. Tenemos la impresión de que el país se ha encauzado por la dirección correcta, pero hay que ser prudentes. Por ello, en noviembre de 2012 se llevarán a cabo nuevas evaluaciones en el Consejo de Administración y se celebrarán debates en marzo y junio de 2013. Así pues, debemos reafirmar nuestra presencia y exigir nuevos avances en la erradicación del trabajo forzoso.

ACTRAV INFO: Por último, el Sr. Juan Somavia ha participado por última vez en la conferencia en calidad de Director General. En nombre del Grupo de los Trabajadores, ¿tiene usted un mensaje para el Director General y su sucesor, el Sr. Guy Ryder?

Para el Director saliente, Sr. Somavia, tenemos que agradecerle profundamente todo lo realizado. El trabajo no ha sido fácil, porque la OIT es una organización tripartita. Y en un momento dado el mundo dijo: "sí, la OIT existe, pero ¿tiene todavía esta organización un gran importancia?" Hoy nos damos cuenta de que la OIT tiene más visibilidad en el mundo y ante otras instituciones como el FMI y el Banco Mundial. Son elementos importantes y cabe señalar que la OIT está representada en el G20 por el Director General. Hoy en día, la OIT tiene su lugar en el mundo. Tal vez la masa de trabajadores no la conoce bien, pero felizmente esta organización nos brinda la oportunidad de dialogar en el plano mundial con los empleadores y los gobiernos. Los trabajadores tienen su lugar en esta institución internacional. Queda todavía mucho por hacer, pero no debemos olvidar que la OIT es muy importante. Se han logrado muchas cosas gracias al Director General, Sr. Juan Somavia.

Con respecto al nuevo Director, Sr. Guy Ryder, se han hecho muchas cosas. Ahora hay que ver lo que se puede hacer con los convenios y las normas en el futuro. ¿Cómo mejorar esas normas, cómo adaptarlas al contexto actual? Los valores siguen siendo los mismos, pero los tiempos cambian. Por consiguiente, a veces, hay que atreverse y ajustarse a los nuevos tiempos manteniendo, desde luego, los valores. Luego, hay que fortalecer la cooperación entre la OIT y las otras organizaciones internacionales que trabajan más bien en el ámbito económico, para encontrar el equilibrio entre lo económico y lo social. Pues la economía real no funciona sin los trabajadores, sin los sindicatos, sin las concertaciones ni el diálogo social. Es el mensaje que debe reafirmarse en todos los países. Es necesario ratificar más convenios e insistir en su aplicación. Tenemos que pasar de las palabras a los hechos. Es el mensaje que transmitiría al nuevo Director General; tiene una gran tarea por delante.