Chad: Entrevista con el Sr. François Djondang, de la Unión de Sindicatos del Chad

Comunicado de prensa | 25 de noviembre de 2011

ACTRAV - INFO : La serie de huelgas registradas en el Chad llevó a un aumento de los salarios en su país. ¿Es una medida suficiente para sus camaradas trabajadores?

Adjia François Djondang : ¡A priori no! Esta medida del gobierno se adopta después de varios años de reivindicaciones formuladas por los sindicatos chadianos, que siempre pidieron que se aumentara el SMIG (salario mínimo interprofesional garantizado). El SMIG pasó de 25.480 francos CFA a 60.000 francos CFA. Exigimos que este aumento del sueldo mínimo se aplicara a todas las capas socioprofesionales. Presionado por la huelga, el gobierno aceptó firmar un decreto sobre el SMIG –que aceptamos– para distender la situación social en el Chad.

El Chad es Miembro de la OIT desde su independencia en 1960. ¿Podemos saber cuál es el estado de aplicación de las normas internacionales del trabajo, en particular la libertad sindical y el derecho a la negociación colectiva en su país?

Adjia François Djondang : Con respecto a los convenios fundamentales sobre los derechos de los trabajadores, observamos que la aplicación de esas normas plantea dificultades. La política se inmiscuye en los asuntos sindicales. Las cláusulas de los Convenios núms. 87 y 98 no se respetan totalmente. En el Chad el diálogo social en su globalidad no es fácil. Constituimos un comité nacional de diálogo social que es tripartito y que pronto empezará a funcionar.

A nivel de los trabajadores del Chad, ¿cuáles son sus expectativas con respecto a la OIT?

Adjia François Djondang : Ya recibimos el respaldo de la Oficina de Actividades para los Trabajadores (ACTRAV-OIT) con respecto a la participación de las delegaciones tripartitas en las reuniones de la OIT en el plano regional y subregional. Recientemente dirigimos una queja al Comité de Libertad Sindical tras la aprobación de una ley sobre las huelgas en el sector público, que es contraria a las disposiciones del Convenio núm. 87 de la OIT. Estamos todavía a la espera del veredicto del Comité al respecto. En el marco del programa de trabajo decente por país, debo decir que el Chad y África Central, de manera general, no han registrado progresos visibles en ese sentido. Pero se están desplegando esfuerzos en el Chad, junto con la Unión de Sindicatos del Chad, para que nuestro país pueda beneficiarse de esos programas, que sin duda permitirán mejorar la situación de nuestros camaradas trabajadores.