105e Conferencia Internacional del Trabajo

El rol de la OIT para la realización del trabajo decente en las cadenas de suministro globales es reconocido

En esta entrevista, el presidente del Grupo de los Trabajadores, Luc Cortebeeck, comenta los resultados de la 105ª sesión de la Conferencia Internacional del Trabajo, en especial el rol jugado por la OIT para instaurar el trabajo decente en las cadenas de suministro globales. Cortebeeck explica asimismo la posición del Grupo de los Trabajadores sobre el caso de violaciones de normas internacionales del trabajo, la cuestión del empleo y el trabajo decente al servicio de la paz y el impacto de la Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa.

Noticia | 23 de junio de 2016
Luc Cortebeeck, Presidente del Grupo de los Trabajadores
ACTRAV INFO: La 105ª Conferencia Internacional del Trabajo acaba de concluirse. ¿Qué evaluación hace usted del desarrollo y de los resultados de esta sesión de 2016?

Luc Cortebeeck:
Esta Conferencia ha sido un éxito, pero hemos vivido un verdadero suspenso hasta el último momento en la Comisión sobre el trabajo decente en las cadenas de suministro. Cuando la Comisión de Transición de la Guerra a la Paz y la Comisión de la Declaración de la Justicia Social habían llegado al término de sus trabajos, al igual que la Comisión de Normas, mis colegas y yo estábamos muy inquietos en relación al punto de la discusión de las cadenas de suministro. En determinado momento, el fracaso se perfilaba en el horizonte. Digamos que en el cuadro del “porvenir del trabajo”, el no reconocimiento de las responsabilidades de las cadenas de suministro – sin subestimar el rol de los Estados miembros – habría sido un mal signo para el porvenir de la OIT. Pero, afortunadamente, a la una y media de la mañana del jueves 9 de junio, tras negociaciones complejas y difíciles, se ha llegado a un acuerdo, acogido con aplausos por los trabajadores, los gobernadores y los empleadores.

ACTRAV INFO: A raíz de ese acuerdo, qué evaluación hace usted sobre el contenido del texto final de la Comisión sobre el trabajo decente en las cadenas de suministro globales?


Los retos eran enormes. Evidentemente hacía falta reconocer la contribución positiva de esas cadenas para el empleo en ciertos países y regiones, pero, al mismo tiempo, era necesario subrayar el hecho de que las cadenas de suministro han creado un entorno permisivo para las violaciones de las normas del trabajo y el no respeto del trabajo decente.

Las conclusiones de la Comisión demandan a los gobiernos el fortalecimiento de sus sistemas de inspección del trabajo, la promoción del diálogo social y los principios y derechos fundamentales del trabajo, al igual que el respeto a la libertad sindical y la negociación colectiva. Las conclusiones demandan igualmente a las empresas la implementación de medidas que reflejen los principios rectores de las Naciones Unidas relativos a las empresas y los derechos humanos, además de una diligencia razonable y la promoción del trabajo decente en el seno de sus cadenas de suministro.

En mis entrevistas anteriores, ya he hecho la conexión entre la actualización de la Declaración de Principios Tripartita sobre las Empresas Multinacionales, que es reconocida en el texto. Pero es sobre todo el consenso sobre la necesidad de promover las formas transfronterizas de diálogo social y cumplir los acuerdos marco internacionales, como medidas de protección de los trabajadores vulnerables independientemente de su estatus profesional, la conquista más importante.

Una reunión de expertos será invitada a indicar las debilidades en los Convenios y Recomendaciones actuales y examinará: “qué orientaciones, programas, medidas, iniciativas o normas son necesarias para promover el trabajo decente y/o facilitar la reducción de los déficits de trabajo decente en las cadenas de suministro globales.” Queda mucho por hacer, pero lo que prevalece es que el Grupo de los Empleadores ha reconocido los problemas que emanan de ciertas prácticas de sus cadenas. El mismo ha reconocido que nos son solo los gobiernos los que tienen la responsabilidad de velar por las actitudes de las empresas; ha reconocido las formas transfronterizas de negociación social y ha dejado las puertas abiertas para una nueva norma. El apoyo de los países de la Unión Europea, de los países africanos y de los Estados Unidos ha tenido un impacto importante sobre el resultado final de esta discusión general.

Pienso que el logro de este acuerdo y las conclusiones de la Comisión demuestran la importancia de la OIT, a través del tripartismo, para instaurar el trabajo decente en las cadenas de suministro globales.

ACTRAV INFO: 24 casos individuales relativos a violaciones de normas internacionales del trabajo han sido discutidas durante esta sesión. ¿Qué habría que retener en términos de resultados de esta Conferencia?


Quienes conocen un poco la OIT saben cómo el funcionamiento de la Comisión de Aplicación de los Convenios y Recomendaciones es delicado. Esta Comisión no ha podido funcionar desde 2012 hasta 2014 inclusive. Recién después de una declaración común del año pasado entre la Organización Internacional de los Empleadores y la Confederación Sindical Internacional el ataque hecho en 2012 por los empleadores contra el derecho de huelga y el derecho a la interpretación de los expertos, fue reducido a un nivel aceptable para poder retomar el trabajo de los mecanismos de supervisión de la OIT. Este año, por segunda vez luego de esta crisis, la Comisión ha podido examinar 24 casos cuya selección fue fruto de una negociación delicada y difícil entre los voceros de los trabajadores y de los empleadores.

El Grupo de los Trabajadores lamenta que países como Turquía, Egipto y Argelia, donde las libertades sindicales se encuentran en retroceso, no han comparecido este año. Numerosos casos tratados conciernen a los temas de libertad sindical y negociación colectiva, lo cual no resulta sorpresivo, vista la violación de los derechos sindicales que existe en un sinnúmero de países. Es el caso especialmente del Reino Unido, que debe informar al Grupo de Expertos sobre la forma en que el gobierno del Sr. Cameron respeta la libertad sindical en la nueva legislación. También Irlanda debe proveer informaciones porque hay injerencia de la Comisión Europea en la negociación colectiva, lo cual es una advertencia merecida, teniendo en cuenta la actitud y las exigencias provenientes de la Comisión.

Me satisface el contenido de las conclusiones que han permitido ofrecer orientaciones claras para los gobiernos sobre las medidas a tomar para adecuarse a los Convenios. Luego de la Misión tripartita de alto nivel, las conclusiones han incluido un párrafo especial para Bangladesh (libertad sindical). Los casos particularmente preocupantes se ponen en evidencia en los párrafos especiales del informe de la Conferencia, como es igualmente el caso de El Salvador (libertad sindical, violencia y falta de diálogo social).

Zimbabue puede recibir una Misión Tripartita de Alto Nivel por discriminación antisindical y falta de diálogo social, así como Venezuela por la política de empleo.

Habrá misiones de contacto directo (realizadas por la Oficina) en las Filipinas, El Salvador, Indonesia, Kazajistán, Suazilandia, Camboya por falta de libertad sindical, de diálogo social y por hechos de violencia y en Mauritania por trabajo esclavo. Los demás países serán asistidos técnicamente por la Oficina Internacional del Trabajo, como son los casos de Madagascar, Nigeria (trabajo infantil), Turkmenistán (trabajo forzoso en el algodón), Bielorrusia (trabajo forzoso), Ecuador, Malasia, Islas Maurice (falta de derecho de negociación), y Honduras (pueblos indígenas). El caso de Qatar (discriminación) ya está en discusión en el Consejo de Administración (posibilidad de una Comisión de Encuesta). Otros países deben proveer informaciones suplementarias: Guatemala (que corre el riesgo ya de una Comisión de Encuesta al Consejo de Administración por falta de libertad sindical y violencia), República Checa (discriminación contra los gitanos), que es el tercer caso de la Unión Europea.

ACTRAV INFO: La cuestión del empleo y el trabajo decente al servicio de la paz fue discutido durante esta sesión. ¿Cómo evalúa usted las discusiones sobre este tema y cuáles son las propuestas de seguimiento por parte de los trabajadores?

El objetivo es revisar la Recomendación N° 71 sobre el empleo, la transición de la guerra a la paz, un instrumento de 1944 (Filadelfia), que ha ayudado en la reconstrucción de tantos países después de la Segunda Guerra Mundial. Este año se dio la primera discusión; la Conferencia de junio de 2017 debe finalizar y votar la Recomendación revisada. Para nosotros no se trata solamente de guerras, sino que hay otros tipos de conflictos, de crisis y de catástrofes naturales. Mil quinientos millones de personas sobre una población mundial de 7 mil millones de personas son afectados por diferentes tipos de catástrofes o guerras.

Lo que imaginábamos sería una discusión fácil, no lo fue para nada. Trabajadores, empleadores y gobiernos trabaron debates intensos hasta terminar en más de 350 enmiendas presentadas. Ciertos Estados miembros temían un ataque a su soberanía; otros vieron con recelo que la OIT sobrepasara sus competencias sobre el empleo y el trabajo; otros deseaban hacer una distinción entre tipos de refugiados o temían “demasiada protección para las minorías”. En todo caso, dos secciones de gran importancia para el grupo de los trabajadores – “grupos vulnerables” y “refugiados, personas desplazadas y repatriadas” – no han podido alcanzar un acuerdo y debieron ser puestas entre corchetes. Para la segunda lectura de la Recomendación en 2017, un nuevo texto será redactado teniendo en cuenta la riqueza de los debates de este año, al igual que los resultados de la Reunión Tripartita de la OIT sobre los refugiados, prevista para julio de 2016.

ACTRAV INFO: ¿Qué habría que destacar de la discusión sobre el impacto de la Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa?

Esta Declaración se adoptó en 2008 para crear una globalización más justa. Pero, tres meses y cinco días después, estalló una crisis financiera y económica. Dicha crisis perturbó la implementación de esta declaración, que contiene cuatro objetivos: el empleo, la protección social, el diálogo social y el tripartismo, además de los principios y derechos fundamentales del trabajo.

La crisis financiera y económica ha mostrado que la respuesta de los gobiernos – atendiendo a la presión de las instituciones financieras y económicas mundiales y regionales – ha debilitado los derechos de los trabajadores y el diálogo social en muchos países. Consiguientemente, saludamos la confirmación de la importancia de la Declaración y el compromiso político de los tres grupos constituyentes de la OIT y el llamado hecho por la Oficina a desarrollar una estrategia para promover sus valores, su mandato y sus normas en las organizaciones financieras y económicas. Los Estados miembros son igualmente convocados a promover la coherencia política a fin de integrar el trabajo decente a las políticas nacionales a través de consultas con los diferentes ministerios relacionados y los aliados sociales. Los Estados son invitados a intensificar sus esfuerzos por la ratificación y aplicación de los Convenios fundamentales y de gobernanza.

El mecanismo de seguimiento por parte de la OIT, con una discusión anual en la Conferencia, en torno a los cuatro objetivos estratégicos debe ser mantenido. Se trata de indicar eventuales nuevas normas, o el apoyo que puede aportar la Oficina a los Estados miembros y a los aliados sociales. El trabajo de concreción le toca al Consejo de Administración a través del próximo Cuadro Estratégico, Programa y Presupuesto para 2018-2019. Nosotros contamos con el compromiso de sus miembros de perseguir esta visión. Cuando esto se haga, estoy convencido de que un importante paso adelante habrá sido dado hacia nuestro objetivo común de un trabajo decente para todos.

ACTRAV INFO: Y hubo además otros temas importantes …

Por supuesto, resultaba difícil seguirlo todo. Las discusión plenaria del Informe del Director General sobre la erradicación de la pobreza partía de la idea, que he expresado en nombre de nuestro Grupo, de que “si los niveles de desigualdad se confirman, seremos todos perdedores”. He podido intervenir también durante la Noche de Solidaridad por Palestina sobre el informe del director general concerniente a la situación alarmante de los territorios ocupados en Palestina. Hemos celebrado el día mundial de los niños que trabajan en las cadenas de suministro, y la Cumbre del Mundo del Trabajo dio lugar a una debate muy interesante , entre otros, con la joven trabajadora
Nice Coronacion de las Filipinas, que testificó el rol indispensable de los sindicatos para la protección de los jóvenes trabajadores. Este año, el Estudio
Conjunto de la Comisión de Normas presentó el tema de la migración, que debe regresar a la discusión en la Conferencia del próximo año….

La OIT no es perfecta, pero la 105ª Conferencia ha demostrado una vez más que “la vieja dama de 97 años” está bien firme y dinámica, afortunadamente para los trabajadores.