Paraguay deposita ratificación del Convenio 189 en OIT Ginebra

De esta forma, el país terminó formalmente con el proceso de ratificación de la norma internacional y Paraguay se convierte así en el cuarto país en América Latina y el Caribe en ratificar este Convenio, tras las ratificaciones de Uruguay, Nicaragua y Bolivia.

Noticia | 8 de mayo de 2013
Ginebra, Suiza.- El Embajador de Paraguay en Ginebra, Juan Esteban Aguirre, hizo entrega el 7 de mayo pasado a la Directora del Departamento de Normas de OIT-Ginebra, Cleopatra Doumbia-Henry, de la ratificación del Convenio 189 sobre trabajo decente para trabajadores y trabajadoras domésticas por parte del Estado paraguayo.

De esta forma, el país terminó formalmente con el proceso de ratificación de la norma internacional y Paraguay se convierte así en el cuarto país en América Latina y el Caribe en ratificar este Convenio, tras las ratificaciones de Uruguay, Nicaragua y Bolivia.

En Paraguay, el Convenio 189 fue aprobado el 6 de noviembre de 2012 en la Cámara de Diputados, después de haber entrado a fines de julio del mismo año a esta instancia. Fue gracias al trabajo del Ministerio de la Mujer y el de Justicia y Trabajo, que realizaron los trámites preliminares ante la Presidencia de la República y el Ministerio de Relaciones Exteriores, para que el documento se sometiera formalmente al Parlamento, con un pedido de Ratificación.

Posteriormente el proyecto fue discutido en diversas Comisiones, entre ellas, la Comisión de Legislación, Comisión de Justicia y Trabajo y la Comisión de Equidad, Género y Desarrollo Social, las que también aconsejaron la aprobación. Por último, el 10 de diciembre de 2012 el Presidente de la República promulgó la Ley 4819/12 que ratifica este Convenio.

Luego del depósito de la norma internacional, el plazo para que el Convenio entre en vigor es de 12 meses. Cabe destacar que las disposiciones del Convenio 189 son presentadas en términos generales, dando a los Estados ratificantes una oportunidad de revisar y fortalecer en forma continua sus legislaciones nacionales. Lo fundamental es que el Convenio 189 establece un piso mínimo, por lo que si existen normas nacionales más favorables para los trabajadores domésticos, éstas siempre prevalecen.

Cuando un país ratifica un Convenio de la OIT, su Gobierno hace un compromiso formal de aplicar todas las obligaciones establecidas en él, y periódicamente informar a la OIT sobre las medidas adoptadas en este sentido. Los países miembros quedan también sujetos al sistema de control regular de la OIT para garantizar su aplicación

Seminario de presentación del C189


Simultáneo al acto de depósito, en Asunción, Paraguay, el Ministerio de Justicia y Trabajo y el Ministerio de la Mujer, con el apoyo técnico de la OIT, realizaron un seminario entorno al Convenio 189.

Durante la presentación se remarcó la importancia de la adopción de este Convenio y el hecho de que el país pueda adecuar sus disposiciones legales a las normativas internacionales. En la ocasión, la ministra de Justicia y Trabajo, María Lorena Segovia Azucas, indicó que: “La ratificación del Convenio 189 implica el reconocimiento por parte del Estado del status jurídico que debiera darse desde siempre a las y los trabajadores domésticos, cabe entonces a partir de esta ratificación adaptar y adoptar las disposiciones del mismo a la legislación actual y creo que con el apoyo de la OIT esto va a ser posible a corto plazo. Este ha sido uno de los objetivos prioritarios del Gobierno, y hoy lo estamos logrando, ahora nos espera una reglamentación acorde al Convenio”.

La ministra de la Mujer, Gloria Rubin por su parte señaló como un hecho histórico y significativo la ratificación del Convenio y abogó por su cumplimiento y aplicación. Destacó que “Debemos celebrar este final que también es un comienzo y debemos ser contralores del cumplimiento desde el Estado y fuera del Estado”.

En la ocasión, la Especialista Regional en Género y Empleo de la OIT, María Elena Valenzuela, habló de la importancia de la ratificación del Convenio y enfatizó que es una gran oportunidad para que se pueda revisar y adecuar la legislación a los contenidos del norma internacional. Remarcó el hecho de que Paraguay haya sido uno de los primeros países en la región en ratificar el Convenio y explicó la situación actual del empleo doméstico en la región de América Latina y el Caribe.

“El trabajo doméstico hace un aporte fundamental a la sociedad y a la economía y facilita el ingreso de muchas mujeres al mercado laboral”, dijo la Especialista de la OIT, y agregó que “esta ocupación permite a su vez que principalmente las mujeres puedan salir de sus casas para acudir al mercado laboral.” Maria Elena Valenzuela dijo también que, a pesar de existir avances a nivel regional, persisten los principales problemas que afectan a este sector como son las largas jornadas de trabajo, los bajos salarios y la baja cobertura de seguridad social y derechos jubilatorios.

En la actividad participaron además de las ministras de Justicia y Trabajo y de la Mujer, los representantes de otras instituciones del Estado, así como representantes del sector empleador y trabajador.