Los derechos de los trabajadores migrantes es tema de intercambio entre Brasil y Costa Rica

Delegación brasileña fue a San José para analizar las buenas prácticas y las posibles oportunidades de cooperación para promover los derechos de los trabajadores migrantes.

Noticia | 21 de marzo de 2017


Con el objetivo de profundizar en el intercambio de buenas prácticas de protección de los derechos de los trabajadores migrantes entre Brasil y Costa Rica, una delegación tripartita de Costa Rica recibió una visita técnica de Brasil, el mes pasado. La delegación de Brasil incluyó a funcionarios gubernamentales, organizaciones de trabajadores y empleadores, la sociedad civil y representantes de los municipios que desarrollan acciones de acogida e integración de los migrantes.

El embajador de Brasil en Costa Rica, Fernando Jacques de Magalhaes Pimenta, les acompañó durante el encuentro y destacó el punto de vista humanitario para facilitar y promover la integración de los migrantes en la sociedad brasileña: "En lugar de imponer obstáculos a los migrantes, se debería facilitar su integración en la sociedad que les acoje ". En este sentido, Brasil destacó como buena práctica, los conocimientos técnicos del Consejo Nacional de Migración en el desarrollo de políticas públicas a través del diálogo social, más allá del paradigma que la promoción y aplicación de la migración laboral ordenada y regular, extiende los beneficios sociales y económicos para los países involucrados y también para las personas migrantes.

Según el viceministro de Trabajo y Seguridad Social de Costa Rica, Luis Emilio Cuenca Botey, "los dos países tienen mucho que compartir en el plano político, económico e histórico." La multidimensionalidad y multidirecionalidad de la migración internacional genera repercusiones para todas las sociedades implicadas, y es esencial que los estados sean proactivos en la promoción de los derechos humanos de los migrantes, es la adopción de dispositivos tales como los acuerdos bilaterales de migración y el fortalecimiento de los mecanismos la inspección del trabajo.

"La participación de los Ministerios de Trabajo de los dos países en los tres días de actividad demuestra el papel protagónico del mundo del trabajo para la migración internacional y permite la sostenibilidad de las iniciativas políticas futuras y de cooperación técnica", dijo la coordinadora de proyecto de la OIT, Cyntia Sampaio, que organizó la visita. "También tenemos la participación de representantes de Sao Paulo, Brasil, y otros ocho municipios de Costa Rica y Guatemala, gracias a la colaboración entre la OIT y la Fundación Avina. Esto era importante dado el reconocimiento del papel fundamental de los municipios para promover el acceso de los migrantes a los servicios públicos existentes y garantizar sus derechos humanos ".

Durante los tres días de actividades, los participantes fueron capaces de profundizar en el conocimiento de los flujos migratorios recientes, las leyes nacionales y prácticas existentes para proteger los derechos de los trabajadores migrantes. También se llevó a cabo un ejercicio de identificación de áreas potenciales de cooperación técnica de interés para las instituciones implicadas. La reinserción laboral de las personas que han emigrado y se regresan a sus países de origen, y también el uso de los fondos enviados por los migrantes a proyectos de emprendedurismo en sus países se han convertido en temas importantes en el contexto regional, precisando la necesidad de un mayor desarrollo.

Después de la reunión, los participantes destacaron la necesidad de fortalecer alianzas entre los municipios y los gobiernos nacionales en la gestión de los flujos migratorios internacionales y la promoción de campañas informativas para los trabajadores y los empleadores sobre los derechos de los trabajadores migrantes. También se identificó la necesidad de capacitar e institucionalizar los agentes de inspección laboral y desarrollar estrategias para promover buenas prácticas de protección en sectores específicos, como la agricultura, el trabajo doméstico y la construcción, que tradicionalmente emplean a un número significativo de migrantes en ambos países.

La cooperación entre los dos países en el tema de la migración laboral inició en 2016, cuando una delegación tripartita de Costa Rica presentó sus experiencias en un seminario internacional organizado por la OIT en Brasilia con representantes de cinco países de América Latina y el Caribe, que son notoriamente conocidos como países receptores de migrantes. La visita técnica de Brasil a Costa Rica se llevó a cabo en el marco del Proyecto de Cooperación Sur-Sur para la protección de los derechos de los trabajadores migrantes en América Latina y el Caribe, implementado desde 2015 por la Oficina de la OIT en Brasil, en asociación con la Agencia Brasileña de Cooperación y el Ministerio de Trabajo en Brasil.