Diálogo Social en escenario tripartito.

Artículo | 27 de mayo de 2009
Primer Foro de Actualización en Materia Laboral de la Secretaría de Estado de Trabajo de la República Dominicana

1- DEFINICION
Según lo define la OIT, el diálogo social comprende todo tipo de negociaciones y consultas - e incluso el mero intercambio de información - entre representantes de los gobiernos, los empleadores y los trabajadores sobre temas de interés común relativos a las políticas económicas y sociales.
La vitalidad del diálogo social es un indicador inequívoco de la madurez democrática de las relaciones laborales y del sistema político. Es también
una herramienta clave para la distribución más justa del ingreso nacional.
Por tanto la apuesta por el diálogo constituye en esencia una apuesta por la profundización de la democracia y la justicia social.

El diálogo social reduce la capacidad del Poder Público para adoptar decisiones unilaterales o autoritarias. El diálogo social modifica las reglas
del juego político. Al hacer más participativa y transparente la formulación de la política pública, modifica las relaciones de poder y la capacidad de
incidencia de los actores sociales.

2- REQUISITOS


Las condiciones más importantes que permiten el diálogo social son las siguientes:

- La existencia de organizaciones de trabajadores y de empleadores sólidas e independientes, con la capacidad técnica y el acceso a la información necesaria. Capacidad de protesta no basta, se necesita capacidad de propuesta.

- La voluntad política y el compromiso de todas las partes interesadas. Ello implica tolerancia y respeto mutuo. También disposición a ceder, a buscar soluciones ganar-ganar.

- El respeto de la libertad sindical y la negociación colectiva. El reconocimiento recíproco como actores legítimos. Desconocer el legítimo derecho de asociación de trabajadores o empleadores es una negación de la democracia y una violación de los derechos humanos.

- Un apoyo institucional adecuado. El intercambio de consignas ideológicas no es diálogo. Muchas veces los actores carecen de la información suficiente para la toma de decisiones.

Alimentar los procesos de diálogo con adecuado insumo técnico y acompañamiento administrativo es clave. El diálogo social en muchos casos es de carácter intermitente, no tienes raíces profundas y está permanentemente expuesto a los vaivenes políticos de cada país. Las organizaciones de empleadores y trabajadores también requieren fortalecer su capacidad para intervenir de manera constructiva en procesos de diálogo.

Abatir la desconfianza constituye uno de los principales desafíos para el relanzamiento del diálogo en la región. La frustración con procesos de
diálogo que con frecuencia concluyeron sin resultados y una imagen desfavorable de las contrapartes, han minado la confianza en el diálogo. El
reto es demostrar con hechos, no palabras, que el diálogo social funciona.  Que produce resultados concretos. Que sirve para resolver problemas
sociales y económicos. Que contribuye a cambiar la vida de la gente.

3- TENDENCIAS


Crisis se ha convertido en acicate de diálogo social. República Dominicana es un ejemplo. Otros ejemplos:

- México: Acuerdo nacional en favor de la economía familiar y el empleo (Enero) 25 medidas organizadas en 5 pilares.
- Nicaragua: Acuerdo de emergencia económica y laboral (Marzo) Ámbito: Zona Franca. Medidas incluyen establecimiento de comisariatos y fijación de salario mínimo para 2009-2011.
-  Chile: Acuerdo nacional por el empleo, la capacitación y la protección laboral (Mayo) Se trata de 6 medidas orientadas a reducir desempleo en 125,000 personas. Movimiento sindical está promoviendo pacto por el empleo y la gobernabilidad democrática en El Salvador. También en España CCOO y UGT presentaron semana anterior propuesta de Acuerdo por el Empleo y la Protección Social e invitaron a gobierno y empleadores a dialogar.

4- PROYECTO

Para concluir deseo aprovechar la oportunidad para presentar brevemente los alcances del proyecto de diálogo social de la OIT. Este es un proyecto nuevo. Inició hace apenas cuatro meses. Tendrá una duración de tres años y es financiado por el gobierno de los Estados Unidos.  El objetivo principal es la promoción del diálogo social en Centroamérica y la República Dominicana.

Tres son los principales resultados esperados: a) fortalecimiento de las instituciones de diálogo social; b) fortalecimiento de los actores sociales; y
c) promoción del diálogo a nivel sectorial o de empresa, incluyendo la negociación colectiva.

El proyecto ofrece a los países asistencia técnica, capacitación y acompañamiento de mesas de diálogo específicas. Nuestra intención es identificar en cada país un tema de interés para empleadores, trabajadores y gobiernos, y trabajar hombro a hombro hasta la culminación del proceso de diálogo.

El proyecto de diálogo social aspira convertirse en una herramienta útil para la República Dominicana. Nuestro deseo es diseñar un plan de trabajo que responda de manera directa a sus necesidades. Trabajaremos de la mano de la Secretaría de Trabajo, empleadores y trabajadores para lograrlo.

En Primer Foro de Actualización en Materia Laboral de la Secretaría de Estado de Trabajo de la República Dominicana, del 27 al 29 de mayo, 2009.