Area 2.Fortalecimiento de la administración de trabajo y reforma legal

El proyecto contribuye a que las administraciones cuenten con mayor capacidad para garantizar el cumplimiento de las normas laborales nacionales e internacionales, mediante el fortalecimiento de capacidades de gerencia y el apoyo a la formulación, implementación, monitoreo y evaluación de planes estratégicos institucionales de los Ministerios de Trabajo, que incorporan –entre otros temas– las recomendaciones del Libro Blanco.

Para atender la problemática de los vacíos o debilidades del marco normativo laboral, tanto a nivel sustantivo como procesal, así como en materia de solución de conflictos (conciliación, mediación y arbitraje) se apoya a los países para que formulen y aprueben una legislación acorde con las normas internacionales del trabajo, particularmente en los temas mencionados en el Libro Blanco, y con sistemas de solución de conflictos en sede administrativa mejorados.

Se provee asistencia técnica para la formulación de propuestas de legislación y para la creación de espacios para su divulgación, actualización y discusión entre los actores clave a nivel nacional. Además, se apoya la capacitación de los funcionarios y operadores de justicia para que cuenten con conocimientos actualizados sobre la legislación laboral vigente y sus propias funciones. Asimismo, se busca favorecer el establecimiento de sistemas administrativos mejorados para la solución de conflictos mediante la asistencia técnica, capacitaciones y apoyo a la elaboración de protocolos y guías para los funcionarios relevantes.

Se apoya en cada país al desarrollo de un programa piloto (modelo) para implementar las políticas socio-laborales inclusivas a nivel local con la participación de las instancias públicas y privadas pertinentes así como con la participación de las organizaciones de empleadores y trabajadores de la localidad. Se espera que sea un modelo para la construcción de capacidades para la gestión de la política socio-laboral y que generará herramientas útiles para el sistema de la administración de trabajo a nivel nacional.

Las estrategias referidas se dirigen a dar respuesta a algunas de las limitaciones de los sistemas de gestión (planificación, ejecución, monitoreo y evaluación) al interior de los Ministerios de Trabajo y el Poder Judicial, tanto a nivel nacional como local para regular el mercado de trabajo y para garantizar la aplicación de los derechos laborales.

Parte de esas limitaciones son la débil articulación entre las entidades que participan en el sistema de administración del trabajo y la carencia de mecanismos para apoyar a empresas y trabajadores independientes de baja productividad (informalidad) que tienen limitadas condiciones económicas para hacer cumplir los derechos laborales, particularmente aquellos que forman parte de la economía informal. También se determinó que existen algunas debilidades para la resolución de conflictos (conciliación, mediación y arbitraje) en la sede administrativa.

Asimismo se encontró la persistencia de ciertas debilidades en la normativa nacional laboral, tanto de tipo sustantivo como procesal, para propiciar el cumplimiento de los derechos laborales.