La OIT es una agencia especializada de lasNaciones Unidas
ILO-es-strap

 86.reunión
Ginebra, junio de 1998


 

Presentación del Informe del Presidente del Consejo de Administración por el Sr. El-Amawi
2 de junio de 1998

 Tengo el honor de presentar a ustedes el informe sobre las actividades realizadas por el Consejo de Administración durante el período 1997-1998, que figura en las Actas Provisionales núm. 2. Este informe destaca los principales aspectos de la labor del Consejo de Administración en este año y no aborda con detalle asuntos que han de considerarse de ese modo en esta reunión de la Conferencia.

En primer lugar, como todos ustedes saben, a raíz del debate que tuvo lugar en la reunión del año pasado de la Conferencia acerca de la Memoria del Director General referente al futuro de la actividad normativa de la OIT, el Consejo de Administración ha incluido en el orden del día de la presente reunión un punto sobre el examen de una eventual Declaración de Principios de la OIT relativa a los derechos fundamentales, y del mecanismo de seguimiento apropiado. Desde que se tomó esta decisión, se han planteado muchas consultas tanto en el seno del Consejo de Administración como fuera de él, a raíz de lo cual el Consejo ha elaborado el proyecto de texto que ahora somete a la Conferencia como séptimo punto del orden del día. Por lo que atañe a la segunda parte de la Memoria que el Director General presentó a la Conferencia el año pasado a propósito de posibles mejoras de la actividad normativa de la OIT, el Consejo de Administración examinará las diversas propuestas que se han hecho en su reunión de noviembre de 1998.

Como seguimiento de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, el Consejo de Administración examinó el informe de síntesis preparado por la OIT sobre las evaluaciones de la política de empleo en siete países como principal fruto del Grupo de Trabajo del CAC sobre el pleno empleo y los modos de vida sostenibles, bajo la coordinación de la OIT. El Consejo de Administración discutió, asimismo, una serie de directrices sacadas de los resúmenes de las evaluaciones de la política de empleo en el plano nacional para promover el empleo y los modos de vida sostenibles, así como propuestas para llevar a cabo una acción internacional, particularmente por parte de los organismos del sistema de las Naciones Unidas. Como parte de sus actividades con miras al seguimiento de la Declaración y el Programa de Acción de Copenhague, la OIT proyecta una nueva serie de evaluaciones de las políticas nacionales de empleo. El Consejo de Administración ha considerado también los preparativos y el orden del día para la Reunión Consultiva Internacional para el Seguimiento de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, que organizará la OIT en 1999.

El Consejo de Administración dedicó también su atención a la acción de otros organismos de las Naciones Unidas en relación con el seguimiento de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, en particular la de la Comisión de las Naciones Unidas para el Desarrollo Social, y la participación de la OIT en otros dos Grupos de Trabajo en respuesta a los planteamientos de dicha Cumbre. También se examinaron las relaciones con el Banco Mundial y el Grupo G-8.

El Grupo de Trabajo sobre las Dimensiones Sociales de la Liberalización del Comercio Internacional continuó sus actividades durante el año examinando los progresos realizados en relación con los estudios de caso propuestos por la OIT para analizar el impacto social de la mundialización y la liberalización del comercio en cierto número de países, con objeto de obtener una información significativa en un terreno donde hace falta. La etapa final consistirá en una serie de estudios nacionales de los países considerados y un informe de síntesis.

El Grupo de Trabajo también consideró un marco preliminar para las actividades de investigación de la OIT sobre las normas fundamentales del trabajo y la evolución económica de los países en desarrollo. Se estudiaron además varios proyectos de investigación sobre las dimensiones sociales de la mundialización.

El Grupo de Trabajo consideró asimismo la cuestión del etiquetado social y de las responsabilidades sociales de las empresas, así como la publicación de un documento sobre el tema por parte de la Oficina, en el que se describe en qué consiste el etiquetado social y se explica de qué manera han surgido las iniciativas sobre el etiquetado social como una de las diversas vías que pueden seguirse para eliminar o reducir el trabajo infantil.

El Grupo de Trabajo analizó un pormenorizado documento de la Oficina en el cual se presenta una visión de conjunto de las actividades de otras organizaciones pertinentes para su labor. El documento se refería a informes y estudios sobre temas relativos a la dimensión social de la mundialización, así como sobre las reuniones y conferencias en que se ha abordado esta cuestión y sobre otras diversas actividades regionales e internacionales. El Grupo de Trabajo tomó nota de los progresos realizados en el debate internacional sobre esta cuestión y de una serie de iniciativas regionales y locales.

También merecieron atención por parte del Consejo de Administración las reformas en curso dentro del sistema de las Naciones Unidas, así como sus implicaciones para la labor de la OIT. La búsqueda de una mayor unidad de propósito en las Naciones Unidas, centrada en gran medida en cuestiones de orden económico y social, afecta a los ámbitos de competencia de la OIT y a las relaciones con la sociedad civil, un área en que la OIT dispone de una experiencia considerable. Las reformas son más visibles en el ámbito de la cooperación técnica, en particular en lo que atañe al Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo creado por el Secretario General y cuyo núcleo esencial está constituido por el PNUD, el FNUAP, el UNICEF y otros organismos de las Naciones Unidas.

En lo que respecta a las normas internacionales del trabajo, el Consejo de Administración examinó los progresos realizados en materia de ratificación y promoción de los convenios fundamentales de la OIT, y en particular la campaña del Director General que ha dado como resultado 82 nuevas ratificaciones, esperándose recibir aún algunas más.

En lo que atañe a la revisión de normas, el Consejo de Administración siguió con su examen de las necesidades de revisión de convenios, labor que continuará durante el año próximo. Tras la adopción de las enmiendas a la Constitución, al Reglamento del Consejo de Administración y al de la Conferencia durante la reunión de la Conferencia del año pasado, el Consejo de Administración decidió incluir en el orden del día de la reunión de la Conferencia del año 2000 propuestas para la retirada de seis convenios que nunca entraron en vigor.

En lo que atañe a las reclamaciones relativas a la situación sindical en Nigeria, recogidas en las quejas sometidas al Comité de Libertad Sindical, el Consejo de Administración las ha remitido a una comisión de encuesta que se nombrará con arreglo a lo dispuesto en el artículo 26 de la Constitución.

El año pasado, el Consejo de Administración creó un Grupo de Trabajo para evaluar la política de asociación activa. Su objetivo es el de evaluar en qué medida ha conseguido la política de asociación activa, acercar a la OIT a sus mandantes tripartitos en los Estados Miembros, en qué medida se ha incrementado la participación de los mandantes en una acción conjunta con la OIT, y cuál es el alcance de las mejoras en lo que atañe a la coherencia y la calidad de los servicios técnicos prestados a los mandantes. El Grupo de Trabajo celebró diversas reuniones a lo largo del año, y terminará su informe este otoño.

El enfoque y los aspectos prácticos del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) también fueron objeto de discusiones dentro de la Comisión de Cooperación Técnica del Consejo de Administración. Esta ha sido la primera evaluación detallada del Programa desde la concepción del mismo, y ha tenido resultados apreciables.

Esta misma Comisión también examinó las actividades de cooperación técnica de la OIT durante el año anterior, así como la actualización de la estrategia de movilización de recursos de la Organización a fin de tener en cuenta los cambios más recientes en el entorno del desarrollo. También examinó brevemente los nuevos programas globales, entre los que se incluye el Programa internacional para incrementar la cantidad y la calidad de los empleos de las mujeres, que es objeto de la Reunión Tripartita de Alto Nivel Ministerial que se celebrará durante la presente reunión de la Conferencia.

En lo que atañe a la propia Conferencia Internacional del Trabajo, el Consejo de Administración ha comenzado a utilizar un nuevo método para la selección de los puntos de su orden del día, consistente en la elaboración de un repertorio de propuestas al que poder recurrir. Para el orden del día de la reunión de la Conferencia del año 2000, el Consejo de Administración ha decidido incluir un punto relativo a la formación y el desarrollo de los recursos humanos para la discusión general, y otro relativo a la seguridad y salud en la agricultura para la adopción de posibles nuevas normas. El Consejo de Administración también examina las disposiciones especiales que podrían adoptarse en el marco del cambio de milenio para la reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo del año 2000.

El Consejo de Administración decidió reanudar, a partir de la presente reunión de la Conferencia, la publicación de las Actas Provisionales durante las sesiones de la Conferencia.

En lo que respecta a las reuniones regionales, el Consejo de Administración estudió el informe y las conclusiones de la decimosegunda Reunión Regional Asiática, que se celebró en Bangkok en diciembre de 1997, y discutió un documento sobre la acción para realizar el seguimiento de dicha Reunión. Concedió especial importancia a la Reunión tripartita de alto nivel sobre las respuestas sociales a la crisis financiera en los países de Asia oriental y sudoriental, celebrada en Bangkok en el mes de abril a solicitud de la Reunión Regional, y examinará el informe de dicha Reunión al final de la presente reunión de la Conferencia.

Como sabrán todos ustedes, el Consejo de Administración eligió en el mes de marzo al Sr. Juan Somavía para el puesto de Director General de la Oficina Internacional del Trabajo cuando finalice el mandato del actual Director General, Sr. Michel Hansenne, el 4 de marzo de 1999.

Por último, quisiera manifestar mi sincero agradecimiento a mis dos colegas en la Mesa de la Conferencia, el Sr. Bill Brett, Vicepresidente trabajador del Consejo de Administración, y el Sr. Jean-Jacques Oechslin, Vicepresidente empleador y Presidente de la presente reunión de la Conferencia, a quien felicito por su elección y para quien deseo éxito en su labor y en los trabajos de la Conferencia. Quisiera dar las gracias a los Sres. Oechslin y Brett por su amistad y cooperación durante el último año, y quisiera agradecer también al Director General y a su personal su apoyo y ayuda continuos.


Puesto al día por VC. Aprobada por RH. Ultima actualización: 26 de febrero de 2000.