LOGO DE LA OIT ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO
Equipo Técnico Multidisciplinario (ETM)
San José (Costa Rica)

Notas, Estudios y Documentos

LINEA

FUERO SINDICAL EN CENTROAMERICA, PANAMA Y LA REPUBLICA DOMINICANA


COSTA RICA

EL SALVADOR

GUATEMALA

HONDURAS

NICARAGUA

PANAMA

REPUBLICA DOMINICANA

Concepto

Prohibición de las acciones u omisiones que tiendan a evitar, limitar, constreñir o impedir el libre ejercicio de los derechos colectivos de los trabajadores, sus sindicatos o las coaliciones de trabajadores.

 

     

Prohibición de la acción del empleador de alterar unilateralmente las condiciones de trabajo, o el traslado del trabajador a otro puesto sin su consentimiento.

 

   

¿En qué consiste?

 

Estabilidad laboral para las personas protegidas, en defensa del interés colectivo, no pudiendo ser despedidas ni sancionadas sin causa.

 

Las personas protegidas no pueden ser despedidas, trasladadas ni desmejoradas en sus condiciones de trabajo, ni suspendidas disciplinariamente sino por justa causa calificada previamente por autoridad competente.

 

Estabilidad laboral de las personas protegidas.

Estabilidad laboral

Las personas protegidas no pueden ser despedidas sin previa autorización del Ministerio del Trabajo, fundada en una justa causa prevista en la ley y debidamente comprobada.

 

Estabilidad laboral. Además, prohibe la alteración unilateral de las condiciones de trabajo o traslado del trabajador a otro establecimiento o centro de trabajo

Derecho a la estabilidad para la defensa del interés colectivo y la autonomía en el ejercicio de las funciones sindicales

Fuero sindical con motivo de la constitución de un sindicato

Trabajadores miembros de un sindicato en formación, hasta un número de veinte.

 

Miembros fundadores de un sindicato, en un máximo de 35.

Los trabajadores no podrán ser despedidos por participar en la formación de un sindicato.

 

Protege a 30 fundadores del sindicato, quienes no pueden ser despedidos, trasladados o desmejoradas en sus condiciones de trabajo, sin justa causa, calificada judicialmente.

Veinte fundadores del sindicato.

 

Miembros de un sindicato en formación, con un mínimo de veinte

 

Miembros de un sindicato en formación, hasta un número de veinte.

 

Duración del fuero sindical para los promotores de un sindicato

Dos meses, desde la notificación de la lista a la autoridad administrativa hasta dos meses después de presentada la solicitud de inscripión. El plazo máximo es cuatro meses

 

A partir de la fecha de presentación del acta fundacional a la autoridad competente, y hasta 60 días después de la inscripción del sindicato.

 

Hasta 60 días después de la publicación de los estatutos del sindicato en el Diario Oficial.

 

Desde la notificación al empleador, comunicada a la Dir. Gral. del Trabajo o a la Procuraduría del Trabajo, hasta la fecha de recepción de la constancia de la personería jurídica del sindicato.

Noventa días.

Hasta por tres meses después de admitida la inscripción del sindicato.

Hasta tres meses después del registro del sindicato.

Requisitos formales

Notificación a la autoridad administrativa y al empleador, de la intención de constituir un sindicato, y del nombre y calidades de los beneficiarios de la protección.

 

Comunicación del acta fundacional a la autoridad competente.

Cuando son promotores el sindicato deberá informar al MTPS, con copia al patrono, los nombres y cargos de las personas cuya protección solicita

Aviso a la Inspección General de Trabajo.

Aviso a la Dirección General del Trabajo

 

Notificación por escrito a la Dirección Regional o General de Trabajo, indicando los nombres y generales de cada promotor de sindicato y la empresa, establecimiento o negocio donde trabajan. Una vez presentada esta comunicación cualquier trabajador interesado puede comunicar su adhesión al sindicato en formación, y desde ese momento estará protegido por el fuero sindical.

 

 

Comunicación por escrito al empleador, al Depto. de Trabajo o a la autoridad local. La duración del fuero sindical comienza con dicha notificación.

Dirigentes sindicales protegidos

 

Un dirigente por los primeros veinte trabajadores sindicalizados en la respectiva empresa y uno por cada veinticinco trabajadores sindicalizados adicionales, hasta un máximo de cuatro.

 

Miembros de las Juntas Directivas de los sindicatos con personalidad jurídica o en vías de obtenerla, con un mínimo de tres y un máximo de once. Si es una junta directiva seccional el mínimo es de tres y el máximo es de siete.

Miembros del comité ejecutivo de un sindicato constituido o en vías de organización.

El número no debe ser inferior de tres ni mayor de nueve por cada comité ejecutivo.

 

Miembros de la Junta Directiva de una organización sindical.

Hasta nueve directivos de juntas centrales y cuatro de juntas seccionales, es decir que el total será de trece.

 

Miembros de las directivas de los sindicatos, federaciones y confederaciones o centrales de trabajadores.

 

Miembros del consejo directivo de un sindicato, con un tope de 5 si la empresa emplea hasta 200 trabajadores, de 8 si emplea entre 200 y 400 trabajadores, y de 10 si emplea más de 400.

 

Duración de la protección de los dirigentes sindicales

Mientras ejerzan sus cargos y hasta seis meses después del vencimiento de sus respectivos períodos.

Durante el período de elección y mandato; y hasta después de transcurrido un año de haber cesado en sus funciones.

 

Todo el tiempo de duración del mandato y hasta doce meses de su terminación.

Todo el tiempo de ejercicio de sus mandatos y hasta seis meses después.

 

Durante el ejercicio de las funciones y hasta un año después.

 

 

Hasta ocho meses después de haber cesado en las funciones.

 

 

Protección de los candidatos a puestos en la directiva sindical

 

 

 

 

 

El fuero sindical protege también a los afiliados que presenten su candidatura para ser miembros de su junta directiva. Esta protección se extiende por tres meses, a partir del momento en que comuniquen su candidatura a la autoridad competente del Ministerio de Trabajo.

 

Máximo de dos personas por cada cargo establecido, desde el momento en que el patrono hubiese sido notificado por escrito dentro de los treinta días anteriores al acto eleccionario, de la existencia de la candidatura, hasta una semana después del mismo si el trabajador no hubiere sido electo.

 

     

Durante el mes anterior a la elecciones sindicales, a los candidatos cuyo nombre aparezca en una lista de elección, siempre que ésta se comunique al empleador o a la Inspección de Trabajo.

 

 

 

Otras personas protegidas

Cuando no existe sindicato en la empresa, el fuero sindical protege a los representantes libremente elegidos por los trabajadores en la proporción y por igual plazo que los dirigentes sindicales.

 

 

Cuando se plantea un conflicto colectivo de carácter económico-social, a partir del momento en que se entrega el pliego de peticiones al juez respectivo, toda terminación de los contratos de trabajo debe ser autorizada por el juez

   

Los suplentes de los directivos, aun cuando no actúen.

Los representantes sindicales.

 

Representantes de los trabajadores en la negociación de un convenio colectivo, hasta un número de tres. Esta protección dura hasta por ocho meses después de haber cesado en las funciones.

Los directivos suplentes, bajo condiciones determinadas.

¿Cómo opera la protección?

Protección ex-post: a cargo de la justicia laboral. Además la Dirección Nal. de Inspección del Trabajo investiga la comisión de prácticas desleales, en virtud de denuncia por escrito o de oficio.

Las medidas de despido, traslado, suspensión o desmejoramiento deben responder a justa causa calificada previamente por autoridad competente.

  • Si se trata de dirigentes sindicales el empleador debe demostrar previamente ante el juez, que existe justa causa de despido.
  • Apertura de un incidente de cancelación como paso previo al despido, cuando se trata de trabajadores que participan en la formación de un sindicato, o de otras personas protegidas.

 

El empleador debe demostrar previamente ante el juez, que existe justa causa para despedir a la persona protegida.

 

Se exige la autorización previa de los tribunales de trabajo, fundada en una justa causa prevista en la ley.

 

El despido de todo trabajador protegido por el fuero sindical debe ser sometido previamente a la Corte de Trabajo, a fin de que, en un término no mayor de cinco días determine si la causa invocada obedece o no a una falta. Cuando el empleador no observe esta formalidad, el despido es nulo y no pone término al contrato. En estos casos el desahucio no produce efecto jurídico alguno

Sanciones

Nulidad del acto atacado. Si hubiese sido despido, reinstalación del trabajador y pago de los salarios caídos, además de las sanciones que correspondiesen, a menos que el trabajador reclame sólo los derechos laborales correspondientes a un despido sin justa causa más una indemnización equivalente a los salarios que le hubiesen correspondido durante el plazo de protección no disfrutado.

 

El despido de hecho del directivo sindical no produce la terminación del contrato y da derecho a los salarios caídos durante todo el período de estabilidad.

Si los despidos, aún de trabajadores afiliados al sindicato, tienen el objeto de que el sindicato cese de existir legalmente, debido a la falta del número mínimo de miembros, se sanciona además con multa de diez a cincuenta veces el salario mínimo mensual.

  • si se trata de trabajadores que concurran a la formación de un sindicato, reinstalación inmediata, multa de 1,000 Quetzales y el pago de los salarios caídos.
  • si se trata de otros trabajadores protegidos, que tramitan un conflicto económico social, reinstalación inmediata y multa de 1,000 a 5,000 Quetzales, sin perjuicio de sanciones penales.

Indemnización en favor del sindicato igual a 6 meses de salario del trabajador, sin perjuicio de los derechos que correspondiesen a éste.

Multa, hasta un máximo de 5,000 lempiras, impuesta por el Inspector de Trabajo.

Posibilidad de acción penal, por desacato.

El Inspector Departamental del Trabajo, una vez constatada la violación al fuero sindical, decretará la nulidad de los actos violatorios.

 

 

Multa desde 7 a 12 salarios mínimos


OIT-Costa Rica
OIT-Ginebra

LINEA

Sus comentarios y sugerencias dirigirlas a: etmsj@oit.or.cr

Dirección: Apartado Postal 10170, 1000 San José, Costa Rica
Tel. +(506) 253-7667 / 7622 / 9376, Fax. +(506) 224-2678
Ofiplaza del Este - Edificio B - 3 Piso (Rotonda de la Bandera), Sabanilla, San José

Esta página fue creada por JF y aprobada por AB. Última actualización: 02.08.98.
Copyright © 1998 ETM, San José
Descargo de responsabilidad