OIT y CEPB fortalecen al sector empresarial en Bolivia para seguir generando desarrollo y trabajo decente

Con el objetivo de promover el desarrollo productivo y la generación de más y mejores empleos en Bolivia, empleadores de todo el país participaron en el 7ª Programa para la Gerencia de Organizaciones Empresariales “MiniILGO 2019”, organizado por la OIT y la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia.

Noticia | 2 de septiembre de 2019
La Paz - En Bolivia, la OIT y la CEPB reunieron a cerca de 30 presidentes, directores ejecutivos y gerentes de federaciones y cámaras regionales de empresarios para mejorar la gestión de sus organizaciones y fortalecer su capacidad para incidir en el diseño de políticas públicas orientadas a lograr el progreso económico y social del país.

Esta es la séptima sesión del Programa para la Gerencia de Organizaciones Empresariales “MiniILGO” que promueve la CEPB, con la asistencia técnica de la Oficina de Actividades para los Empleadores (ACT/EMP) de la OIT.

El Presidente de la CEPB, Luís Barbery Paz, aseguró que la realización de estas actividades no solamente es importante por la calidad de los profesionales que asisten como docentes a estos cursos, sino también por la cantidad de nuevas herramientas, conceptos renovados y conocimientos especializados que los participantes se llevan a sus instituciones. “Al implementarlas, mejoran el desempeño de sus organizaciones y ofrecen a las empresas de sus sectores o regiones mejores servicios para ser más competitivas”, dijo.

Por su parte, el Director de Estudios Económicos, Programas y Proyectos de la CEPB, José Luís Valencia, resaltó el apoyo sostenido de la Oficina de Actividades para los Empleadores de la OIT, que presta asistencia técnica para la organización de este Programa por séptima vez en los últimos seis años. “Este Programa ya forma parte de nuestra estrategia para lograr el mejoramiento continuo de los recursos humanos de la alta dirección de las organizaciones empresariales, verdaderos agentes de cambio para generar desarrollo, trabajo y bienestar para todos los bolivianos”, aseguró.

A lo largo de tres días, los empresarios participaron activamente en debates sobre cómo son percibidas las organizaciones empresariales por la sociedad, cómo darles valor a sus acciones para tener mayor incidencia en el desarrollo nacional y cómo diseñar estrategias para aumentar su representatividad.

Además, durante este 7º MiniILGO 2019, se llevaron a cabo sesiones de análisis de la coyuntura política y de estructuración de una estrategia de comunicaciones efectiva para estas organizaciones. Los participantes se familiarizaron con herramientas de la OIT para analizar el entorno de negocios y para promover el desarrollo de empresas sostenibles.

“Programas como este forman parte del plan de trabajo de la OIT para contribuir a tener organizaciones empresariales más fuertes, sólidas y representativas",  aseguró Roberto Villamil, especialista de la Oficina de Actividades para los Empleadores de la OIT para los países andinos."El objetivo es contribuir a que estas organizaciones puedan ofrecer servicios de mayor calidad a sus afiliados, que tengan las capacidades necesarias para elaborar propuestas en favor del desarrollo productivo, económico y social del país, y que sigan generando más y mejores empleos”, concluyó.

En el marco de este Taller, se presentó a los participantes el Plan de Desarrollo Económico y Social elaborado recientemente por la Confederación, con la asistencia técnica de la OIT. Este informe, contempla los avances y limitaciones para el crecimiento del país, la visión y los lineamientos estratégicos desde la perspectiva del sector privado, así como las distintas experiencias que ha tenido en los últimos tiempos el sector privado en instancias de diálogo social.