Sindicatos fortalecen su capacidad de organización y negociación en empresas multinacionales de Colombia

Líderes sindicales preparan planes de acción para un aprovechamiento eficiente de los instrumentos internacionales que permitan ampliar los efectos sociolaborales positivos de las operaciones de las empresas multinacionales.

Noticia | 12 de marzo de 2019
Bogotá - Líderes sindicales de empresas multinacionales de toda Colombia, afiliados a la CUT, CGT, CTC y Federaciones Sindicales Internacionales, se reunieron en Bogotá para conocer cómo el movimiento sindical puede hacer un uso estratégico de la Declaración de la OIT sobre Empresas Multinacionales y otros instrumentos internacionales.

El seminario, liderado por la Oficina de Actividades para los Trabajadores de la OIT (ACTRAV), contribuyó al desarrollo de relaciones laborales transfronterizas para fortalecer la negociación colectiva y la capacidad de los sindicatos de organizar a los trabajadores en las empresas multinacionales (en adelante EMN) y sus cadenas de suministro. Además, se buscó ampliar la visión de los instrumentos y herramientas internacionales para proteger los derechos de los trabajadores y mejorar las condiciones de trabajo.

Conoce aquí, cómo la Declaración de la OIT sobre Empresas Multinacionales y otros instrumentos internacionales beneficia a los trabajadores.

Como resultado, los representantes de las tres centrales sindicales y federaciones sindicales internacionales desarrollaron planes de acción para utilizar esos instrumentos y ampliar los efectos positivos de carácter social y laboral de las operaciones y la gobernanza de las empresas multinacionales para lograr el trabajo decente para todos, un objetivo universal reconocido en la Agenda de 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Durante el taller, Hilda Sánchez y Víctor Hugo Ricco, especialistas de ACTRAV, presentaron a los sindicalistas todos los instrumentos que existen para fortalecer la acción sindical frente a las EMN y las estrategias que pueden implementarse para tener una mayor incidencia en la política social y seguir impulsando temas como la seguridad y salud en el trabajo, la seguridad social y el trabajo decente.

“Preparar al movimiento sindical en este sentido es fundamental porque las empresas multinacionales son las que están generando los procesos de cambio en el mercado de trabajo y el motor central que hace el encadenamiento de proveedores con prestadores de servicios. Son ellas también quienes regulan las cadenas mundiales de suministro”, explicó Eduardo Rodríguez, especialista de ACTRAV para los países andinos.

Además de la Declaración Tripartita de Principios sobre las EMN y la Política Social de la OIT, otros principales instrumentos internacionales abordados durante esta reunión fueron las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales, los Principios Rectores de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos y los principios del Pacto Global de Naciones Unidas.

Para conseguir avances concretos en estos temas, a partir de un trabajo unitario y solidario, los asistentes al evento harán uso de las tecnologías de la información y la comunicación y establecerán líneas de contacto directas, que los mantenga informados y articulados en sus esfuerzos.

A su vez, la OIT se comprometió a facilitar espacios de interlocución con el Consejero Presidencial de Derechos Humanos y representantes del Pacto Global de Naciones Unidas, para que las centrales, federaciones y sindicatos puedan tener una línea de trabajo continua y permanente.