Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud

Identificar y prevenir el trabajo forzoso es fundamental para su erradicación

En el marco del Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud, la Oficina de la OIT para los Países Andinos ha publicado su primer Manual para la prevención y erradicación del trabajo forzoso dirigido a jueces de paz en el Perú.

Noticia | 2 de diciembre de 2017
Lima – El trabajo forzoso es un fenómeno que persiste en la actualidad y es considerado una forma moderna de esclavitud. Según recientes estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 40 millones de personas en el mundo son víctimas de formas modernas de esclavitud, de las cuales 25 millones son víctimas de trabajo forzoso.

El Perú no es ajeno a esta problemática. Y frente a esta situación, el Proyecto “Del Protocolo a la Práctica: Un puente para la acción global contra el trabajo forzoso – Bridge Perú” implementado por la Oficina de la OIT para los Países Andinos, ha publicado el primer Manual dirigido a jueces paz a fin de contribuir a que cuenten con mayor información sobre la problemática y sean capaces de identificar casos de trabajo forzoso.

Al respecto, Teresa Torres, Coordinadora de este Proyecto, señaló que la publicación se enmarca en el objetivo de aumentar el conocimiento y sensibilización de actores clave sobre el alcance y consecuencias de este delito que afecta a hombres, mujeres, niños y niñas.

“Desde la OIT esperamos que este documento sirva para introducir a los jueces de paz en la temática de trabajo forzoso y se convierta en una herramienta útil, de aplicación al complejo abanico de realidades socioculturales en las que ejercen sus funciones”, agregó Torres.

Asimismo, explicó que en Perú hay alrededor de 5,800 jueces de paz y si bien estos no están facultados para resolver casos relacionados a delitos, tienen un rol crucial en tanto sus competencias se circunscriben al ámbito de la prevención, sensibilización y coordinación interinstitucional para la atención de casos.

“Resulta fundamental, por tanto, contar con herramientas que respondan a las realidades locales y que puedan ser utilizadas por ellos en el ejercicio de sus funciones, sobre todo en el aspecto preventivo”, enfatizó la Coordinadora del Proyecto Bridge Perú.

Cabe destacar que la Oficina Nacional de Justicia de Paz y Justicia Indígena (ONAJUP) del Poder Judicial aprobó, en Octubre último, el Instructivo para la Intervención y Actuación de Jueces de Paz en materia de Trabajo Forzoso, el cual constituye el marco normativo institucional para la actuación de los jueces en los casos de trabajo forzoso.

La OIT, a través del Proyecto Bridge Perú, viene apoyando a la Comisión Nacional para la Lucha contra el Trabajo Forzoso en aspectos como la generación de conocimiento; sensibilización y generación de conciencia; mejora y actualización del marco de política y normativo; fortalecimiento de capacidades de operadores de justicia, así como de organizaciones de trabajadores, entre otros.

En Perú, se han identificado casos de trabajo forzoso en sectores como la minería ilegal y la tala ilegal de madera y se ha priorizado las regiones de Ucayali, Loreto, Madre de Dios, Cusco y Puno.

“Hoy la OIT se suma a la celebración Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud. En este marco, es necesario resaltar que Perú ha mostrado avances importantes en la lucha contra el trabajo forzoso, como la incorporación del delito trabajo forzoso en el Código Penal, en enero de este año”, remarcó Torres.

“No obstante, los retos son aún muy grandes en cada una de las fases de intervención para erradicar esta problemática. Para el logro de este objetivo esperamos que el Gobierno peruano ratifique el Protocolo 2014 de la OIT relativo al Convenio sobre trabajo forzoso, el cual establece nuevas medidas centradas en la prevención, la protección y recuperación de las víctimas”, finalizó.