OIT acompaña la transferencia de buenas prácticas desarrolladas para combatir el trabajo forzoso entre instituciones brasileñas y peruanas

En el marco de la Cooperación Sur-Sur entre Brasil y Perú, la OIT viene acompañando a delegaciones de ambos países para fortalecer la lucha contra el trabajo forzoso desde el año 2014. Así, luego de una primera misión en Lima, se identificaron las experiencias que serían materia de intercambio, entre las que se encuentra el Grupo Especial de Fiscalización Móvil de Brasil.

Noticia | 23 de mayo de 2016
Este grupo se caracteriza por la acción articulada entre distintas autoridades competentes, y se encuentra conformado por la Policía Federal y el Ministerio Público del Trabajo, y liderado por la Secretaría de Inspección del Trabajo.

En el marco de dicha Cooperación, una delegación peruana viajó a Brasilia a inicios del 2015 y participó en operativos en los que observaron la actuación y funciones que cumplen sus pares brasileños, así como la interacción entre ellos. Con dicha experiencia, ese mismo año la delegación peruana aplicó lo aprendido en la ciudad de Tumbes, acompañada por las autoridades brasileñas en calidad de observadores.

Para consolidar la transferencia de esta buena práctica, la semana del 16 al 20 de mayo de 2016 la OIT recibió a la delegación brasileña en la ciudad de Lima, con el objetivo de compartir con las autoridades peruanas las herramientas y técnicas necesarias para el éxito de los operativos. Estos operativos se desarrollan en el marco del Protocolo de Actuación Inspectiva en materia de trabajo forzoso, recientemente aprobado. Cabe destacar que este Protocolo fue elaborado por la SUNAFIL con la asistencia técnica de la OIT y es uno de los resultados de la Cooperación Sur-Sur.

En esta visita técnica se abordaron las herramientas que, desde la experiencia brasileña, resultan útiles en la preparación y desarrollo de operativos para identificar y combatir el trabajo forzoso. Entre otros, se abordó la coordinación de la Inspección del Trabajo en el grupo, así como las distintas responsabilidades en cada fase de intervención; la preparación del equipo antes de la salida; los equipos tecnológicos necesarios y los elementos que garantizan la seguridad del equipo. Asimismo, fueron materia de intercambio las herramientas y pautas a seguir en el rescate de los trabajadores identificados, y el proceso de referencia a las autoridades competentes. Adicionalmente, como parte del ejercicio, se promovió el desarrollo de casos prácticos a fin de simular un operativo, desde la recepción de la denuncia hasta el rescate al trabajador.

Con esta preparación, ambas delegaciones viajaron a la ciudad de Iquitos para poner en práctica los procedimientos y técnicas trabajadas. Bajo la coordinación de la Intendencia Regional de Fiscalización Laboral de Loreto y la previa labor de inteligencia realizada junto con la Policía y la Marina de Guerra, autoridades regionales y nacionales acudieron a ladrilleras y aserraderos de la misma ciudad y de la comunidad de Mazán. En dichos operativos las autoridades verificaron las condiciones precarias en las que prestan servicios los trabajadores, las cuales suelen constituir un indicio de su alta vulnerabilidad a ser víctimas de trabajo forzoso.

En el cierre de esta visita técnica, y de cara a los siguientes pasos de la Cooperación Sur-Sur en la materia, las delegaciones discutieron la conveniencia de elaborar un Protocolo de Actuación entre las inspecciones brasileña y peruana para la prevención de la trata de personas y el trabajo forzoso en un sector específico determinado.