Perú

Del protocolo a la práctica: un puente para la acción global contra el trabajo forzoso

Antecedentes

La OIT estima que alrededor de 25 millones de hombres, mujeres, niños y niñas se encuentran en situación de trabajo forzoso – víctimas de la trata de personas, bajo servidumbre por deudas, o en condiciones de trabajo análogas a la esclavitud. La gran mayoría de las víctimas – casi 16 millones – son explotadas en la economía privada, por personas o empresas. Otros 4 millones de personas son víctimas por trabajo forzoso impuesto por el Estado.

Abordar la problemática del trabajo forzoso es una preocupación internacional cada vez más grande. En junio de 2014, gobiernos, empleadores y trabajadores apoyaron en la Conferencia Internacional del Trabajo la adopción del nuevo Protocolo de la OIT 2014 relativo al Convenio sobre el Trabajo Forzoso, 1930 (en adelante, el Protocolo) y de la Recomendación sobre el trabajo forzoso (medidas complementarias) (en adelante, la Recomendación). Si son ratificados e implementados por los Estados Miembro de la OIT, el Protocolo y la Recomendación prometen actuar como catalizador para alcanzar un mundo libre de trabajo forzoso.

En Perú, el compromiso de las autoridades nacionales y regionales por erradicar esta problemática promovió la implementación de un primer proyecto de fines de 2013 a fines de 2015, con componentes referidos a la generación de conocimiento, el fortalecimiento de la capacidad institucional, y el establecimiento de un programa de intercambio de buenas prácticas con Brasil (este último componente aún vigente hasta mediados de 2017).

Objetivos del proyecto

A nivel mundial, el Proyecto busca eliminar las formas tradicionales de trabajo forzoso impuesto por el Estado, y reducir de manera significativa las formas modernas, vinculadas usualmente a la trata de personas. En Perú, se ha establecido como objetivo de desarrollo la mejora y fortalecimiento de las políticas públicas nacionales sobre la materia, lo cual se busca lograr a través de:

El proyecto y los ODS

Los programas y proyectos ejecutados por la Organización Internacional del Trabajo buscan contribuir a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) a través del cumplimiento de la Agenda 2030. Para saber más sobre cómo esta iniciativa impacta en los ODS ingresa aquí