China

Paquete de incentivos impulsa el empleo y crea nuevos puestos de trabajo en China

El desempleo rural y la pobreza están en progresión en China, ya que tras la crisis mundial los trabajadores migrantes han regresado a sus zonas rurales de origen provocando la caída de las remesas de la ciudad hacia el campo. Sin embargo, los primeros efectos de un generoso paquete de incentivos son alentadores.

El Gobierno ha autorizado un paquete de incentivos de 4 billones de yuanes (585.600 millones de dólares de los Estados Unidos) para invertir en infraestructuras y programas de bienestar social antes de fines de 2010. La infraestructura pública ha obtenido la mayor parte – 38 por ciento del paquete total – que ha sido destinada a la construcción de vías ferroviarias, caminos, obras de irrigación y aeropuertos.

La segunda subvención más importante, un 25 por ciento, ha sido destinada a la construcción de viviendas de bajo costo y a proyectos de redes de seguridad social, en especial en la región de Sichuan, duramente afectada por el sismo de mayo de 2008. Los programas de gasto fiscal del gobierno central probablemente serán adoptados por los gobiernos locales a través de programas destinados a impulsar el desarrollo económico local.

De enero a agosto de 2009, China ha creado 7,57 millones de nuevos empleos que representan un 84 por ciento del objetivo de creación de empleos en 2009. En el transcurso del mismo período, 3,57 millones de trabajadores despedidos encontraron un nuevo empleo.

Para más información sobre la crisis en China, visite el Observatorio de la Crisis Mundial del Empleo.

Para más información en el Pacto Mundial para el Empleo por favor contacte jobspact@ilo.org