Proyectos

La asistencia prestada por el IPEC a los países depende de las contribuciones voluntarias de los donantes. El Programa es una expresión fundamental de la solidaridad internacional –incluido el fomento de una mayor cooperación Sur-Sur– tal como se establece en el artículo 8 del Convenio núm. 182. Al respecto, el IPEC es principalmente un programa basado en el terreno que presta apoyo práctico a los países a través de sus proyectos. Los proyectos del IPEC trabajan con las partes interesadas nacionales para llevar a cabo una o varias de las siguientes intervenciones dirigidas a la erradicación del trabajo infantil en diferentes sectores:

  • Acción directa
  • Legislación y formulación de políticas (encuestas estadísticas, evaluaciones rápidas, referencias)
  • Promoción y sensibilización
  • Desarrollo institucional
  • Servicios sociales, plan de creación de medios de subsistencia y reducción de la pobreza

A lo largo de los años, la escala de estos proyectos ha crecido para fortalecer el impacto y la sostenibilidad. Los grandes proyectos son objeto de evaluaciones externas con el fin de que las lecciones aprendidas puedan aprovecharse en el ciclo de planificación de futuros proyectos y enriquezcan la base de conocimientos.

Las operaciones del IPEC llegaron a extenderse a 88 países en cinco regiones del mundo.

Proyectos globales

Los proyectos globales están centralizados, es decir, que son coordinados y gestionados desde la sede. Tales proyectos abarcan dos o más países de las regiones identificadas por la OIT. Estos proyectos se focalizan en una forma particular de trabajo infantil o incluyen una intervención específica como la legislación y la formulación de políticas o la encuesta estadística. Sólo pocos proyectos emplean acciones directas como modo de intervención. El personal de la sede gestiona estos proyectos con la ayuda del personal en el terreno del IPEC y la OIT, y de especialistas del trabajo infantil que cubren ese país o esa región.

Proyectos nacionales

La mayoría de los proyectos nacionales del IPEC están descentralizados, adaptando su estrategia y la aplicación de sus principios donde más se necesiten, es decir, a nivel del país y en el terreno. Cerca de un 90 por ciento de su personal trabaja en el terreno. El personal de la sede presta apoyo a los proyectos que se realizan en el terreno mediante asesoramiento técnico, recopilación de datos, actividades de investigación y evaluación para crear una base exhaustiva de conocimientos sobre el trabajo infantil y la mejor estrategia para combatirlo. Las oficinas exteriores de la OIT también prestan apoyo a nivel nacional. A ese nivel, los especialistas del trabajo infantil y los asesores técnicos principales gestionan proyectos, ya sea cerca del terreno, o en el propio terreno, con miras a obtener el máximo de eficacia. En cada país en que opera el IPEC, los comités directivos nacionales tripartitos y los comités asesores de proyectos o programas supervisan las actividades. Estos proyectos normalmente combinan intervenciones directas, como la asistencia a los niños víctimas del trabajo infantil; por ejemplo, a través de la educación y la formación; con la promoción, el fortalecimiento de capacidades de los mandantes de la OIT y la movilización social.