Tarjeta roja al trabajo infantil
La OIT es una agencia especializada de las Naciones Unidas

Tarjeta roja al trabajo infantil

  1. En el mundo, hay más de 168 millones de niños trabajadores. Más de la mitad de ellos realizan actividades que ponen en peligro su salud y su seguridad. Esto es inaceptable. Participe en el movimiento mundial - sácale la tarjeta roja al trabajo infantil - y ayude a ofrecer un nuevo comienzo a los niños en todo el mundo.

    El 12 de junio, Día mundial contra el trabajo infantil, fue lanzada la campaña Tarjeta Roja de la OIT con una canción original 'Til Everyone Can See, compuesta por el guitarrista Mike Einziger de Incubus y la violinista Ann Marie Simpson, con la participación de los reconocidos artistas Travis Barker, Minh Dang, Dominic Lewis, LIZ, Pharrell Williams y Hans Zimmer.

Nos apoyan

  1. © Sarah McColgan 2014

    From Norway

    Nico & Vinz hold up the Red Card

    Norwegian pop-artists Nico & Vinz are among the hundreds of artists supporting the campaign through ArtWorks, the ILO's artists engagement programme.

Niños libaneses y refugiados sirios se subieron a las tablas para decir no al trabajo infantil

La OIT se asoció con el Ministerio de Trabajo de Líbano y la ONG libanesa Beyond para la realización de una obra de teatro interpretada por niños sirios y libaneses que trabajan en las peores formas de trabajo infantil en Líbano. Los nombres de los niños fueron cambiados para proteger su identidad.
La pobreza extrema obliga a muchas familias de refugiados sirios a enviar a sus hijos a trabajar. En Líbano, que alberga a más de un millón de refugiados provenientes de Siria, niños trabajadores y niños que fueron rescatados del trabajo infantil pusieron en escena una representación teatral y musical para celebrar el Día mundial contra el trabajo infantil el 12 de junio.
Más de un millón de refugiados sirios han llegado a Líbano desde que estalló la violencia en su país en 2011, y se han instalado en sórdidos campamentos de tiendas de campaña. Una gran proporción de los refugiados – 50 por ciento según algunas estimaciones – está constituida por niños. Para los refugiados que huyen de la violencia en Siria es difícil conseguir trabajo en Líbano. Muchos de los refugiados viven en pobreza extrema, sobreviven gracias a la asistencia de las agencias internacionales y de las ONG. Muchos refugiados envían sus hijos a trabajar por un salario exiguo para cubrir sus necesidades. Si bien el trabajo infantil es ilegal en Líbano, se estima que hay entre 180.000 y 300.000 niños trabajadores en el país, muchos de ellos son refugiados sirios. Algunas de las peores formas de trabajo infantil – como el trabajo peligroso en el sector informal agrícola o urbano, o las tareas de vendedores ambulantes o mendigos – son cada vez más frecuentes entre los refugiados, con evidencias de trabajo forzoso. Más de 80 por ciento de los niños sirios que trabajan en Líbano están empleados en los campos, con frecuencia en condiciones peligrosas. Muchos de ellos en el fértil Valle Begaa, en la zona oriental. Para muchos, su día comienza a las seis de la mañana, cuando un camión los va a buscar a su campamento.

Me arden los ojos todo el tiempo por la sal. Tenemos que trabajar durante la estación seca, cuando hace mucho frío. Cuando llega la temporada de los salares, las escuelas están prácticamente vacías, todos van a trabajar porque es la única manera de hacer dinero para comprar ropa y útiles escolares. Mis padres no podrían arreglárselas de otro modo. Mi mayor preocupación es la escuela, es difícil estudiar e ir a trabajar a los salares al mismo tiempo.”

Awa (Senegal), niña de 9 años

Es sumamente difícil trabajar porque el mazo es muy pesado y puede lastimar. Además al picar las piedras hay mucho polvo, que entra en los ojos y produce pequeños cortes. Me gustaría dejar de trabajar acá, pero si lo hago no tendríamos suficiente dinero."

niño de 12 años (Senegal)

Un día no me sentía muy bien, estaba cansado y me caí varias veces mientras trabajaba. Al salir de la mina mi carretilla se volcó y dejé caer todo el mineral. El capataz me estaba mirando. Me golpeó muy fuerte para castigarme.”

Braulio (Perú), niño de 14 años

Es más sabio quien trabaja por necesidad que quien trabaja por causas poco prácticas."

Sunita (Nepal), 16 años

No hay alternativa."

Sudha (Nepal), niña de 12 años, trabaja picando piedra en una cantera

Soy el mayor, por eso tengo que responder por la familia.”

Juan Carlos (Guatemala), de 17 años, trabaja picando rocas volcánicas desde los 8 años

Personalmente, no me gusta trabajar (..) Cuando lo hacía, quería ser una persona adinerada con libertad. Soñaba con ello mientras trabajaba. Ahora, mi sueño es tener conocimientos que me permitan hacer algo bueno por mi país y por el mundo.”

D. Jargal (Mongolia), estudiante de séptimo grado, solía trabajar en una mina de oro para ayudar a su familia

Mi trabajo era llevar los escombros a la cantera. Eran piedras muy afiladas, más grandes que yo. Mis pies sangraban todo el tiempo y lo único que podía hacer era llorar en silencio por el dolor y continuar trabajando."

Gopal (India), niño de 12 años, dejó la escuela

Únete a la campaña

* indicates required

Contáctenos

  1. Departamento de Communicación de la OIT  communication@ilo.org
  2. Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC)  ipec@ilo.org
© 1996-2014 Organización Internacional del Trabajo (OIT) | Derechos de autor y autorizaciones | Política de Privacidad | Descargo de responsabilidad