Estadísticas nacionales

Prácticamente todos los países han venido elaborando durante años estadísticas sobre las horas trabajadas. Ahora bien, la índole de estas estadísticas y su alcance, inclusive la cobertura de los trabajadores y los períodos de referencia utilizados, varían de un país a otro, dependiendo en gran medida de la metodología de medición utilizada. Las encuestas de establecimientos producen principalmente estadísticas sobre las “horas de trabajo remuneradas” correspondientes a un subconjunto de trabajadores asalariados, y, a veces, sobre las “horas extraordinarias” remuneradas según tasas por hora habituales o superiores, y sobre el “absentismo laboral” que resulta en una reducción del salario. Por lo general, las encuestas de hogares producen estadísticas para todo el ámbito poblacional sobre las “horas efectivamente trabajadas” y las “horas habitualmente trabajadas” en una semana de referencia. Contrariamente a lo que ocurre con las estadísticas sobre el tiempo de trabajo, pocos países (principalmente desarrollados) compilan estadísticas sobre la ordenación del tiempo de trabajo o sobre las horas anuales trabajadas. Pese a la necesidad de disponer de dichas estadísticas, es poco frecuente que los servicios nacionales de estadística calculen o hagan estimaciones de estos conceptos, debido quizá a la falta de orientaciones o consenso a nivel internacional sobre cómo han de definirse y calcularse o estimarse.

La heterogeneidad de la cantidad y calidad de las estadísticas nacionales sobre el tiempo de trabajo es un gran obstáculo para realizar comparaciones entre países, como queda reflejado en las publicaciones de la OIT. Por ejemplo, en el se publican series nacionales únicamente sobre la media semanal de las “horas efectivamente trabajadas” desglosadas por sexo, principales ramas de actividad y división en la “fabricación”. Algunos países proporcionan medias anuales, tomando en consideración los permisos pagados, los días festivos y otros tipos de ausencia irregular del trabajo. Otros se limitan a calcular promedios de observaciones semanales, mientras que algunos compilan estadísticas únicamente para una semana de referencia concreta. Las estadísticas de algunos países hacen referencia a las “horas pagadas” e incluso a veces a las “horas normales de trabajo”. Las estadísticas mensuales o trimestrales sobre el promedio semanal de las horas efectivamente trabajadas que se publican en el presentan limitaciones similares. En la se publican estadísticas sobre las “horas normales de trabajo” por semana y sobre las “horas efectivamente trabajadas” (así como estadísticas sobre los salarios e ingresos) referidas a grupos de ocupación específicos en determinadas ramas de actividad. En ambos casos, cabe la posibilidad de que en realidad las estadísticas correspondan a conceptos y/o períodos de referencia distintos de los solicitados.

La OIT no publica en su conjunto las estadísticas nacionales sobre la ordenación del tiempo de trabajo, pero los Indicadores Claves del Mercado de Trabajo incluyen estadísticas nacionales sobre el empleo a tiempo parcial y las horas trabajadas anualmente en un determinado número de países, que son proporcionadas básicamente por la OCDE y otras organizaciones internacionales.