Gente de mar

Se estima que el 90 por ciento del comercio mundial recurre al transporte marítimo o fluvial, que a su vez depende de la gente de mar para la explo- tación de los buques.37 Por consiguiente, los marinos son esenciales al comercio internacional y al sistema económico global.

Con el fin de proteger a la gente de mar en el mundo, así como a su aporte al comercio internacional, la OIT adoptó más de 70 instrumentos (41 convenios y recomendaciones conexas) en el marco de reuniones marítimas especiales de la Conferencia Internacional del Trabajo. Para el sector marítimo, las normas internacionales de la OIT fijan condiciones mínimas de «trabajo decente» y abarcan casi todos los aspectos del trabajo, desde las condiciones mínimas exigidas para el trabajo de la gente de mar a bordo de un buque, (en particular, la edad mínima, el certificado médico, formación y calificaciones) hasta las disposiciones sobre las condiciones de empleo, tales como las horas de trabajo o los períodos de descanso, los salarios, el derecho a vacaciones, la repatriación y el alojamiento, esparcimiento, alimentación y servicio de fonda, pasando por la protección de la salud, el bienestar y la protección en materia de seguridad social. Tales normas comprenden también las pensiones y establecen los documentos de identidad de la gente de mar, internacionalmente reconocidos, con el fin de facilitar los controles fronterizos.

Selección de instrumentos pertinentes de la OIT

Codificación de las normas marítimas de la OIT

En febrero de 2006, con ocasión de la 10.ª reunión marítima, la 94.ª Conferencia Internacional del Trabajo adoptó el Convenio sobre el trabajo marítimo, 2006 (MLC, 2006) que revisa y refunde 37 convenios existentes, así como las recomendaciones conexas. Estos convenios han dejado de estar abiertos a ratificación aunque los Estados Miembros de la OIT que hayan ratificado cualquiera de ellos pero que no hayan ratificado el MLC, 2006, siguen estando obligados por el convenio o convenios en cuestión, incluida la responsabilidad de presentación de memorias sobre la aplicación de la legislación nacional exigida por el artículo 22 de la Constitución de la OIT. En lugar de estar abiertos a ratificación estos Convenios anteriores están ahora codificados en un solo instrumento, el MLC, 2006, organizado en un nuevo formato, en el que se han introducido algunas actualizaciones consideradas necesarias para reflejar las condiciones y el vocabulario actuales del transporte marítimo. A este respecto, contempla, en un único instrumento, de manera exhaustiva, los derechos de 1,5 millones de marinos de todo el mundo a condiciones de trabajo decentes. Abarca prácticamente todos los aspectos relacionados con sus condiciones de trabajo y de vida, incluidos, entre otros, edad mínima, condiciones de empleo, horas de trabajo y de descanso, pago de salarios, vacaciones pagadas anuales, repatriación al término del contrato, atención médica a bordo, utilización de servicios privados de contratación y colocación autorizados, alojamiento, alimentación y servicio de fonda, salud y seguridad y prevención de accidentes y procedimientos de tramitación de quejas a bordo.

El Convenio sobre los documentos de identidad de la gente de mar (revisado), 2003 (núm. 185)

El Convenio sobre los documentos de identidad de la gente de mar (revisado), 2003 (núm. 185) - [ratificaciones] que reemplaza al Convenio Núm. 108 de la OIT, adoptado en 1958, establece un método de identificación más riguroso para la gente de mar con el propósito de contar con mayor seguridad contra el terrorismo, al mismo tiempo que se garantiza a los trabajadores la libertad de movimiento requerida para su bienestar y para el desarrollo de su profesión, y se facilita el comercio internacional.

El Convenio establece parámetros básicos y contempla que los aspectos más específicos, como sería el caso del formato que tendrá el nuevo documento de identidad para poder adaptarlo a los nuevos desarrollos tecnológicos, sean abordados en los anexos. Una de las características del documento de identidad es el uso de una plantilla biométrica basada en la huella digital. En las Resoluciones que acompañan al Convenio se solicita al Director General de la OIT tomar medidas urgentes para el desarrollo de "una norma mundial interoperable sobre biometría, con la colaboración especial de la Organización de Aviación Civil Internacional".

También se plantea facilitar los permisos en tierra, el tránsito y las transferencias de gente de mar. Además indica que no deberá exigirse visa a los tripulantes para el goce del permiso en tierra.

Para prevenir el riesgo de que el documento sea utilizado por la persona equivocada, la Convención también requiere a los Estados miembros que la ratifiquen mantener una base de datos apropiada, disponible para consultas internacionales por parte de autoridades competentes, y de cumplir con los procedimientos adecuados para la emisión de esos documentos. Estos procedimientos, que no sólo están referidos a temas de seguridad, pues también buscan salvaguardar los derechos individuales, incluyendo la protección de la información personal, estarán sujetos a mecanismos de evaluación internacional.

Más información sobre el Convenio núm. 185:
 

Entre los instrumentos marítimos anteriores se encuentran :

Más información