Política del empleo
La OIT es una agencia especializada de las Naciones Unidas
Promover el empleo, proteger a las personas

Política del empleo

Para la mayoría de las personas, el factor clave para escapar de la pobreza es tener un trabajo. Al reconocer que carece de sentido la elaboración de normas del trabajo si no se aborda el tema del empleo, la OIT dedica gran parte de su programa a la creación de mayores oportunidades para hombres y mujeres, a efectos de garantizar un trabajo y unos ingresos decentes. Para alcanzar esta meta, promueve normas internacionales sobre la política del empleo, que, junto con los programas de cooperación técnica, se dirigen a lograr el pleno empleo, productivo y libremente elegido. No puede adoptarse ninguna política aislada en aras de la consecución de este objetivo. Cada país, sea en desarrollo, desarrollado o en transición, tiene que diseñar sus propias políticas para lograr el pleno empleo. Las normas de la OIT sobre la política del empleo proporcionan mecanismos para diseñar y aplicar tales políticas, garantizando, de este modo, el máximo acceso a los trabajos necesarios para gozar del trabajo decente.

Selección de instrumentos pertinentes de la OIT

  • Convenio sobre la política del empleo, 1964 (núm. 122) - [ratificaciones]
    Este Convenio prioritario establece que los Estados que lo ratifiquen, formulen y lleven a cabo una política activa concebida para fomentar el pleno empleo, productivo y libremente elegido. Tal política deberá encaminarse a garantizar que haya trabajo para todas las personas que estén disponibles y que busquen trabajo; que ese trabajo sea tan productivo como sea posible; que haya libertad para escoger empleo; y que cada trabajador tenga todas las posibilidades de adquirir la formación necesaria para ocupar el empleo que le convenga y de utilizar en este empleo y esta formación las facultades que posea, sin que se tengan en cuenta su raza, color, sexo, religión, opinión política, ascendencia nacional u origen social. Esta política deberá tener debidamente en cuenta el nivel y la etapa de desarrollo económico, así como las relaciones mutuas existentes entre los objetivos del empleo y otros objetivos económicos y sociales, y será aplicada a través de métodos adecuados a las condiciones y prácticas nacionales. Asimismo, el Convenio establece que los Estados que lo ratifiquen deberán adoptar medidas para aplicar una política del empleo y consultar con los representantes de los trabajadores y de los empleadores.
  • Otros instrumentos pertinentes

    RECURSO CLAVE
     :
    Página sobre el Estudio general 2010 sobre los instrumentos relativos al empleo a la luz de la Declaración de 2008 sobre la justicia social para una globalización equitativa (2010)

El Programa Global del Empleo

En 2003, el Consejo de Administración de la OIT aprobaba el Programa Global de Empleo, que establece diez elementos fundamentales para el desarrollo de una estrategia global de promoción del empleo. Éstos incluyen estrategias económicas como la promoción del comercio y la inversión para fomentar el empleo productivo y el acceso a los mercados de los países en desarrollo, al igual que un desarrollo sostenible dirigido a asegurar medios de vida sostenibles y la integración de las políticas en la política macroeconómica. Otros elementos cardinales incluyen estrategias apoyadas por las normas internacionales del trabajo, como la promoción de las cooperativas y de las pequeñas y medianas empresas, formación y educación, protección social, seguridad y salud en el trabajo, e igualdad y negociación colectiva. El Programa Global de Empleo reconoce que "los derechos fundamentales, como la libertad sindical y el derecho de negociación colectiva, y el hecho de no estar expuesto a la discriminación, al trabajo forzoso o al trabajo infantil, tienen un valor moral, pero, además, en conjunto dan lugar a una adecuación más productiva de la mano de obra a los puestos de trabajo y a una productividad más elevada; la protección social tiende a satisfacer las necesidades de seguridad de la población y al mismo tiempo puede contribuir a mejorar el funcionamiento del mercado de trabajo; y el diálogo social es la expresión del derecho a la libertad de asociación y a participar en la toma de decisiones mediante la negociación colectiva, si bien también puede contribuir a encontrar soluciones más duraderas a los problemas, a fortalecer el compromiso y la transparencia, y a acelerar el ajuste al cambio." (Nota 1)

Más información

  • Guía para la formulación de políticas nacionales de empleo (2012) - [pdf]
  • Estudio general sobre los instrumentos relativos al empleo a la luz de la Declaración de 2008 sobre la justicia social para una globalización equitativa (2010) - [pdf]
  • Estudio general sobre la política del empleo (2004) - [pdf]
  • El programa de la OIT sobre el empleo

Nota 1 - OIT: Programa Global de Empleo (Ginebra, 2003), págs. 4-5.

© 1996-2014 Organización Internacional del Trabajo (OIT) | Derechos de autor y autorizaciones | Política de Privacidad | Alerta de fraude | Descargo de responsabilidad