El impacto del sistema de control regular

Desde 1964, la Comisión de Expertos viene llevando la cuenta del número de casos de progreso en los que ha observado cambios en la legislación y en la práctica que mejoran la aplicación de los convenios ratificados. Hasta la actualidad, se ha tomado nota de más 2.300 casos de progreso.

En los últimos años, y en respuesta a sus comentarios, la Comisión ha tomado nota de los siguientes cambios:

  • Ecuador adoptó una nueva Constitución que dispone que "el Estado propiciará la incorporación de las mujeres al trabajo remunerado, en igualdad de derechos y oportunidades, garantizándoles idéntica remuneración por trabajo de igual valor". Asimismo, la Constitución contempla la promoción de los derechos laborales y reproductivos de la mujer, a efectos de mejorar sus condiciones de trabajo y de garantizar su acceso a los sistemas de seguridad social. Hace especial referencia a las embarazadas y a las madres en período de lactación, a las trabajadoras, a las mujeres que trabajan en el sector informal y en el de las artesanías, a las mujeres cabezas de familia y a las viudas;
  • La República Unida de Tanzanía derogó la ley sobre el desarrollo de los recursos humanos, de 1983, en virtud de la cual las autoridades administrativas podían imponer un trabajo obligatorio en base a una obligación general de trabajar y con fines de desarrollo económico, que contravenía las normas sobre el trabajo forzoso;
  • El Salvador adoptó un nuevo Código Penal que deroga las disposiciones en virtud de las cuales podían imponerse condenas que conllevaban un trabajo obligatorio, por actividades relacionadas con la expresión de las opiniones políticas o con la oposición al orden político establecido;
  • Israel enmendó su ley sobre el trabajo de los jóvenes para autorizar únicamente el trabajo de los niños de edades comprendidas entre los 14 y los 15 años, como medida excepcional, sólo en trabajos ligeros que no pudieran ser nocivos para su salud o desarrollo, y sólo durante las vacaciones escolares oficiales, armonizando su legislación con las normas sobre el trabajo infantil;
  • Los Países Bajos derogaron un decreto en virtud del cual los trabajadores tenían la obligación legal de obtener la aprobación de la oficina de empleo del distrito, a los fines de la terminación de su trabajo, lo que contravenía las normas sobre el trabajo forzoso; (Nota 1)
  • El nuevo Código del Trabajo de Egipto, promulgado por la ley núm. 12, de 2003, establece la obligación de un periodo de descanso compensatorio por el trabajo realizado durante el día de descanso semanal, sin que se tenga en cuenta cualquier remuneración monetaria.

El impacto del sistema de control regular no se limita sólo a los casos de progreso. La Comisión de Expertos analiza cada año si los Estados Miembros han cumplido con su obligación de someter los instrumentos adoptados a sus órganos legislativos para que éstos los estudien. Incluso si un país decide no ratificar un convenio, puede optar por armonizar su legislación con el mismo. Los Estados Miembros revisan regularmente los comentarios de la Comisión sobre la aplicación de los convenios en otros países y pueden, no obstante, enmendar su propia legislación y su propia práctica, con vistas a evitar problemas similares en la aplicación de una norma, o para emular las buenas prácticas. Cuando se ha ratificado un convenio, la Comisión envía con frequencia solicitudes directas no publicadas a los gobiernos, en las que señala problemas aparentes en la aplicación de una norma, dando al país concernido tiempo para responder y tratar estas cuestiones antes de que se publique cualquier comentario. Las intervenciones de la Comisión facilitan el diálogo social, al requerir que los gobiernos revisen la aplicación de una norma y compartan esta información con los interlocutores sociales, que también pueden comunicar información. El diálogo social que tiene lugar a continuación puede conducir a la resolución y a la prevención de otros problemas.

Millones de usuarios pueden acceder, a través de Internet, a los informes de la Comisión de Expertos y de la Comisión de la Conferencia. Los gobiernos y los interlocutores sociales pueden, así, tener un incentivo aún mayor para resolver los problemas surgidos en la aplicación de las normas, con miras a evitar los comentarios críticos de estos órganos. Cuando los Estados Miembros lo solicitan, la Oficina Internacional del Trabajo brinda una asistencia técnica sustancial para redactar y revisar la legislación nacional, con el fin de garantizar su conformidad con las normas internacionales del trabajo. De este modo, los órganos de control también desempeñan una función importante en la evitación de que aparezcan en los primeros planos problemas en la aplicación de las normas.

Nota 1 - E. Gravel, C. Charbonneau-Jobin: La Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones: dinámica e impacto.(OIT, Ginebra, 2003).