La OIT es una agencia especializada de las Naciones Unidas
Promover el empleo, proteger a las personas
OIT inicio > Eventos y reuniones > Eventos > Los gobiernos, en respuesta a la crisis financiera y económica ...

Los gobiernos, en respuesta a la crisis financiera y económica mundial, adoptaron medidas para prevenir la pérdida de empleos y reforzar las competencias

La OIT y el Banco Mundial se asocian para publicar nuevos datos y un informe sobre las acciones de los gobiernos

Noticia | 19 de abril de 2012

WASHINGTON, 20 de abril 2012 – La Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Banco Mundial (BM) presentaron hoy un nuevo informe y una base de datos en línea con el primer inventario de respuestas políticas relacionadas con el trabajo a la reciente crisis financiera y económica mundial.

Un informe realizado como seguimiento a una solicitud de los líderes del G20 en Pittsburgh en 2009 demuestra cómo los gobiernos de todo el mundo y de todos los niveles de ingresos, intervinieron en el mercado laboral a fin de limitar el impacto económico y social de la crisis y fomentar el empleo, los ingresos de las familias y el crecimiento económico, y reducir la pobreza. Esta nueva base de datos en línea ofrece un historial de las políticas implementadas durante el momento más álgido de la crisis financiera (2008-2010), y de sus implicaciones en la elaboración de estrategias para enfrentar futuras recesiones económicas.

“Por primera vez las autoridades ejecutivas tienen acceso a los datos sobre lo que otros países hicieron durante estos tiempos turbulentos, a fin de comprender mejor cuáles estrategias funcionan mejor para crear empleos y reducir la pobreza tras una crisis”, señaló Tamar Manuelyan Atinc, Vicepresidenta de Desarrollo Humano del Banco Mundial. “Estos resultados ratifican la nueva Estrategia del Banco para la protección social y el trabajo que se centra en la promoción de la capacidad de recuperación, la equidad y las oportunidades para las personas más pobres y vulnerables del mundo”.

“La OIT ha trabajado conjuntamente con el Banco Mundial para crear una base de datos que no tiene precedentes por su finalidad y alcance sobre las medidas adoptadas como respuesta a la crisis tanto por los países desarrollados como por los en desarrollo en el marco del Pacto Mundial para el Empleo de la OIT, afirmó Jose Manuel Salazar-Xirinachs Director Ejecutivo del Sector de Empleo de la OIT. “Las autoridades ejecutivas y los investigadores de todo el mundo podrán utilizar esta base de datos para analizar las políticas y extraer nuevas lecciones que en la actualidad siguen siendo muy pertinentes a medida que la crisis del empleo persista”.

El informe pone de manifiesto que en la mayoría de los 55 países de bajos y medios ingresos y 22 países de altos ingresos analizados, a diferencia de las crisis precedentes, hubo una intervención considerable del Estado a fines de mitigar los efectos de la crisis. La mayoría de los países afectados no sólo adoptó medidas fiscales y monetarias expansionistas para estimular la economía, también intervinieron de manera directa para brindar una forma de protección ante la crisis o crear empleo, mantener las competencias y facilitar la correspondencia entre las personas que buscan trabajo y los empleadores, y proteger los ingresos de los desempleados y de los grupos vulnerables. En muchos casos, el diálogo social ayudó a orientar la respuesta política. Esto fue decisivo, por ejemplo, en la implementación de acuerdos de repartición del trabajo.

Presupuesto destinado a las políticas orientadas a la demanda del empleo (expresado en un millardo de dólares estadounidenses y en paridades de poder adquisitivo %)

On the demand side, high-income countries focused on facilitating access to credit, while low-and middle-income countries prioritized direct job creation and employment incentives
Budget Allocated for Labour Demand Policies (2008-2010)

On the supply side, skills and training measures were a priority for countries of all income levels, but high-income countries had more resources to support for young people during the crisis
Budget Allocated for Active Labour Market Policies (2008-2010)
Pero existen interrogantes sobre hasta qué punto los países estaban preparados para responder a la crisis económica, en particular, los países en desarrollo. Muchos países, por ejemplo, no tenían programas de seguridad social sustanciales que podían ser ampliados durante la crisis. Además, la cobertura de los programas de seguridad social era sistemáticamente deficiente. Las políticas del incremento del nivel y la duración de subsidios de desempleo por ejemplo, fueron útiles, pero en algunos casos, es posible que hayan beneficiado sólo a los trabajadores del sector formal. Los programas activos del mercado de trabajo como los servicios de empleo, formación, y subsidios salariales, también fueron utilizados con frecuencia, pero existen muchas lecciones en lo que se refiere a cómo mejorar su ideación y aplicación. En fin, muchos países carecían de informes o de datos administrativos para identificar las repercusiones de la crisis para los trabajadores y los efectos en los mercados de trabajo.

El informe recomienda que los países se concentren en:

  • mejorar la coordinación entre las políticas macro y sectoriales;
  • ampliar la cobertura de seguridad social a todos los trabajadores;
  • integrar y fortalecer las redes de seguridad;
  • reconsiderar la elaboración de programas activos del mercado del trabajo incluyendo aquellos dirigidos a estimular la demanda laboral; (v) invertir en los sistemas de información del mercado laboral;
  • promover el diálogo social e
  • incrementar la supervisión para evitar violaciones de los derechos en el trabajo.

La base de datos en línea fue posible gracias al apoyo al poyo ofrecido por la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos de Suiza (SECO) a la OIT, y por el Fondo de Múltiples Donantes sobre “Mercados laborales, creación de empleo, y crecimiento económico” con el financiamiento proporcionado por los gobiernos de Alemania, Austria, Corea, Noruega y Suiza al Banco Mundial. La base de datos permitirá a los investigadores y analistas políticos conducir estudios de casos y análisis entre países a fines de comprender mejor cuáles fueron las políticas más eficaces. También facilitará la discusión entre ministerios de los gobiernos, empleadores, agencias de desarrollo internacional y organizaciones de la sociedad civil involucradas en la elaboración e implementación de programas laborales y de protección social.

La OIT y el BM presentarán la base de datos y el informe el viernes 20 de abril, 2012, de 12 a 2 p.m. EST durante un evento especial de los encuentros de primavera. Para seguir la transmisión, favor de visitar el siguiente enlace: https://www.jobsknowledge.org/Pages/Home.aspx .


Acerca de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

En respuesta a la crisis, en cada país, los mandantes de la OIT, establecieron nuevas prioridades a sus Programas de Trabajo Decente por País a fin de instaurar medidas en respuesta a la crisis basadas en las lecciones aprendidas del pasado, y en los objetivos del Pacto Mundial para el Empleo (PME). El Pacto fue adoptado en junio 2009 como un conjunto de medidas estratégicas incluyendo políticas macroeconómicas, políticas de promoción de las empresas y de las PYME, políticas activas del mercado laboral, inversiones con alto coeficiente de empleo en infraestructura, desarrollo de competencias, extensión de la protección social, diálogo social, y las Normas Internacionales del Trabajo. La OIT también ha intensificado sus esfuerzos para apoyar las nuevas estrategias mundiales dirigidas a abordar la crisis del empleo juvenil y a otorgar prioridad al trabajo y a la protección social en el reajuste de las políticas mundiales. La OIT trabaja conjuntamente con otras agencias y otros programas de las Naciones Unidas para apoyar a los Estados miembros a enfrentar los desafíos generados por la crisis. La OIT desempeñó además un papel importante al respaldar la agenda política del G20. Para más información, favor de visitar: www.ilo.org

Acerca del Banco Mundial
En respuesta a la crisis alimentaria, financiera y del combustible, el Grupo del Banco Mundial ha incrementado su financiamiento relacionado con el trabajo desde un promedio anual de 477 millones de dólares en 1998-2008 a 634 millones de dólares en 2009-2011. De 1998-2011, el Banco Mundial apoyó las actividades de creación de empleo y protección de los trabajadores en 103 países en desarrollo alcanzando un total de 7.140 millones de dólares en préstamos. Gracias al financiamiento, a la asistencia técnica y a la labor analítica del Grupo del Banco, los países están protegiendo a los trabajadores e invirtiendo en programas que ayudan a promover la creación de empleo. Las iniciativas del Grupo del Banco Mundial a favor de la creación de empleo están dirigidas a coordinar los esfuerzos en materia de políticas macroeconómicas, clima de inversión, desarrollo industrial, innovación e iniciativa empresarial, desarrollo del sector privado, reglamentación del trabajo, educación y competencias, y protección social. Para más información favor de consultar : www.worldbank.org/jobsworldeconomy

Contactos:

OIT: Jim Palmer, (202) 262-9823, jamesv.palmer@verizon.net
Banco Mundial: Melanie Mayhew, (202) 458-7891, mmayhew1@worldbank.org

Siga la discusión en Twitter: #wbjobs

Etiquetas: empleo

Unidad responsable: Departamento de Comunicación (DCOMM)

Este contenido se encuentra disponible en
English  Français  Italiano 
A A+A++  Imprimir  Enviar
Cerrar

Correo electrónico

Los gobiernos, en respuesta a la crisis financiera y económica mundial, adoptaron medidas para prevenir la pérdida de empleos y reforzar las competencias

Para

E-mail dirección:
Separe las direcciones con una coma (,)

Sus datos:

Su nombre:
Su E-mail:
Enviar
Comparta este contenido
Volver arriba
© 1996-2014 Organización Internacional del Trabajo (OIT) | Derechos de autor y autorizaciones | Política de Privacidad | Alerta de fraude | Descargo de responsabilidad