Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa

Adoptada por la Conferencia Internacional del Trabajo en su nonagésima séptima reunión, Ginebra, 10 de junio de 2008

Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa: La Conferencia Internacional del Trabajo examinará sus repercusiones

La Conferencia Internacional del Trabajo realizará en junio de 2016 una importante evaluación de las repercusiones de la Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa.

Acceso rápido

Objetivo de la Declaración y de su evaluación

La histórica Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa es una decidida reafirmación de los valores de la OIT y del papel clave que desempeña para contribuir al progreso y la justicia social en el contexto de la globalización. La Declaración promueve el trabajo decente a través de un enfoque coordinado para alcanzar cuatro objetivos estratégicos: empleo, protección social, diálogo social, y principios y derechos fundamentales en el trabajo. Las repercusiones de la Declaración, en particular la medida en que ha contribuido a promover los fines y objetivos de la Organización por medio de la consecución integrada de los objetivos estratégicos, constituye la finalidad de la evaluación por parte de la Conferencia en 2016.



El 10 de junio de 2008 la Conferencia Internacional del Trabajo adoptó la Declaración sobre la Justicia Social, junto con una Resolución sobre el fortalecimiento de la capacidad de la OIT para prestar asistencia a los Miembros en la consecución de sus objetivos en el contexto de la globalización. La Declaración sobre la Justicia Social es la tercera declaración de principios y políticas de gran alcance adoptada por la Conferencia Internacional del Trabajo. Se basa en la Declaración relativa a los fines y objetivos de la Organización Internacional del Trabajo (Declaración de Filadelfia) y en la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo (1998).

Esta Declaración es el resultado de consultas tripartitas que se iniciaron tras el lanzamiento del Informe de la Comisión Mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización. Con la adopción de este texto los representantes de los gobiernos y de las organizaciones de empleadores y de trabajadores de los 187 Estados Miembros de la OIT se comprometieron a unir sus esfuerzos para reforzar la capacidad de la OIT en el avance hacia dichas metas a través del Programa de Trabajo Decente. La Declaración institucionaliza el concepto de Trabajo Decente desarrollado por la OIT desde 1999, y lo sitúa en el centro de las políticas de la Organización para alcanzar sus objetivos constitutionels.

Informe para la evaluación por la Conferencia

El informe que se ha de presentar a la Conferencia para evaluar las repercusiones de la Declaración ha de contener información sobre:
  • las iniciativas o medidas adoptadas como resultado de la Declaración; estos se datos podrán basar ya sea en las informaciones comunicadas por los mandantes tripartitos a través de los servicios de la OIT, en particular en las regiones, o bien en las informaciones procedentes de cualquier otra fuente fidedigna;
  • las medidas adoptadas por el Consejo de Administración y por la Oficina para dar seguimiento a las cuestiones conexas de gobernanza, capacidad y conocimientos en relación con la consecución de los objetivos estratégicos, con inclusión de los programas y actividades de la OIT y sus repercusiones;
  • las posibles contribuciones de otras organizaciones internacionales y regionales interesadas en relación con el enfoque integrado del trabajo decente.
Las informaciones necesarias para preparar el informe se recabarán de los Estados Miembros de la OIT, las organizaciones internacionales y las oficinas de la OIT en todo el mundo, y también de fuentes externas.
Para consultar el texto del cuestionario enviado a los Estados Miembros, y las respuestas a las preguntas más frecuentes que se formulan sobre cómo responder al cuestionario, sírvase hacer clic en los enlaces siguientes:

Disposiciones prácticas para la discusión de la Conferencia

La Declaración sobre la Justicia Social prevé que las organizaciones multilaterales interesadas y otras entidades interesadas podrán participar en la discusión de la Conferencia, a invitación del Consejo de Administración. A la luz de su evaluación, la Conferencia extraerá conclusiones en cuanto a la conveniencia de efectuar nuevas evaluaciones o a la oportunidad de adoptar cualquier otro tipo de medidas apropiadas.

Contexto de la evaluación por la Conferencia

La evaluación de 2016 de la Conferencia, que se llevará a cabo ocho años después de la adopción de la Declaración, ofrece una oportunidad estratégica para que la Organización examine el enfoque coordinado de los objetivos de trabajo decente en un contexto mundial que se ha modificado, en particular a raíz de la crisis financiera y económica que se produjo después de su adopción. Será importante considerar la pertinencia de los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas y la evolución de la cooperación internacional para el desarrollo al examinar si se requieren otras acciones.

La evaluación que realizará la Conferencia está destinada a hacer un balance de los principales objetivos de la Declaración sobre la Justicia Social, en el contexto de los cambios que se han producido recientemente, a fin de reforzar el papel clave que desempeña la OIT para contribuir a la promoción y al logro del progreso y de la justicia social en un entorno en constante evolución.