107ª Conferencia Internacional del Trabajo

El Presidente de la República Centroafricana afirmó que el empleo constituye un gran desafío para la consolidación de la paz

Al dirigirse a la Cumbre sobre el mundo del trabajo de la OIT, el presidente Faustin Archange Touadéra se refirió al desafío cotidiano que representa promover el empleo y el trabajo decente a favor de la paz y la resiliencia.

Noticia | 1 de junio de 2018
Vídeo en francés

GINEBRA (OIT Noticias) – El Presidente de la República Centroafricana (RCA), Faustin Archange Touadéra, instó a la OIT a ofrecer asistencia especial a su país asolado por el conflicto y convertirlo en un “país piloto” para la implementación de la Recomendación sobre el empleo y el trabajo decente para la paz y la resiliencia, 2017 (núm. 205).

En su discurso ante la 107.a reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, invitó además a la OIT a enviar una misión técnica de alto nivel a Bangui, la capital del país. El objetivo de esta misión sería ayudar a resolver los problemas relacionados con el empleo y el trabajo decente. Esto implicaría, entre otras cosas, reforzar las capacidades de gobernanza, establecer un sistema de protección social eficaz, promover el diálogo social, el empleo de las mujeres y los jóvenes, así como instaurar una asociación innovadora a favor de la promoción del empleo.

Al dirigirse a los representantes de los gobiernos, los trabajadores y los empleadores en la Cumbre sobre el mundo del trabajo titulada “El empleo y el trabajo decente para la paz y la resiliencia”, el presidente Faustin Archange Touadéra insistió en la dificultad de restaurar una economía arruinada por años de conflicto.

“Estamos convencidos de que los empleos que generan ingresos y riqueza son fundamentales para consolidar la paz y fortalecer la resiliencia en la República Centroafricana”, agregó.

Al destacar la gravedad de la crisis que afecta a su país, Faustin Archange Touadéra expresó su intención de hacer de la lucha contra el desempleo una prioridad, sobre todo de los jóvenes, a fin de luchar contra la pobreza y el riesgo de la radicalización.

“La economía de la supervivencia ha usurpado el sector formal”, dijo, señalando que el sector informal representa hoy día más de 75 por ciento de la actividad económica nacional.

“Estamos enfrentando un triple desafío”, explicó, al mencionar el actual proceso de paz, los esfuerzos dirigidos a mejorar el clima empresarial y aumentar la eficiencia del sector público e incrementar las oportunidades de formación para los jóvenes.

“El empleo es indispensable para crear la cohesión social. Es un factor determinante para una paz duradera. La pobreza endémica, alimentada por la carencia de competencias, el desempleo y el subempleo, constituye un enorme desafío”, dijo Faustin Archange Touadéra.

“Uno de los caminos para alcanzar una paz duradera en la RCA es disponer de los medios para incrementar la productividad y la capacidad de crear empleos y riqueza.”

“Para la RCA, la batalla para la promoción del empleo y el trabajo decente al servicio de la paz y de la resiliencia es un desafío cotidiano. A pesar de las dificultades que enfrenta mi país, he venido aquí para decirles que estamos determinados a superar todos los obstáculos en el camino hacia la paz”, concluyó el presidente centroafricano.

En su discurso de bienvenida, el Director General de la OIT, puso de manifiesto la posición estratégica de la República Centroafricana en la subregión.

“Al reconocer el vínculo entre el trabajo y la paz, su principal prioridad es crear para los habitantes de la República Centroafricana empleos que les permitan alcanzar un nivel de vida decente”, concluyó Guy Ryder.