Más empleos y mejores infraestructuras para Líbano

Inician las actividades del primer Programa de Infraestructura Intensivo en Empleo (PIIE) de Líbano con el objetivo de proporcionar empleos para los libaneses y los sirios en proyectos de infraestructura.

Comunicado de prensa | 18 de abril de 2018
BEIRUT (OIT Noticias) – La Oficina Regional de la OIT para los Estados Árabes, en asociación con el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Asuntos Sociales de Líbano, y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), puso en marcha el primer Programa de Infraestructura Intensivo en Empleo (PIIE) del país. El programa es financiado por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania a través del Banco Alemán de Desarrollo.

El lanzamiento tuvo lugar el 18 de abril en Beirut, con la participación y bajo el patrocinio del Ministro de Trabajo y el Ministro de Asuntos Sociales.

Tras la llegada de cientos de miles de refugiados desde Siria, la OIT respondió a esta crisis promoviendo oportunidades de trabajo decente tanto para los refugiados como para los miembros de las comunidades locales que los hospedan.

El Programa de Infraestructura Intensivo en Empleo (PIIE) en Líbano contrata de manera oficial a trabajadores libaneses y sirios para construir los tan necesarios proyectos de infraestructura en diversos municipios del país.

El PIIE tiene por objetivo mejorar el acceso de los libaneses y de los refugiados sirios al empleo decente, mejorar la infraestructura y los bienes públicos en Líbano, y desarrollar la capacidad de los contratistas y de las instituciones del Estado para planificar y poner en práctica los PIIE. El programa además presta apoyo al Ministerio de Trabajo en la gestión de la concesión de los permisos de trabajo a los refugiados sirios de manera transparente y rápida, para que los refugiados puedan ejercer un empleo de corta duración.

“El programa asume una mayor importancia dado que es implementado en Líbano, un país que alberga alrededor de 1,5 millones de refugiados sirios, que representan un 25 por ciento de la población”, declaró la Directora Regional de la OIT para los Estados Árabes, Ruba Jaradat, durante el lanzamiento. “Esta situación ha impuesto una carga pesada sobre la economía, la sociedad, la infraestructura y los servicios públicos de Líbano. El país necesita más programas de este tipo y un mayor apoyo de los donantes internacionales, porque no puede – y ciertamente no debería – llevar esta carga por sí solo.”

Con un presupuesto total de 11,9 millones de euros para la primera fase del proyecto, la OIT y sus socios comenzaron a poner en práctica diversos proyectos de infraestructura en todo el país. Los proyectos incluyen la construcción de carreteras agrícolas, cisternas de agua y caminos.

“Este enfoque es beneficioso para todas las partes”, declaró el Coordinador Residente de Actividades Humanitarias de las Naciones Unidas, Philippe Lazzarini. “Invierte en infraestructura básica lo cual se traduce en mejores servicios y, al mismo tiempo, crea las tan necesarias oportunidades de empleo para los grupos más pobres y vulnerables.”

El programa presta atención especial al respeto de los derechos de los trabajadores y los principios de trabajo decente, con el número de empleos distribuido de manera equitativa entre los trabajadores libaneses y sirios.

Está previsto que la fase actual del programa genere casi 96.000 días de trabajo para 2.400 personas, al menos 10 por ciento de las cuales son mujeres. El programa será implementado a lo largo de tres fases.

“Las oportunidades de empleo y el apoyo para las comunidades receptoras eran cuestiones prioritarias en la agenda de la conferencia de Bruselas del año pasado como requisitos previos para estabilizar la región y crear nuevas oportunidades, sobre todo para los jóvenes”, señaló el Embajador de Alemania en Líbano, Martin Huth. “Por este motivo me hace muy feliz que hoy – justo antes de la próxima conferencia de Bruselas – lancemos este nuevo proyecto como un ejemplo visible y tangible del compromiso de Alemania para apoyar la estabilidad y la prosperidad de Líbano.”

El PIIE hace énfasis en la importancia del desarrollo de las capacidades, más de 200 profesionales del sector público y privado participaron en talleres de formación sobre planificación y puesta en práctica de los métodos con alto coeficiente de empleo y los principios del trabajo decente.

El proyecto forma parte del segmento sobre medios de subsistencia del Plan de respuesta a la crisis de Líbano dirigido por el Gobierno 2017-2020 y está en consonancia con el Marco Estratégico de las Naciones Unidas para Líbano 2017-2020.

“A pesar de los numerosos obstáculos en el camino, el Gobierno ha logrado elaborar un plan de recuperación económica para Líbano, que producirá beneficios reales en muchos niveles”, declaró el Ministro de Trabajo Mohammad Kabbara. “El programa que hoy lanzamos se ajusta plenamente a este plan.”

“Nuestro objetivo común es ofrecer empleos y desarrollar nuestro país”, afirmó el Ministro de Asuntos Sociales, Pierre Abi Assi. “Debemos alcanzar estos objetivos con la mayor transparencia y dedicación.”

El evento finalizó con la firma del Acuerdo Marco del Programa.