Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

Refugiados sirios

Jordania emite una nueva modalidad de permisos de trabajo para los refugiados sirios en la región árabe

Tras el acuerdo coordinado por la OIT con el Gobierno, los sindicatos jordanos comienzan a emitir un permiso de trabajo sin empleador específico y sin trabajo específico para el sector de la construcción. Es la primera vez que se emite este tipo permisos a los refugiados sirios en la región árabe.

Comunicado de prensa | 9 de agosto de 2017
AMMÁN, Jordania (OIT Noticias) – La Federación General de Sindicatos de Jordania (GFJTU) ha comenzado a emitir, por primera vez en la región árabe desde que comenzó la guerra en 2011, una nueva modalidad de permisos de trabajo para refugiados sirios, en los que no se indican ni un empleador específico ni un empleo específico.

Los permisos temporales se emiten directamente con un costo mínimo para los refugiados sirios que trabajan en el sector de la construcción de Jordania, uno de los sectores abiertos a los extranjeros según lo previsto por la legislación del trabajo de Jordania. Anteriormente, este tipo de permisos estaba sujeto a un empleador específico que los solicitaba en nombre del trabajador, para un puesto concreto. Los solicitantes del nuevo permiso deben además contratar una póliza de seguro por valor de 50 dólares jordanos (unos USD 70), una opción menos cara que el requisito anterior de inscribirse en la seguridad social.

Este nuevo mecanismo se consiguió tras la firma en junio de un acuerdo entre los sindicatos y el Ministerio de Trabajo, que autoriza a la GFJTU a emitir 10.000 permisos por año renovables anualmente.

El acuerdo fue suscrito con la asistencia y coordinación de la Oficina de la OIT en Ammán, a través del proyecto de la OIT “Apoyo al Objetivo Estratégico de la Conferencia sobre Siria celebrada en Londres en 2016”, financiada por la Ministerio de Relaciones Exteriores y Asuntos del Commonwealth.

En 2016, Jordania se convirtió en el primer país de la región árabe en facilitar la emisión de permisos de trabajo a refugiados sirios, tras el compromiso contraído de reducir los obstáculos al empleo legal de los refugiados en la Conferencia celebrada en 2016 en Londres sobre la asistencia a Siria y a la región.

Además, es la primera vez que, en la región y en la construcción, los refugiados sirios se benefician de estos permisos que no indican ni un empleador ni un puesto específico.

Al aumentar la cantidad de permisos de trabajo a refugiados y facilitar el trámite de solicitud, se favorecerá la formalización de la fuerza de trabajo siria y la mejora de las condiciones de empleo para ellos, dijo Maha Kattaa, Coordinadora de la respuesta de la OIT a la crisis de los refugiados sirios en Jordania.

“Los nuevos permisos son toda una innovación en la región, y son el resultado de muchos meses de arduo trabajo entre el Gobierno, los interlocutores sociales y la OIT”, puntualizó Kattaa.

“Desde que se desencadenó la crisis de los refugiados, la OIT y el Gobierno se propusieron formalizar a la fuera de trabajo siria en Jordania”, añadió Kattaa. “En este caso, nuestra tarea no solo era determinar las dificultades que enfrentan los refugiados para obtener un permiso de trabajo, en especial en el sector de la construcción, que emplea a buen número de refugiados, sino también ayudar al Gobierno de Jordania a encontrar soluciones que sirvieran a sus intereses, a los de los empleadores, y a los de los trabajadores sirios.”

Los solicitantes de esta nueva modalidad de permiso de trabajo deben poseer un Certificado de Reconocimiento de la Formación Previa, que concede el Centro de Acreditación y de Garantía de Calidad.

El Presidente de la GFJTU, Mazen Al Maaytah, dijo que la novedad constituía “otro paso importante para organizar y formalizar el mercado de trabajo, además de suministrar una base de datos completa sobre la mano de obra siria, y de regular el acceso de los refugiados al mercado de trabajo sin poner en peligro las oportunidades de empleo para los jordanos.”

Este acontecimiento también beneficiará a los empleadores. Gracias al Certificado de Reconocimiento de la Formación Previa, podrán establecer una correspondencia entre los requisitos de los puestos de trabajo y las calificaciones disponibles. Por su parte, gracias a la inscripción en los regímenes de seguridad social, los trabajadores gozarán de cobertura en caso de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales.

La GFJTU y la OIT trabajarán juntos para establecer mecanismos adecuados para que la nueva disposición sea aplicada. Un aspecto importante será la creación de centros de la GFJTU en distintos lugares de Jordania. El personal de los centros realizará un seguimiento de la situación de las solicitudes de permiso, ayudará a los trabajadores a conseguir los documentos necesarios, presentará las solicitudes a las oficinas del gobierno local, e inscribirá a los solicitantes para que obtengan el Certificado de Reconocimiento de la Formación Previa. Asimismo, se realizará una campaña de intercambio de conocimientos para difundir la información entre empleadores y trabajadores sirios.

El Pacto Jordano

En la Conferencia sobre Siria celebrada en 2016 Londres, Jordania presentó su Pacto, en el que acordó dar acceso a los refugiados sirios a determinadas ocupaciones en el mercado de trabajo; a cambio obtiene más acceso al mercado europeo, préstamos en condiciones favorables, y mayor inversión extranjera en el país.

Gracias a ello, Jordania ha simplificado el trámite para obtener un permiso de trabajo y convino en emitir permisos gratuitos a los refugiados sirios durante un plazo establecido. Según las cifras del Gobierno, el número de refugiados sirios con permiso de trabajo pasó de 4.000 a 40.000 entre diciembre de 2015 y diciembre de 2016.

Según el Gobierno de Jordania, el número de refugiados sirios asciende a 1,3 millones, incluidos los 657.000 inscritos en el ACNUR, de los cuales una amplia mayoría vive en zonas urbanas.

Respuesta de la OIT a la crisis de los refugiados de Siria

En 2013, la OIT puso en marcha una estrategia de asistencia a los refugiados sirios y las comunidades de acogida en Jordania, Líbano, Turquía y Egipto.

En Jordania, la OIT tiene en marcha actividades para mejorar las posibilidades de empleo y los medios de vida de ambas comunidades mediante muchas iniciativas de fomento del empleo en varios sectores.

La OIT también intercedió ante el Gobierno para que facilitara acceso al trabajo y a medios de vida a los refugiados sirios, y concediera permisos de trabajo en determinados sectores y de conformidad con la normativa laboral de Jordania.

La respuesta de la OIT a la crisis de los refugiados sirios en Jordania se enmarca en el Programa de Trabajo Decente en el País (PTDP), destinado a reducir los déficits de trabajo decente y fortalecer la capacidad nacional para incorporar el trabajo decente en las políticas social y económica.

Estudio de la OIT

Un estudio reciente de la OIT, “Work permits and employment of Syrian refugees in Jordan: towards formalising the work of Syrian refugees” (Permisos de trabajo y empleo para los refugiados sirios de Jordania: hacia la formalización del trabajo de los refugiados sirios), constató que el permiso de trabajo confiere la sensación de estabilidad y seguridad a los trabajadores refugiados de Siria en Jordania, pero que había que redoblar los esfuerzos para mejorar sus condiciones de empleo en general.