Cumbre sobre el Mundo del Trabajo: Un futuro mejor para las mujeres en el trabajo

La Presidenta de Malta insta a la comunidad global a adoptar medidas urgentes a favor de la igualdad de género

“La economía mundial continuará experimentando efectos negativos mientras las mujeres sigan estando excluidas”, declaró la Presidenta de Malta, S.E. Marie-Louise Coleiro Preca, durante la Cumbre de la OIT sobre el mundo del trabajo.

Comunicado de prensa | 15 de junio de 2017

GINEBRA (OIT Noticias) – La Presidenta de Malta, S.E. Marie-Louise Coleiro Preca, exhortó a la comunidad internacional a adoptar medidas urgentes “a fin de acelerar la igualdad de género y una participación equitativa de las mujeres en la economía”.

“La igualdad de género no es sólo una cuestión apremiante desde el punto de vista moral. Es un desafío de importancia crítica para nuestras economías”, declaró la Presidenta de Malta ante los delegados presentes en la Cumbre sobre el mundo del trabajo que tuvo lugar durante la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT).

La Presidenta habló a la plenaria de la Conferencia después de una discusión de alto nivel sobre cómo configurar un futuro mejor para las mujeres en el trabajo.

En su nota introductoria a la Cumbre, el Director General de la OIT describió a la Jefa de Estado de Malta como "una Presidenta feminista cuya ambición es liderar con el ejemplo”. En particular, Guy Ryder, elogió la ardua labor del gobierno “para reducir las diferencias de género en la participación de la fuerza laboral y a favor de la calidad del trabajo, haciendo esfuerzos significativos para retener a las madres trabajadoras en la fuerza laboral y promover planes en materia de igualdad de género en el lugar de trabajo a nivel de empresa”.

La Presidenta de Malta destacó la necesidad urgente de reducir la brecha de género en todo el planeta.

“Aún después de décadas de progresos realizados para garantizar la igualdad de representación entre mujeres y hombres en las esfera social, económica y política, la disparidad entre los hombres y las mujeres sigue siendo inaceptablemente alta”, señaló la Presidenta Coleiro Preca. “La economía mundial continuará experimentando efectos negativos mientras las mujeres sigan estando excluidas.”

Un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicado ayer pone de manifiesto la importancia de avanzar en la igualdad de la mujer. En 2014, los líderes del G20 asumieron el compromiso de reducir la brecha entre las tasas de participación de los hombres y de las mujeres de 25 por ciento de aquí a 2025.

El informe Perspectivas sociales y del empleo en el mundo – Tendencias del empleo femenino 2017, estima que si este objetivo fuese alcanzado a nivel global, tendría el potencia de sumar 5,8 billones de dólares (millones de millones) a la economía mundial e incrementar los ingresos fiscales en 1,5 billones de dólares. No obstante, en 2017 la tasa de participación de las mujeres en la fuerza de trabajo – de poco más de 49 por ciento – es casi 27 puntos porcentuales inferior a la tasa de los hombres y se prevé que permanezca invariable en 2018.

La Presidenta destacó el importante papel que la comunidad empresarial tiene que desempeñar para contribuir a de reducir la brecha de género.

“Insto al sector privado a tener en cuenta las considerables oportunidades económicas, de las cuales todos nos beneficiaremos, que se generarían gracias al logro de la paridad entre los sexos. Además, no podemos engañarnos pensando que las disparidades de género en el mundo del trabajo son sólo un problema de los países en desarrollo. Las diferencias salariales entre ambos sexos en los países desarrollados también despiertan gran preocupación”, agregó.

“Creo, que en este momento crítico de la historia de nuestro mundo, tenemos que trabajar juntos a fin de crear un legado de empoderamiento social, político y económico para las mujeres. A fin de alcanzar este objetivo es necesario promover políticas que den relevancia a un equilibrio saludable entre la vida laboral y familiar, como parte integrante de las condiciones de trabajo decentes y dignas para las mujeres”.

La Presidenta citó Malta como un ejemplo de la manera en que la legislación, las estructuras y las políticas se ajustan a las necesidades de las mujeres. El país ofrece a los hijos de las mujeres trabajadoras acceso gratuito a los centros de cuidado infantil. El año pasado, los datos de Eurostat mostraban que Malta experimentó el mayor incremento en el empleo que cualquier otro Estado miembro de la UE, lo cual tiene beneficios directos para las mujeres en edad de trabajar, explicó.

Dirigir la atención hacia todas las mujeres

En este contexto, Coleiro Preca señaló también la importancia de “dirigir nuestra atención hacia aquellas mujeres que enfrentan múltiples niveles de exclusión del trabajo digno, debemos estar al lado de las mujeres y niñas que han quedado atrapadas en la migración”.

“La migración, con frecuencia, es un camino desesperado para salir de la pobreza, la precariedad y los conflictos. Para muchas mujeres, la migración entraña sus propios riesgos como la exposición a las formas modernas de esclavitud, que incluyen la explotación laboral, los abusos, y una mayor vulnerabilidad a la violencia”, indicó.

La Presidenta de Malta además puso de manifiesto la importancia de garantizar un acceso adecuado a la educación para todas las niñas y mujeres conforme a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030.

“Los ODS nos ofrecen una hoja de ruta para el futuro, al estimularnos y facultarnos a emprender acciones, en particular a favor de, y con, los vulnerables, los marginados y los oprimidos”, indicó.

A fin de alcanzar la igualdad de género, es preciso incorporar a muchas más mujeres en posiciones de influencia social y política, agregó la Presidenta Coleiro Preca. “Esto debe estar acompañado por un incremento en el número de mujeres que ocupan cargos directivos y de toma de decisiones. Las voces de las mujeres deben ser escuchadas, y las necesidades de las mujeres deben ser atendidas en todos los niveles de influencia”.