Better Work

Mejores condiciones de trabajo en la industria de la confección benefician a los trabajadores y a las empresas

Una evaluación independiente del programa Better Work muestra mejoras significativas en la calidad de vida de los trabajadores en las fábricas que asesora, así como un incremento de la productividad y rentabilidad de las empresas.

Noticia | 26 de septiembre de 2016
GINEBRA (OIT Noticias) – Un programa conjunto de la Organización Internacional del Trabajo y de la Corporación Financiera Internacional (CFI), miembro del Grupo del Banco Mundial, ha permitido mejorar considerablemente las condiciones de trabajo en cientos de fábricas de la confección en siete países en desarrollo, muestra una evaluación independiente.

Según el estudio de la Universidad Tufts, el programa Better Work contribuye a que las fábricas abandonen las prácticas que dan lugar a largas jornadas de trabajo, muy baja remuneración, amenazas de despido o uso abusivo de los contratos por un período de prueba. Los trabajadores constatan un aumento de su salario semanal neto y las horas extras excesivas y los salarios bajos son cada vez menos frecuentes. El estudio también observa progresos en la reducción de la diferencia salarial entre hombres y mujeres, en particular en las fábricas que se benefician de los servicios de asesoramiento de Better Work en Haití, Nicaragua y Vietnam.

El programa también ha logrado importantes avances en la disminución de las medidas laborales coercitivas y en la reducción del acoso y la violencia verbal. En Jordania, las denuncias de acoso sexual disminuyeron de 18 por ciento y la incidencia de trabajadores que sienten miedo en el lugar de trabajo también disminuyó notablemente.

Formar mujeres supervisoras – un atajo hacia grandes ganancias

Los investigadores observaron que la formación en técnicas de supervisión de Better Work es una estrategia muy eficaz para mejorar las condiciones de trabajo y empoderar a las mujeres en la industria. El análisis muestra que las líneas de producción supervisadas por mujeres que recibieron esta formación permiten incrementar la productividad de la fábrica de 22 por ciento, cuando se compara con líneas de producción supervisadas por trabajadores que no la han recibido.

Beneficios para las empresas

El informe concluye que estas mejoras en las condiciones de trabajo no se logran a expensas del rendimiento de la empresa. La investigación establece una relación directa entre mejores condiciones de trabajo y mayores beneficios para las empresas. En todas las fábricas que Better Work abarca en Vietnam, después de cuatro años de participación, los beneficios brutos aumentaron de 25 por ciento.

“Las pruebas de un resultado que beneficia a todos – mejorar las condiciones de trabajo y a la vez aumentar el margen de ganancia – eran hasta hoy día en gran parte anecdóticas. La evaluación de impacto de la Universidad Tufts hizo grandes progresos para demostrar esta relación”, declaró la profesora Drusilla Brown, principal autora del informe.

Acerca de Better Work

Better Work, creado en 2007 por la Organización Internacional del Trabajo y la Corporación Financiera Internacional, miembro del Grupo del Banco Mundial, tiene por objetivo mejorar las condiciones de trabajo y promover la competitividad en las cadenas mundiales de suministro de la industria textil. El programa opera en siete Países: Bangladesh, Camboya, Indonesia, Vietnam, Jordania, Haití y Nicaragua, y actualmente abarca a 1.300 fábricas que emplean a más de 1,6 millón de trabajadores.

El Programa Better Work se sustenta a través de los siguientes y principales donantes asociados: Australia (Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio, DFAT); Dinamarca (Ministerio de Relaciones Exteriores, Danida); Países Bajos (Ministerio de Relaciones Exteriores, Danida); Suiza (Secretaría de Estado Económico, SECO); y, los Estados Unidos ( Ministerio del Trabajo, USDOL).